Herramienta de búsqueda de trabajo, potenciada por Zip Recruiter

Encuentre una nueva carrera o trabajo temporal paralelo, para que pueda aumentar sus ingresos y su potencial de ganancias.

Puede ser difícil mantener un presupuesto equilibrado, especialmente si está tratando de pagar una deuda. Si está gastando más de lo que gana y no puede encontrar una forma de recortar, tal vez sea el momento de encontrar un trabajo que ofrezca mejores ingresos y beneficios. Teniendo esto en cuenta, Debt.com se ha asociado con Zip Recruiter para ofrecerle una herramienta de búsqueda de empleo gratuita que puede utilizar para encontrar una nueva carrera, o incluso solo un trabajo temporal paralelo.

10 maneras en que su trabajo y su empleador pueden ayudar a respaldar sus metas financieras

#1: Dividir su cheque de pago para ahorrar dinero sucede automáticamente

La mayoría de los trabajos ahora pagan a través de un Depósito Directo, y pueden enviar el dinero adonde usted quiera. Esto significa que puede dividir el dinero entre dos cuentas, lo que puede ser realmente beneficioso para ahorrar.

Pídale a su departamento de Recursos Humanos que envíe una parte de cada cheque de pago a su cuenta de ahorros a través del depósito directo. Determine cuánto desea ahorrar cada mes (idealmente, 5-10% de sus ingresos), luego separe su Depósito Directo. Es gratis, y evita que los ahorros se conviertan en una idea de último momento que siempre se pierde.

#2: Sepa cómo funciona el programa 401 (k) de su empresa

Algunas compañías inscriben automáticamente a sus empleados al final de su período de prueba; otros requieren que se registren. Algunas compañías igualan una cierta cantidad de contribuciones, como 50 centavos por cada dólar que aporta, hasta un tope del 7% de lo que gana. Pero otros no ofrecen este “dinero gratis para la jubilación”.

Esto significa que depende de usted saber cómo funciona el plan 401 (k) de su compañía. Comprender cómo funciona la inscripción, y si ofrecen incentivos como la equiparación. Aproveche esta herramienta, y úsela tan pronto como tenga acceso a ella. Su yo jubilado se lo agradecerá.

#3: Compruebe las cuentas flexibles de gastos o ahorros

Estas pueden incluir cuentas de ahorro para los costos de atención médica inesperadas, costos de manutención infantil y transporte laboral. Las cuentas flexibles que ofrece su empresa variarán, pero la mayoría de las empresas ofrecen al menos una.

El beneficio de estas cuentas, es que el dinero que deposita está libre de impuestos. Sacan los fondos de su cheque de pago antes de los impuestos. Entonces puede usarlos libres de impuestos durante todo el año. Solo tenga en cuenta cómo funcionan las cuentas. Muchos son: “lo usan o lo pierden”. En otras palabras, debe usar todos los fondos que le depositan, antes de que finalice el año. Si es así, calcule con cuidado para evitar gastar dinero o tener que luchar al final del año para usarlo.

#4: No ignore el seguro de salud porque ahora está sano

Este es uno de los errores más grandes que las personas cometen, lo que conduce a graves dificultades financieras. No tener seguro de salud porque se siente saludable. No se molesta con el seguro de vida a término, o el seguro por incapacidad de la compañía, solo porque tiene entre 20 y 30 años.

Pero los accidentes ocurren, y su salud puede cambiar rápidamente. Entonces, el momento adecuado para obtener un seguro es cuando está sano. Siempre aproveche el seguro de la empresa, ya que de todas formas es la opción más económica y sin complicaciones.

Además, considere el seguro de vida y muerte accidental y discapacidad. Si algo le sucede, es posible que su familia no pueda afrontar la pérdida de su sueldo. Los pagos de seguros ayudan a aliviar esa carga. Idealmente, cualquier seguro de vida que compre, debe cubrir una vez y media su salario anual.

#5: Vea si ofrecen un programa de bienestar financiero

Muchas compañías ahora ofrecen programas gratuitos de bienestar financiero como parte de su paquete de beneficios. Es básicamente un recurso gratuito que puede enseñarle cómo presupuestar, ahorrar dinero, administrar deudas, planificar para la jubilación y maximizar su puntaje de crédito. Todas estas son habilidades fundamentales, y los recursos gratuitos siempre se deben utilizar para su beneficio.

Si su empresa ofrece uno de estos programas, vea si incluye capacitación financiera gratuita. Básicamente, puede obtener acceso a un planificador financiero certificado que puede ayudarlo a tomar los pasos correctos en su vida financiera.

#6: Tome ventaja de las cosas buenas/gratuitas del correo no deseado de recursos humanos

No ignore simplemente los correos electrónicos de su compañía, con apariencia de correo no deseado que el personal de Recursos Humanos o de Administración le envía. A menudo incluyen ofertas gratuitas, y también buenos descuentos que puede utilizar. Las empresas están constantemente contactando a los departamentos de Recursos Humanos para establecer estas ofertas y dirigirse a empleados como usted. Es probable que su equipo de recursos humanos revise las ofertas como legítimas y útiles, antes de enviárselas. Por lo tanto, puede tener la confianza de que las ofertas valdrán el tiempo que les dedique.

También puede obtener acceso a herramientas financieras útiles que puede que no obtenga en ningún otro lugar. Puede lograr la membresía de la cooperativa de ahorro y crédito con su empleo, lo que podría ofrecer mejores cuentas y excelentes tasas de financiamiento. Por otro lado, el banco de su empresa podría tener cuentas especializadas y tarifas promocionales para los empleados de la empresa.

#7: Considere disminuir su retención de impuestos

A la mayoría de las personas les encanta recibir un reembolso de impuestos, pero en realidad es una señal de que no está administrando su dinero correctamente. Un reembolso de impuestos no es el gobierno que le paga o recompensa su arduo trabajo durante el año. El dinero que le devuelven, es el que ha pagado de más en impuestos sobre la renta durante todo el año. Básicamente, el gobierno mantiene los fondos que usted paga durante todo el año, y una vez pasado el período fiscal, le reembolsan cualquier cantidad que haya pagado de más. Pero mientras tanto, ese dinero estaba en una cuenta, simplemente desperdiciado y sin ganar intereses.

Si recibe un reembolso enorme cada año, hable con su departamento de recursos humanos sobre la necesidad de que reduzcan su retención de impuestos. Esto significará que obtendrá más dinero en cada cheque de pago, en lugar de una “ganancia inesperada” aparentemente, en la primavera de cada año.

#8: No espere los aumentos, ¡solicítelos usted!

Debe solicitar una revisión anual cada año, alrededor de su aniversario de trabajo. Este es el momento adecuado para revisar todo lo que ha hecho por la compañía durante el año pasado, y solicitar un aumento. La mayoría de las empresas tienen un aumento programado, de menos del 5%. Sin embargo, si le dan una promoción, poniéndolos en una posición en el trabajo, que requiere el doble de esfuerzo o responsabilidad, un aumento del 5% es insuficiente.

Consulte los sitios web de empleos para ver cuál es el rango de salario para su posición. Esto le ayudará a negociar los aumentos salariales en consecuencia. Si usted es un buen empleado, como mínimo, debe obtener un aumento cada pocos años. Si trabaja duro, y no recibe promociones o aumentos de salario regularmente, puede ser el momento de encontrar un nuevo empleo.

#9: Tenga ahorros suficientes para cubrir los cheques de pago en caso de desempleo

La mayoría de los expertos recomiendan que tenga el equivalente de 3 a 5 meses de cheques de pago, en ahorros de emergencia. Por lo tanto, si gana $ 2,000 por mes, debería tener ahorros de $ 6,000 a $ 10,000. El dinero también se puede ahorrar en equivalentes de efectivo, como cuentas de mercado monetario o certificados de depósitos (CD, por sus siglas en inglés). Cualquier cuenta que se puede convertir fácilmente en efectivo si lo necesita.

La idea detrás de esto, es que puede perder su trabajo, y tener que vivir durante 3 a 5 meses, haciéndolo cómodamente mientras busca un nuevo empleo. Esto le ayudará a evitar acumular deudas de tarjetas de crédito durante un período en que no trabaje. Una nota rápida: durante una recesión, debe aumentar esta cantidad de seis meses a un año. Esto le ayudará a evitar deudas durante períodos prolongados de desempleo causados por un mercado laboral débil.

#10: Establezca una meta salarial para obtener ofertas de trabajo

Si mantiene su currículum vitae publicado en los sitios de trabajo o simplemente tiene una red social profesional muy interesante a través de LinkedIn u otras plataformas sociales, puede recibir ofertas de trabajo con regularidad. No ignore las ofertas porque le guste donde trabaja. Probablemente hay una suma de salario que podría tentarlo a irse, por lo que necesitará averiguar cuál es.

Si está satisfecho con su empleo, establezca un monto alto. Solicite entre un 15% y 20% más que el salario anual que gana ahora. Eso haría que valga la pena irse, aunque podría correr el riesgo de irse de un lugar en el que está contento. Por mucho más dinero, puede valer la pena el riesgo. Una vez más, siempre verifique los rangos salariales en su área, para asegurarse de que no está pidiendo algo que sea completamente irrazonable.