No estropee su nuevo comienzo acumulando deudas en la tarjeta de crédito debido a un costo de vida mayor

4 minute read

Antes de pensar en mudarse a otro estado tome en cuenta lo siguiente. El verano pasado, estaba casi segura de que me mudaría de Kansas City, Missouri, a San Petersburgo o Tampa, Florida. Ya había investigado los costos de la vivienda en Internet y había visitado San Petersburgo de vacaciones. Sin embargo, sabía que había que hacer un viaje para conocer aún más.

Así que reservé una casa de Airbnb en Tampa para el mes de junio. San Petersburgo estaba a tan sólo 25 millas de distancia, un viaje de 20 minutos, supuse. Trabajaría como escritora independiente durante mi estancia, pero también me imaginé paseos diarios por la playa para despejar mi mente y planificar mi nueva vida. Lo que obtuve en cambio fue una gran dosis de realidad sobre lo que cuesta vivir en San Petersburgo frente a lo que había calculado a lo lejos.

Esto es lo que aprendí, junto con algunos consejos para ahorrar dinero al explorar una ciudad antes de mudarse.

1. Las vacaciones no son la realidad

Tranquil scenery, relaxing beach, tropical landscape design. Summer vacation travel holiday design

En mis vacaciones a San Petersburgo el año pasado, tomé café durante los paseos matutinos por la playa y contemplé las olas todo el día. En este viaje, estuve el tiempo suficiente para tener una visión más general del día a día.

Por un lado, mi viaje estimado de 25 minutos desde Tampa a las playas de San Petersburgo fue en realidad un viaje de 45 minutos en cada sentido, más largo durante la hora pico. Incluso con mi auto compacto, gasté dos o tres tanques de gasolina cada semana.

Consejo: Cuando escoja el alojamiento para su viaje de exploración, busque el tiempo que tomará manejar hasta las zonas donde pasará la mayor parte del tiempo, en una aplicación como Google Maps.

2. Busque con detenimiento el lugar adecuado para alojarse

Reservé un Airbnb de Tampa porque aceptaba perros. Sin embargo, después de llegar me enteré de que podría haber alquilado un apartamento que aceptara a mascotas a una cuadra de la playa por el mismo precio. No sólo habría sido más feliz, sino que habría ahorrado un par de cientos de dólares en gasolina.

Consejo: Busque cuidadosamente en Airbnb, VRBO, Craigslist, y Sublet.com hasta que encuentre un alquiler asequible cerca de donde quiere vivir.

3. Las fotos de los bienes raices online pueden ser engañosas

Close-up of businessman's hand checking house on laptop

Durante mi búsqueda de casas en Internet, encontré muchas casas modestas pero bonitas en el rango de $120,000 a $150,000. Sin embargo, cuando visité esas casas, me llevé una sorpresa. Claro que podía conseguir una casa por $140,000, pero estaba sin espacio entre dos vecinos, las casas necesitaban ser refaccionadas y los vecindarios eran un poco dudosos.

Consejo: Antes de mudarse, asegúrese de visitar varios open houses o exposiciones para hacerse una idea del tipo de casa que puede conseguir por su dinero. Cuando examine los listados online, revise el índice de delincuencia en el barrio y otras estadísticas en sitios como Neighborhood Scout y CityProtect.

4. El precio de los alimentos es importante

Pensaba que, si podía comprar una casa barata, podría contrarrestar el alto costo de vida. Sin embargo, no me di cuenta de lo caros que serían los alimentos hasta que viví en Tampa durante un mes.

En el Publix local, muchos artículos costaban el doble de lo que pago en el Medio Oeste. La gasolina costaba unos 20 centavos más por galón. Podía comprar dos comidas en un restaurante medio en Kansas City por lo que pagaría por una cena en Tampa.

Lea: Los estados más y menos asequibles de Estados Unidos

Consejo: Lleve productos comestibles si se aloja en un lugar con cocina. Además, busque el supermercado de descuento más cercano. Yo cambié rápidamente de Publix a Save-A-Lot después de pagar $5 por una bolsa de lechuga. Además, pregunte a los lugareños por restaurantes asequibles. Yo encontré un restaurante de tacos excelente y barato preguntando a un cliente del CVS dónde podía comer un buen taco.

5. Quédese el tiempo suficiente

que debe saber antes de mudarse

Me quedé en Tampa durante 30 días. A la tercera semana, ya había aprendido a tomar atajos para evitar el tráfico, había encontrado una cafetería favorita y había explorado ciudades más pequeñas del interior que podrían justificar otra aventura de exploración más adelante.

Consejo: quédese al menos un mes si puede, ya que se necesitan un par de semanas para orientarse. Cuando me fui, ya conocía los alrededores y quizás me hubiera acostumbrado a la zona si me hubiera quedado más tiempo.

Reflexiones finales

Una vez que me di cuenta de lo que me costaría vivir en Florida, salí volando de Tampa más rápido que una gaviota. Mi mejor consejo es que antes de mudarse a una nueva ciudad, haga un viaje de exploración para asegurarse de que se ajusta a su presupuesto. Pero no se olvide de ahorrar un poco de dinero de anticipado.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp is a full-time freelance writer based in Kansas City, Mo. Deb went from being unable to get approved for a credit card or loan 20 years ago to having excellent credit today and becoming a homeowner. Deb learned her lessons about money the hard way. Now she wants to share them to help you pay down debt, fix your credit and quit being broke all the time. Deb's personal finance and credit articles have been published at Credit Karma and The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC