Declararse en quiebra no es algo agradable, pero si no hay otra opción, debe hacerlo correctamente

5 minute read

La bancarrota es un proceso legal al que puede aplicar para “eliminar” algunas de sus deudas. Este proceso puede aplicarse solo cuando comprueba que sus deudas son mucho más grandes que sus ingresos, y así, tener una “nueva vida financiera” más saludable.

Lo importante de este proceso, es que es muy importante hacerlo de la manera adecuada para evitar problemas mayores durante y después de aplicar.

Lea la siguiente guía y no pierda detalle de todos los pasos que debe tomar para pasar por este mal momento sin que sea más difícil de lo que ya es.

¿Quieres salir de las deudas? Complete nuestro formulario y encuentre la solución a sus deudas gratis.

Ayuda gratisCall To Action Link

#1 Busque consejería crediticia previa a la bancarrota

La Ley de Prevención del Abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor (BAPCPA, por sus siglas en inglés) establece que el declarante debe completar, antes de presentarse en bancarrota, una sesión de consejería, dentro de los 180 días anteriores a la fecha de presentación. Esto aplica para todas las presentaciones: Capítulo 7, Capítulo 11 y Capítulo 13.

En Debt.com podemos ofrecerle una agencia de consejería que esté aprobada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La sesión de consejería puede hacerla por teléfono o en persona. Durante los 60 o 90 minutos que dura la sesión, el consejero evaluará sus finanzas personales y evaluará alternativas a la bancarrota.

Una vez que complete la sesión, debe obtener un certificado por parte de la consejería crediticia, la cual puede proporcionar a los tribunales, para verificar que ha completado el curso con una agencia aprobada.

Para más información sobre la consejería pre-bancarrota, clic aquí.

#2 Analice el tipo de bancarrota a la cual quiere aplicar

Luego de hablar con el experto en bancarrota, deberá definir a cuál tipo de bancarrota aplicará. Aquí le explicamos, brevemente, sus opciones:

Bancarrota del Capítulo 7:

También se denomina “bancarrota de liquidación” porque el tribunal liquida (vende) sus activos para pagar a sus prestamistas y acreedores.  Una vez que el tribunal liquida sus activos y paga a todos los que usted debe, el tribunal descarga cualquier saldo restante.

Para calificar a este tipo de bancarrota debe pasar por una prueba obligatoria de medios. El fiduciario compara sus ingresos obtenidos en los últimos seis meses con el ingreso medio del estado donde vive. Luego examinan su historial financiero para ver qué debe y qué obligaciones paga cada mes. Si puede cumplir un plan de pago, el tribunal puede ajustar su presentación al Capítulo 13.

El proceso de bancarrota de Capítulo 7 tarda entre cuatro y seis meses. La penalización en su reporte de crédito estará durante 10 años después de la presentación.

Para más información sobre el Capítulo 7 de bancarrota, clic aquí. 

Bancarrota del Capítulo 13:

Este tipo de bancarrota también es conocida como “bancarrota del asalariado” y trata sobre la creación de un plan ordenado por la Corte para pagar sus deudas.

Expertos explican que en este proceso tendrá, al menos, algún ingreso preservado y no estará exactamente en la calle. Sin embargo, no hay manera razonable de que usted vaya a pagar todo lo que debe.

El Capítulo 13 es, usualmente, una mejor opción para usted si tiene activos personales significativos y no quiere que sean liquidados (por ejemplo, una vivienda), y si tiene ingresos constantes, pero al mismo tiempo tiene deudas no aseguradas que están complicando sus finanzas.

Los requisitos para aplicar a este tipo de bancarrota son: Deuda no asegurada menor a $360,475; sus deudas aseguradas no deben superar los $1,081,400; debe haber residido en el estado donde desea presentar la solicitud por al menos 2 años.

Luego de ser aprobado por un juez, tendrá entre 3 y 5 años para hacer los pagos que se dicten. Usted enviará el dinero al fideicomisario y ellos distribuyen los pagos a sus acreedores. Después de realizar todos los pagos asignados, los saldos restantes se descargan y las cuentas se cierran.

La penalización en el reporte de crédito, después de presentar el Capítulo 13 de bancarrota es de 7 años.

Para más información sobre el Capítulo 13 de bancarrota, clic aquí.

Bancarrota del Capítulo 11:

El Capítulo 11 está dirigido a las empresas, propietarios únicos o asociaciones. Sin embargo, las personas, cuyos activos son demasiado grandes para calificar para el Capítulo 7 o el Capítulo 13, pueden optar por esta opción.

El Capítulo 11 puede ser voluntario o involuntario, es decir, una presentación voluntaria significa que usted mismo se presenta y una presentación involuntaria es cuando un acreedor o un grupo de acreedores, solicitan al tribunal que declare su insolvencia para forzar la presentación.

El tribunal cobra dos tarifas que deben ser pagadas en su totalidad antes de que la presentación pueda continuar. Una tarifa por la presentación del caso, de $1,176 y una tarifa administrativa de $550.

Cando se presenta este tipo de bancarrota, el deudor continúa operando su negocio con la “deuda en posesión”.

Luego, el deudor debe presentar un plan de reorganización de pago de su deuda. Cuando este sea aprobado por sus acreedores y oficializado por el tribunal, las deudas existentes se descargan y el declarante es responsable de pagar a los acreedores según el plan acordado.

Para más información sobre el Capítulo 11 de bancarrota, clic aquí.

#3 Post Bancarrota: ¿Y ahora qué?

Nadie quiere esperar entre 7 y 10 años para ver su puntaje de crédito crecer y recuperar la estabilidad financiera. Para poder aumentar ese puntaje tan importante, puede seguir los siguientes pasos:

Corregir su reporte de crédito: Puede que la bancarrota no sea el único elemento negativo en el reporte de crédito de los principales burós de crédito (Equifax, Transunion y Experian). Solicitar su reporte de crédito a cada una de estas empresas, analizar lo que refleja y pedir que remuevan los datos erróneos puede acelerar el proceso.

Obtener una tarjeta de crédito asegurada: Esta es una herramienta que le ayuda a demostrarle a los acreedores que usted es inteligente con sus finanzas. Solicite esta tarjeta, deposite un monto con el que usted se sienta cómodo, úsela en compras estratégicas y reponga el dinero lo más pronto posible. Además, nunca use más del 30% del crédito en ella.

Diversifíquese con un préstamo: Solicite un préstamo pequeño que no tenga problemas en pagar, por ejemplo, un préstamo personal. Asegúrese de pagar las cuotas a tiempo y, si puede, haga pagos adicionales siempre y cuando no exista penalidad por ello.

Supervisar su puntaje de crédito: Revise su puntaje al menos una vez al mes para saber qué tanto ha mejorado y continuar trabajando en su crecimiento.

Para más información sobre cómo mejorar su puntaje de crédito, clic aquí.

#4 Alternativas a la bancarrota

¿No se siente muy cómodo con la idea de aplicar a una bancarrota? Aquí le presentamos varias alternativas

Préstamos de consolidación: Es un préstamo personal que se utiliza para pagar todas sus deudas y sus pagos mensuales son reemplazados por uno solo.

Negociación de su deuda: Puede negociar con sus acreedores para llegar a un acuerdo por su cuenta. Sin embargo, esto no siempre funciona.

Programa de manejo de deudas: Es una de las opciones menos perjudiciales para su puntaje de crédito, baja sus tasas de interés y trabaja de la mano de un experto en finanzas.

Liquidación de deudas: Esta afecta su puntaje de crédito, pero en menor proporción comparado con la bancarrota.

Para más información sobre las alternativas, clic aquí.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Fabianny Crespo

Fabianny Crespo

Publicado por Debt.com, LLC