La inflación tiene una forma de jugar con la mente de la mayoría de nosotros. Utilícela para ahorrar dinero ahora y para el resto de su vida.

4 minute read

Hace un tiempo, un colega contador público me habló de una clienta que estaba tan disgustada por el aumento en los precios, que dijo: “¿Por qué debería ahorrar dinero si la inflación se lo va a llevar todo?”.

Mi colega no sabía qué decirle. Yo sí…

“Le decía lo mismo que le decía a mi hijo cuando era niño. Él argumentaba: ‘¿Por qué voy a ducharme si luego me voy a ensuciar otra vez? Lo haces porque la alternativa es realmente desagradable”.

Sí, la inflación se está comiendo sus ingresos y sus ahorros futuros. Renunciar a la responsabilidad financiera es desagradable e irresponsable.

Sin embargo, está ocurriendo. A pesar de la inflación, las personas siguen gastando. Sólo se quejan más a menudo mientras lo hacen. Al final, sus ahorros se agotarán y los saldos de sus tarjetas de crédito aumentarán.

Así, mientras que una encuesta [ENG] muestra que 88% de las personas están “muy preocupadas por la inflación”, los datos del Banco de la Reserva Federal de Nueva York [ENG] “muestran un aumento continuo del crecimiento del gasto mensual de los hogares, con un crecimiento del gasto muy por encima de los niveles prepandémicos”.

Para que quede claro, no estoy atacando a mis compatriotas. Se trata de psicología, no de nacionalidad. Incluso en Canadá, se informó [ENG], “La inflación al rojo vivo tiene a los canadienses abriendo más sus carteras en la tienda de alimentos y en la bomba de gasolina, pero eso no les impide gastar también en viajes, autos nuevos y mejoras en el hogar, ya que la demanda reprimida supera las presiones de los costos”.

Cómo NO luchar contra la inflación

También la semana pasada, dos periodistas me pidieron consejos para ahorrar en la gasolina. Uno de ellos me dijo que sus lectores pedían a gritos que redujera la factura del combustible. Les di mi consejo habitual: Aproveche la tecnología y descárguese aplicaciones como GasBuddy y Gas Guru. Le ayudan a localizar los mejores precios en su zona.

Sin embargo, añadí esto…

Durante esta época de inflación históricamente alta, he visto a muchas personas inteligentes tomar decisiones precipitadas y desinformadas. Por ejemplo, un lector de Debt.com envió lo siguiente a Pregunte al Experto: “Quiero compensar la inflación invirtiendo en criptomonedas. Acabo de conseguir una tarjeta de crédito con 0%, y me da seis meses sin intereses. Si cobro por la cripto, eso me da seis meses para obtener ganancias. ¿Qué criptomoneda es la mejor para obtener beneficios después de seis meses?”

Respondí personalmente a este lector: Nunca hay que endeudarse para invertir, a menos que la inversión sea sólida y estable. Las criptomonedas son cualquier cosa menos una inversión sólida y estable. Sólo debe invertir dinero que pueda permitirse perder, y las criptomonedas son una de las inversiones más arriesgadas.

Ni siquiera mencioné que la mayoría de las compañías de tarjetas de crédito no permiten cargar por las criptomonedas. El punto más importante fue la locura que la gente va a hacer para compensar lo que la inflación les está quitando.

Le pregunté a este lector -llamémosle Crypto Ken- si sabía siquiera cómo se calculaba la inflación. No lo sabía. La mayoría de la gente no lo sabe. Tampoco saben que hay dos tasas de inflación, calculadas por dos agencias federales diferentes.

Forbes [ENG] ofrece mi explicación favorita: Una tasa de inflación la mide la Oficina de Estadísticas Laborales “tomando el costo promedio ponderado de una cesta de productos en un mes determinado y dividiéndolo por la misma cesta del mes anterior”.

La Oficina de Análisis Económico “hace un seguimiento de los precios a los que las empresas declaran vender bienes y servicios”.

Menciono estos detalles por una razón: La única tasa de inflación que importa es la que afecta a su cuenta de resultados.

Le pregunté a Crypto Ken cuánto le ha costado exactamente la inflación. No lo sabía. Nunca lo había calculado. Sin embargo, estaba dispuesto a pedir un préstamo para invertir en criptomonedas porque temía la inflación.

Si me ha seguido hasta aquí, aquí está la recompensa…

Cómo luchar contra la inflación – para siempre

Es difícil luchar en una guerra sin un mapa. No se puede luchar contra la inflación sin un presupuesto. Sin embargo, veo a personas inteligentes que entran en pánico por el aumento del precio de la gasolina, cuando no tienen ni idea de cuánto gastan en artículos más importantes. Por ejemplo, es probable que conozca el costo de un galón de gasolina en su barrio. ¿Sabe cuál es la tasa de interés de su tarjeta de crédito? Si tiene un saldo, ¿sabe cuánto le cuesta anualmente?

Tengo la edad suficiente para haber sido contador público y consejero financiero durante varios períodos inflacionarios. Tengo la suficiente experiencia para saber que la mejor táctica de supervivencia es utilizar esta época de nuevo enfoque financiero para estudiar realmente sus gastos. Cada año, Debt.com realiza una encuesta en la que se pregunta cuántas personas llevan un presupuesto mensual. Por lo general, son menos de 7 de cada 10. Durante la pandemia, esa cifra aumentó a 8 de cada 10, probablemente debido al hecho de que la gente estaba sentada en casa con exceso de tiempo en sus manos y todos estábamos asustados.

Sin embargo, eso sigue dejando a millones de hogares sin presupuesto. ¿Cómo se puede ahorrar si no se sabe cuánto dinero se ha gastado?

La pandemia convenció a muchas personas a hacer un presupuesto por miedo. Espero que la inflación convenza al resto de presupuestar por enojo. Si eso sucede, esta costosa era inflacionaria le ahorrará dinero a este país a largo plazo.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

I’m a certified public accountant who has authored two books on getting out of debt, Credit Hell and Power Up, and I am one of the personal finance experts for Debt.com. I have focused my professional endeavors in the consumer finance, technology, media and real estate industries creating not only Debt.com, but also Financial Apps and Start Fresh Today, among others. My personal finance advice has been included in countless articles, and has appeared in the New York Times, the Washington Post, Forbes and Entrepreneur as well as virtually every national and local newspaper in the country. Everyone should have a reason for living that’s bigger than themselves, and besides my family, mine is this: Teaching Americans how to live happily within their means. To me, money is not the root of all evil. Poor money management is. Money cannot buy happiness, but going into debt always buys misery. That’s why I launched Debt.com. I’m glad you’re here.

Publicado por Debt.com, LLC