El IRS todavía está lidiando con los atrasos de las declaraciones de impuestos del año pasado (además de los ajustes de retención de impuestos de la Ley de Recortes y Empleos). Por lo tanto, muchos contribuyentes temen enfrentarse a una factura del IRS que podrían no ser capaces de pagar. En lugar de esconderse del IRS porque no puede pagarles, podría intentar trabajar con ellos para encontrar una solución.

Tabla de contenidos

¿Qué pasa si no presento la declaración de impuestos?

Un instinto común cuando uno se da cuenta de que le debe dinero al IRS es no presentar la declaración. Pero no se salte la declaración de impuestos sólo porque no puede pagar.

No presentar la declaración hace que las multas a las que se enfrentará sean mucho peores. Esta es la diferencia entre no presentar la declaración y presentarla, pero no poder pagarla:[1]

No realizar la presentación No realizar el pago
Una sanción del 5% de la cantidad no pagada que debería haber declarado. Una sanción del 0.5% de la cantidad que no se haya pagado antes del 15 de abril. Se cobra cada mes o parte de un mes en el que su declaración se retrase, hasta 5 meses.
Cargo recurrente cada mes o parte del mes sobre el importe no pagado hasta que se pague la totalidad del importe adeudado o se alcance el 25% de penalización. Sujeto a un importe mínimo de multa por presentación atrasada de $210 si su declaración se presenta con más de 60 días de retraso, pero lo hace antes del 31 de diciembre.
Las sanciones se aplican incluso si presentó una prórroga de impuestos a tiempo antes del 15 de abril. Una prórroga de impuestos no evitará ninguna de las sanciones mencionadas. Si también tiene una sanción por no haber presentado la declaración, esa sanción se reduce en la cantidad equivalente a la sanción por no haber pagado.

Por lo tanto, aunque seguirá incurriendo en penalizaciones si no puede pagar, esas penalizaciones no son tan elevadas. Por eso es conveniente que presente sus declaraciones de impuestos ahora, incluso si no puede pagar la factura con sus declaraciones.

Cómo funcionan los intereses de la deuda tributaria

Además de las multas básicas que el IRS evaluará, también debe lidiar con los cargos por intereses. El IRS cobra intereses sobre cualquier saldo que deba hasta que se pague en su totalidad. Eso significa que usted paga intereses sobre:[2]

  1. La cantidad original que debe en su declaración de impuestos.
  2. Todas las multas señaladas anteriormente.
  3. Los intereses que se acumulan sobre su deuda tributaria.

¡Los intereses de la deuda tributaria se acumulan diariamente! Esto significa que un pequeño problema de impuestos puede convertirse rápidamente en un gran problema de impuestos si usted no se ocupa de ello.

Averigüe exactamente cuánto debe al IRS ahora con un informe confidencial gratuito de un profesional de impuestos certificado.

¿Cuánto debo?Call To Action Link

Los impuestos y las sanciones se aplicarán a partir del 15 de abril, incluso si presentó una prórroga

El reloj de la falta de pago de multas e intereses no comienza desde que finalmente decide presentar su declaración federal de impuestos. Comienza el 15 de abril. Eso es cierto incluso si presentó una prórroga a tiempo. Una vez que presenta sus declaraciones de impuestos antes del 15 de octubre, el IRS aplicará retroactivamente las multas y los intereses a partir del 15 de abril. Eso significa que la cantidad que debe será mayor que la indicada en su declaración.

Sin embargo, siempre que presente la declaración antes del 15 de abril (o del 15 de octubre si tiene una prórroga), no se le aplicarán sanciones por no haber presentado la declaración.

Qué hacer si no puede pagar al declarar sus impuestos

Lo ideal es que pague la totalidad de su factura de impuestos antes del 15 de abril para evitar multas e intereses. Si no puede pagar la cantidad total ahora, entonces pague lo que pueda. Cualquier cantidad que pueda destinar a reducir su deuda tributaria ahora reducirá la cantidad que acumulará cargos por intereses en el futuro.

Si no puede pagar sus impuestos, hay tres opciones que pueden ayudarle a evitar las agresivas acciones de cobro a las que puede enfrentarse por parte del IRS. Recuerde, el IRS puede embargar su salario, colocar gravámenes sobre la propiedad y embargar sus cuentas bancarias, todo ello sin ninguna orden judicial. Usted no debe simplemente ignorar su factura o tratar de esconderse del IRS. Las consecuencias de la evasión pueden ser extremadamente perjudiciales.

En lugar de esconderse, debe ser proactivo y trabajar con el IRS para utilizar una de estas soluciones:

Opción No. 1: Presentar el estado CNC

Si simplemente no tiene dinero disponible para pagar su factura de impuestos, puede solicitar el estatus de Actualmente No Cobrable (CNC, por sus siglas en inglés). El estatus CNC está diseñado para ayudar a las personas que no pueden pagar sus impuestos. Básicamente, el IRS reconoce que usted no puede pagar, por lo que detiene todas las acciones de cobro hasta que su situación mejore.

Tenga en cuenta que esto no detiene las sanciones e intereses. Sin embargo, le ayudará a evitar el embargo de salario y los derechos de retención, lo que empeoraría aún más su difícil situación financiera.

Vea si puede acogerse al estatus CNC »

Opción No. 2: Establecer un plan de pagos

Si puede permitirse pagar al menos algo de su deuda tributaria cada mes, puede considerar un Acuerdo de Pagos a Plazos (AI, por sus siglas en inglés). Se trata de un plan de pago de impuestos que divide la cantidad que debe en pagos mensuales manejables que se ajustan a su presupuesto.

Los acuerdos de pago a plazos le permiten pagar su factura de impuestos en su totalidad. Las multas y los intereses se siguen acumulando incluso después de establecer el plan de pago y empezar a hacer los pagos.

Establecer un acuerdo de pago a plazos »

Opción No. 3: Liquidar su deuda tributaria por menos de lo que debe

La última opción es liquidar su deuda tributaria por menos de la cantidad total que debe. Una Oferta en compromiso (OIC, por sus siglas en inglés) es la versión del IRS de la liquidación de deudas. Revisan sus finanzas con usted y determinan cuánto puede pagar razonablemente. A continuación, le ayudarán a establecer un plan de pago o determinar si usted puede liquidar cualquier activo para pagar la cantidad reducida en una suma global.

Liquidar la deuda fiscal por menos de lo que debe »

¡No espere para obtener ayuda profesional!

Si sabe que va a incurrir en una deuda una vez que presente la declaración, el mejor consejo es que busque ayuda profesional inmediatamente. No espere hasta después de presentar su declaración y recibir una factura del IRS. Sea proactivo y busque ayuda ahora.

  1. Busque un abogado de impuestos certificado que tenga licencia para trabajar en su estado.
  2. Explique su situación, incluyendo si ha realizado la presentación este año o ha presentado una prórroga de impuestos.
  3. A continuación, revise sus deudas, sus activos y su presupuesto para decidir cuál de las tres opciones anteriores será la más adecuada para usted.

Utilizando este método se asegurará de que ya tiene una solución lista para ponerla en práctica en el momento de presentar la declaración. Eso le dará la tranquilidad de que no se enfrentará a las duras acciones de cobro que puede utilizar el IRS.

Póngase en contacto con un profesional de impuestos certificado ahora para obtener una solución antes de realizar la presentación.

Evaluación gratuitaCall To Action Link

Fuente:

Artículo modificado por última vez el Junio 16, 2022. Publicado por Debt.com, LLC

Reviewed By

Jacob Dayan

Expert contributor, Community Tax CEO & Co-Founder