Esas pequeñas compras pueden parecer inofensivas, pero suman una cantidad peligrosa.

minutos de lectura

6

Transacción con tarjeta de crédito

7 trucos para ayudarlo a detener el gasto impulsivo

Si alguna vez ha mirado el estado de cuenta de su tarjeta de crédito o de su cuenta bancaria, preguntándose adónde fue el dinero, usted no está solo. Incluso las personas con ingresos altos pueden encontrarse endeudadas sin darse cuenta de cómo llegaron allí.

El plástico le facilita a usted, separarse de sus gastos. El saldo promedio de tarjetas de crédito en los EE. UU. es de 6,375 dólares, un 3 por ciento más que el año pasado, según un estudio realizado por Experian, una de las agencias de crédito. Cuando se trata de controlar el gasto, algunos trucos funcionan mejor que otros.

A veces, se necesita más que la fuerza de voluntad para volver al camino financiero correcto. Y si tiene una deuda que está tratando de pagar, los siete consejos que desarrollamos a continuación, pueden ayudarlo a reducir esos saldos. Haga clic, o deslícese para verlos…

1. Hágase un desafío de no gastar por un día

Una de las mejores maneras de controlar sus gastos, es no gastando. Si bien esto suena simple, es cualquier cosa menos eso. En lugar de hacer todo lo posible para reducir sus gastos, comience de a poco, haciendo un desafío de no gastar.

Elija un día, y solo compre cosas que esté necesitando. El combustible para su automóvil, comestibles, facturas, etc., se incluyen en este rubro. ¿Qué no califica? Su café con leche de la mañana, almuerzos afuera, o un rápido energizante por la tarde. En su lugar, prepare café y el almuerzo en su casa, y lleve bocadillos.

Desafíese luego, a pasar más de un día sin gasto cada semana. Comenzará a notar que los ahorros se acumulan rápidamente a medida que tiene más dinero en su cuenta cada mes. Sume la cantidad que ha ahorrado al final de cada día de no haber gastado, y destine ese dinero a pagar su deuda.

2. Compre solo en efectivo

El uso de una tarjeta de crédito o débito para todas sus compras, puede separarlo del dolor de gastar. Comprar con efectivo significa entregar físicamente los billetes de dólares con cada compra. También significa ver cómo su billetera se vuelve más liviana cada vez que compra algo.

Pagar con efectivo, puede ayudarlo a mantenerse dentro del presupuesto. Deshacerse de su dinero ganado con tanto esfuerzo, le hace sentir el pinchazo de gastar. La desventaja del efectivo, es que puede hacer que sea difícil hacer un seguimiento de lo que gasta. Para resolver esto, intente usar sobres para cada línea de presupuesto en donde planee usarlo.

Ponga la cantidad presupuestada semanal o mensual en el sobre, y use solo lo que está adentro para sus gastos. Cuando se ha ido, se ha ido. Para comenzar, elija una o dos categorías en las que siga sobrepasando siempre su presupuesto, y use efectivo. Esto le dará una idea de adónde va su dinero, lo que lo ayudará a reducir sus gastos.

Plan Presupuestario Mensual de Gastos Dinero

3. Conozca su presupuesto

No piense en un presupuesto como algo que puede guardar, y quizás verificar una vez por semana. Hacer eso, es una receta segura para sobrepasarse y gastar demasiado. En su lugar, mire su presupuesto regularmente, una vez por semana o cada pocos días.

Si es difícil hacer un seguimiento de los gastos en comparación con un presupuesto mensual, divídalo en presupuestos parciales semanales. Esto hará que sea más fácil verificar si está sobrepasando con lo que planeaba gastar, y hacer ajustes si fuera necesario. Si tiene una pareja, asegúrese de involucrarla también en el proceso.

Para obtener ayuda con la configuración de un presupuesto, consulte las herramientas de presupuestación para hacer usted mismo de Debt.com.

4. Apéguese a su lista

Otro truco para ayudarlo a controlar el gasto, es hacer una lista de compras. Antes de ir a la tienda de comestibles para reabastecerse, haga una lista de todo lo que necesita comprar. Revise su refrigerador y su despensa, y compruebe si se está quedando sin algo.

Cuando planifique sus comidas [ENG], asegúrese de tener todos los ingredientes. Agregue los que faltan a su lista. Como bono adicional, haga una estimación aproximada de cuánto le costará el viaje de compras, según lo que planea comprar. Mantenga un ojo en el total al momento de la salida, y manténgase por debajo de su cantidad estimada.

Tome su lista cuando se dirija a la tienda, y apéguese a ella. Esto significa no comprar nada que no esté escrito. ¿Qué sucede si pasa por la sección de productos lácteos y se da cuenta de que no tiene yogurt, pero se le olvidó escribirlo? Mala suerte, siga moviéndose. Esto le enseñará a mejorar en escribir sus listas de compras y estimar su presupuesto.

5. Instituya un período de tregua para artículos de más de $ 50.

Si está luchando con las compras impulsivas, designar un período de pausa, puede ayudarlo a evitar compras innecesarias. ¿Cuántas veces ha comprado algo, y luego se ha arrepentido de la compra unos días o meses después?

Las compras por impulso pueden acumularse rápidamente con el tiempo, lo que reduce su presupuesto. Los consumidores gastan $ 5,400 al año en compras impulsivas, dice un estudio realizado por Slickdeals.net. Eso es $ 450 extra por mes que puede ir hacia el pago de la deuda, su jubilación o el “colchón” de su cuenta de ahorros.

Para ayudar a frenar gastos innecesarios, instituya un “período de espera” de 72 horas, para cualquier compra que supere los $ 50. Esto le dará tiempo para considerar si realmente necesita el artículo. A veces, puede ver algo que está a la venta o que se ve bien, y lo quiere en ese instante.

Tomarse un tiempo para pensar en la compra, le dará la oportunidad de decidir si realmente lo necesita después de todo. Se sorprenderá de cuántas veces pasa el impulso una vez que sale de la tienda, o hace clic en el navegador.

Darse de baja escrito bajo papel rasgado

6. Cancelar la suscripción a las alertas de venta

No hay nada que lo haga querer sacar su tarjeta de crédito más rápido, que revisar su bandeja de entrada para encontrar un correo electrónico sobre la venta de un producto en su distribuidor favorito. ¿Qué hay de esos correos electrónicos que ofrecen un descuento adicional del 30 por ciento, o envío gratuito durante las próximas seis horas? Todos intentan atraerlo para que haga clic y gaste dinero en cosas que no necesita.

La mejor manera de ahorrar en su presupuesto, y preservarse de su bandeja de entrada, es presionando “cancelar suscripción”. Inspeccione su bandeja de entrada, y cancele la suscripción de todos los correos electrónicos de ventas. Todos, hasta el último.

Si es usuario de iOS (sistema operativo utilizado para dispositivos móviles fabricados por Apple Inc.), Apple agregó un atajo rápido para “cancelar la suscripción” en la parte superior del mensaje. La aplicación Gmail de Google para Android tiene una función similar en la esquina superior derecha. Alternativamente, puede darse de baja manualmente de cada lista de correo. Tomará algún tiempo, pero valdrá la pena recuperar su bandeja de entrada.

7. “Congele” sus tarjetas de crédito

¿Está probando todos los trucos, pero sigue sin poder ver los ahorros? Congelar sus tarjetas de crédito puede ser justo lo que necesita para volver a encarrilarse. Esto significa, literalmente, congelar sus tarjetas en agua en su congelador. Tome un recipiente de plástico, llénelo con agua, y deje caer sus tarjetas de crédito allí. Póngalo en su congelador y deje que se endurezca.

Ahora, cada vez que tenga que usar su tarjeta de crédito, deberá dejar que el hielo se derrita. Esto le dará tiempo suficiente para considerar si realmente necesita hacer esa compra después de todo. El período de descongelación forzada y el dolor adicional cada vez que necesite usar su tarjeta, puede ser suficiente para reducir sus gastos.

Para que esto sea realmente efectivo, deberá eliminar toda la información de la tarjeta de crédito de cualquier minorista en línea como Amazon o Target que la tenga almacenada en su perfil. Esto evitará que haga trampa al hacer una compra en línea.

Este artículo de Veneta Lusk se publicó originalmente en Debt.com.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Veneta Lusk

Veneta Lusk

Veneta Lusk es una escritora independiente a la que le encanta empoderar a las personas para que sean inteligentes con sus finanzas. Después de haber logrado estar libres de deudas, ella y su esposo, crearon un estilo de vida flexible para poder viajar más, concentrarse en proyectos divertidos y pasar tiempo con la familia.

Publicado por Debt.com, LLC