Es fácil ahorrar en las recetas cuando se conocen los descuentos.

minutos de lectura

3

Hubo un tiempo en el que el seguro médico de muchos consumidores asumía el costo de los medicamentos recetados después de un pequeño deducible. Hoy, sin embargo, muchas personas tienen planes de seguro con deducibles tan altos que, para cuando alcanzan el deducible de su plan, ya han gastado cientos -quizá incluso miles- de dólares en medicamentos que necesitan para mantenerse sanos.

Casi una de cada cuatro personas tiene dificultades para pagar sus medicamentos recetados, lo que hace que muchos tomen medidas extremas como dividir las dosis, no tomar la medicación o racionar los medicamentos recetados de alguna otra manera, según un informe del Grupo de Interés Público de Estados Unidos (U.S. PIRG, por sus siglas en inglés), una organización de investigación y defensa pública.

Afortunadamente, con tanta gente que tiene dificultades o no puede pagar sus medicamentos recetados, hay descuentos en muchos medicamentos si sabe dónde buscarlos.

A continuación, le contamos siete maneras de ahorrar en medicamentos recetados.

1. Pregunte por un equivalente genérico

Antes de comprar medicamentos recetados de marca, pregunte al farmacéutico si existe un equivalente genérico, que suele ser mucho más barato. El informe del U.S. PIRG descubrió que, si se cambia a los medicamentos genéricos, puede ahorrar mucho dinero.

Por ejemplo, la investigación del U.S. PIRG descubrió que el cambio de Nexium de marca a su versión genérica ahorraba a los pacientes unos $756 anuales.

Descubra: 8 consejos para ahorrar dinero en medicamentos recetados

2. Inscríbase en una tarjeta de descuento para medicamentos recetados

Dependiendo del medicamento, puede ahorrar hasta 80% con una tarjeta de medicamentos recetados como GoodRx, WellRX o SingleCare [ENG]. Una tarjeta de descuento para recetas no es un plan de seguro médico, pero muchos consumidores descubren que los descuentos que reciben con dichas tarjetas les permiten pagar menos por ciertos medicamentos de lo que pagarían con su plan de seguro médico.

Descubra: 5 estrategias para minimizar el seguro de salud y los gastos médicos

3. Compare los precios

¿Sabía que los precios de los medicamentos varían mucho en Estados Unidos y entre farmacias? Los investigadores del U.S. PIRG llamaron a 250 farmacias de 11 estados para preguntar por el precio (para pacientes sin seguro o con seguro insuficiente) de los medicamentos recetados para tratar asma, hipertensión, colesterol alto y otras enfermedades. Encontraron diferencias de precio ridículamente enormes.

Por ejemplo, el precio de los inhaladores Advair Diskus variaba desde el precio más bajo de $12 hasta más allá del precio promedio de $463, una diferencia de $451 al mes. El precio más bajo del equivalente genérico de Lipitor, un medicamento utilizado para tratar el colesterol alto, era sólo de $7, pero el precio promedio del medicamento entre las farmacias encuestadas era de $113.

Antes de presentar una receta, llame a las farmacias locales o compre en línea para comparar el precio.

Infórmese: 6 formas de protegerse contra el robo de identidad médica

4. Inscríbase en los programas de descuento de las farmacias

Algunas cadenas de farmacias ofrecen programas gratuitos de descuento en recetas. Por ejemplo, cuando se inscribe en el Walgreens Prescription Savings Club, puede ahorrar hasta 80% en miles de medicamentos, incluyendo descuentos en recetas para mascotas, medicamentos compuestos, nebulizadores y suministros para diabéticos, tanto si tiene seguro médico como si no.

Cuando se une al Rx Savings Club de Kroger, puede ahorrar hasta 85% en recetas, obteniendo más de 100 recetas gratis y pagando sólo $3 o $6 en muchas otras.

Infórmese: Cómo controlar los gastos de salud que pueden llevar a la deuda

5. Consulte los programas de asistencia de los fabricantes de medicamentos

Algunos fabricantes de productos farmacéuticos ofrecen programas de asistencia a los pacientes que proporcionan ayuda financiera [ENG] y, a veces, incluso medicamentos gratuitos a las personas que tienen bajos ingresos o no poseen un seguro suficiente y no pueden pagar sus recetas. Para saber si puede optar a ellos, póngase en contacto directamente con el fabricante del medicamento.

Lea: 9 cosas por las que probablemente esté pagando demasiado en la farmacia

6. Deles una oportunidad a las farmacias más pequeñas

Ocho de los 12 medicamentos recetados estudiados por los investigadores del U.S. PIRG de EE.UU. tenían un costo de entre 8% y 840% mayor en la mayoría de las grandes farmacias en comparación con las farmacias independientes más pequeñas.

Descubra: 4 formas vanguardistas y de alta tecnología para ahorrar a lo grande

7. Pregunte al farmacéutico por un cupón de descuento

Cuando el farmacéutico le indique el precio de los medicamentos recetados, pregunte si hay un precio más bajo o un cupón de descuento disponible para reducir el costo. El personal de la farmacia suele estar familiarizado con las mejores tarjetas y cupones de descuento para diversos medicamentos y puede buscar la información rápidamente.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC