LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Piggyback Loan phrase on the page

Cómo evitar el PMI con los préstamos Piggyback

Inicio » Hipotecas » Cómo evitar el PMI con los préstamos Piggyback

Actualizado

Publicado


Tradicionalmente, obtener una hipoteca implicaba hacer un pago inicial del 20% en una vivienda. Hoy en día, ya no es un requisito ni es inusual calificar para una hipoteca con un pago inicial más pequeño. Sin embargo, optar por pagar menos al principio tiene un costo. Los compradores de viviendas con menos del 20% de pago inicial generalmente deben obtener un seguro hipotecario privado (PMI, por sus siglas en inglés), lo que puede aumentar cientos de dólares en el pago mensual de la hipoteca.

Afortunadamente, existe una solución que ofrece lo mejor de ambos mundos. Los préstamos piggyback permiten realizar un pago inicial más bajo y al mismo tiempo disfrutar de los beneficios de una hipoteca tradicional, evitando la necesidad de PMI. ¿Es esta la estrategia financiera adecuada para ti? Esto es lo que los compradores de viviendas deben saber.

¿Qué es un préstamo Piggyback?

Debe saber que un préstamo piggyback o combinado, también llamado préstamo 80-10-10, es una combinación de un préstamo grande y otro pequeño, es decir, dos hipotecas para la compra de una sola vivienda. La mayor parte del préstamo es el «80» y es la primera hipoteca, que se aplica al 80% del precio de venta de la vivienda.

El 20% restante del costo de la vivienda se divide a su vez por la mitad, de ahí los dos «10». El primero representa un pago inicial del 10% y el segundo es el préstamo complementario que aporta el 10% restante. Esta combinación suma un 20% y permite a los compradores evitar el seguro hipotecario privado.

¿Cuáles son las ventajas de un préstamo piggyback?

La mayor ventaja de los préstamos «piggyback» radica en evitar la obligación de pagar el PMI. Este seguro es una protección para el prestamista en caso de incumplimiento en el pago de la hipoteca y se requiere en todos los préstamos con pagos iniciales por debajo del 20%.

Debe saber que el PMI puede oscilar entre el 0.22% y el 2.25% [ENG] del préstamo original; la cifra exacta depende del puntaje de crédito, la relación préstamo-valor (LTV, por sus siglas en inglés) de la vivienda y la relación deuda-ingresos. Puede parecer que unos pocos puntos porcentuales no hacen mucha diferencia, pero realmente pueden afectar en el hecho de poder hacer frente al pago de una hipoteca. Por ejemplo, si contrata una hipoteca sobre una vivienda de $400,000 después de dar un 3% de pago inicial, el PMI podría añadir entre $187.50 y $601 al pago mensual de la hipoteca.

Otra de las ventajas es que los préstamos piggyback permiten a los compradores hacer un pago inicial más bajo, lo que les permite tener más efectivo a mano, evitando la temida circunstancia de «no tener casa», que puede llevar rápidamente a una persona a otro tipo de deudas.

¿Cuáles son las desventajas de un préstamo piggyback?

La estructura de los préstamos «piggyback» implica la combinación de múltiples préstamos. Esto conlleva que los compradores enfrenten dos conjuntos de costos de cierre, como cargos por apertura o gestión. Estos préstamos tienden a presentar condiciones distintas, provocando que la segunda hipoteca adicional generalmente cuente con tasas de interés más elevadas. Los préstamos adicionales no solo suelen llevar tasas de interés más altas, sino que esas tasas también suelen ser variables. En caso de un aumento en las tasas de interés del mercado, los costos por intereses podrían anular el ahorro generado al evitar el pago del PMI.

Otro inconveniente potencial es que los compradores están obligados a pagar el préstamo adicional hasta su completa cancelación. En contraste, el PMI puede ser eliminado una vez que se ha alcanzado el 20% de capital en la vivienda. Los compradores deben sopesar si las ventajas inmediatas de un pago inicial más bajo compensan el costo total a lo largo de la duración del préstamo piggyback.

Finalmente, manejar dos préstamos es considerablemente más complejo que manejar uno solo, ya que implica tener en cuenta el doble de detalles financieros. Los préstamos piggyback demandan meticulosidad y la disposición para elaborar un presupuesto y planificar. A pesar de que solo se considere como un préstamo secundario, el incumplimiento en los pagos puede acarrear graves consecuencias para el comprador de una vivienda.

Guía paso a paso de los préstamos piggyback

Paso 1: Hacer un balance de sus finanzas

El paso inicial que debe dar al considerar la adquisición de una vivienda [ENG], independientemente del préstamo, implica la evaluación de su situación financiera. Es crucial que examine su historial de crédito, su nivel de endeudamiento y la estabilidad de sus ingresos.

Si se enfrenta a dificultades para cubrir el alquiler mensual, vive al límite económicamente o carece de un fondo de emergencia, quizás no sea el momento más adecuado para comprar una casa. Sin embargo, si cuenta con ahorros destinados para la compra de una vivienda, un sólid puntaje de crédito y fuentes de ingresos estables, un préstamo «piggyback» podría ser una opción viable.
Paso 2: Encontrar el prestamista adecuado
Debe saber que no todos los prestamistas hipotecarios ofrecen préstamos piggyback, y los que lo hacen pueden variar en cuanto a tasas de interés y comisiones. Merece la pena comparar y obtener las tasas y condiciones de al menos tres entidades antes de elegir la que más le convenga.

Paso 3: Obtener la preaprobación de la hipoteca principal

Obtener la preaprobación de una hipoteca principal demuestra a los vendedores que usted va en serio y está interesado. También le ayuda a centrar su búsqueda en viviendas que se ajusten a su presupuesto. Los compradores que se saltan este paso a menudo se sorprenden de lo difícil que es comprar una casa.

Paso 4: Solicitar su préstamo «piggyback”

Seguramente haya escuchado decir que hay que esperar a encontrar una casa por la que desee hacer una oferta antes de solicitar el préstamo piggyback, este es un mito muy común [ENG]. Estas dos hipotecas deben solicitarse simultáneamente, ya que la segunda hipoteca puede ser más difícil de conseguir. Mantenga la solicitud y los documentos de cada préstamo archivados juntos para facilitar su consulta.

Paso 5: Sincronizar sus préstamos

Tenga en cuenta que manejar dos préstamos y dos prestamistas es como un baile, hay muchas cosas que tienen que encajar para estar sincronizados. Es más fácil hacerlo si el mismo prestamista gestiona ambos préstamos, aunque no es necesario que así sea. Algunos compradores optan por un prestamista diferente para su préstamo piggyback porque la tasa de interés es ligeramente inferior. Puede que pague un poco menos con el tiempo, pero la complicación que supone este tipo de acuerdo puede no merecer la pena.

Paso 6: Dirigirse al cierre

Debe saber que el día del cierre firmará miles de documentos diferentes relacionados con la compra de su casa y entregará un gran cheque para cubrir los gastos de cierre (lo que es parte de cualquier hipoteca [ENG]). Ahora imagine ese proceso y duplíquelo, ya que cerrará ambos préstamos el mismo día. Esto puede hacer que el proceso sea un poco más largo, pero tómese su tiempo para revisar a fondo los documentos de ambos préstamos y asegurarse de que las tasas de interés y los plazos de pago coinciden con lo que se ofreció inicialmente para ambos préstamos.

Paso 7: Pagar sus préstamos

Y así se inicia el viaje hacia la propiedad definitiva de su hogar. Si anteriormente solo se encargaba de un pago mensual por su vivienda, es posible que le tome un tiempo ajustarse a la responsabilidad adicional. Algunos nuevos propietarios eligen establecer pagos automáticos para el préstamo complementario (el de menor cantidad) con el fin de concentrarse en el pago del préstamo principal.

Paso 8: Ver cómo aumenta su capital

Algo importante que debe saber es que cuando tenga al menos un 20% de capital en su vivienda, tendrá la opción de refinanciar sus hipotecas y convertir ambos préstamos en uno solo. Esto puede ser mucho más complejo si tiene dos prestamistas diferentes para el préstamo principal y el complementario, lo cual es otro factor a tener en cuenta.

Un préstamo piggyback ¿es adecuado para usted?

Un préstamo piggyback puede ser una herramienta útil para administrar sus finanzas y evitar el costoso PMI, sin embargo, el mundo inmobiliario es complejo [ENG] y requiere una cuidadosa consideración de los beneficios a corto y largo plazo junto con sus desventajas. Estos préstamos conllevan riesgos y para algunos, el manejo de dos préstamos puede resultar financieramente complejo. Consultar con un consejero financiero puede ser esencial para determinar si un préstamo piggyback es la mejor opción para usted para lograr la propiedad de una vivienda.

Si sus finanzas no están en una posición que le permita obtener una hipoteca, incluso con el apoyo de un préstamo piggyback, le recomendamos hablar con un experto de Debt.com para explorar soluciones que le ayuden a reducir la deuda y aumentar sus ahorros. Puede iniciar este proceso con una llamada telefónica gratuita hoy mismo.

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.