LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Reduciendo los costos médicos para la salud

Cómo reducir los gastos de salud


Actualizado

Publicado


Una epidemia en EE.UU. está afectando a un número cada vez mayor de personas, independientemente de su edad, situación económica o profesión. A medida que aumenta el costo de los servicios médicos también lo hace el costo de un seguro médico que cubra adecuadamente esos gastos de salud.

La Encuesta de Beneficios de Salud para Empleadores 2019 de la Fundación Kaiser Family encontró que la prima familiar promedio ha aumentado un 22% en los últimos cinco años y un 54% en los últimos 10 años.[1]

Además de eso, más personas enfrentan crecientes gastos de bolsillo más allá de los pagos mensuales. Entre ellos se incluyen los deducibles, los copagos y las cuotas de proveedores de servicios fuera de la red.

Es fácil sentirse mal por tener que pagar tanto para mantenerse bien. He aquí algunas estrategias para minimizar sus gastos de salud.

Seleccione el mejor plan de salud para su situación

Si usted y las personas a su cargo tienden a estar bastante sanos, quizá le convenga considerar un plan de salud con una franquicia más alta. Estos planes de seguro suelen tener una prima mensual mucho más baja.

Busque planes de salud con deducible alto en eHealthInsurance, una agencia nacional de seguros de salud creada en colaboración con la Federación Nacional de Empresas Independientes.[2] Puede obtener estimados de seguros de salud en línea y comparar planes de salud. Además, dentro de su estado, puede visitar su mercado de seguros médicos, como Covered California.[3]

Además del costo y la cantidad deducible, tenga en cuenta los tipos básicos de planes antes de comprometerse. Sepa si un plan HMO, PPO, EPO o POS se ajusta a sus necesidades médicas y a su presupuesto. A continuación, analice la cobertura de los distintos niveles de esos planes. Esto incluye considerar el tipo de servicios cubiertos y el porcentaje que acabará pagando de su bolsillo. Piense en quién necesita cobertura, los problemas de salud crónicos o existentes y las posibles necesidades médicas futuras.

Todos estos factores influyen a la hora de elegir un plan de salud que le ofrezca la mayor cobertura al mejor precio, para que no acabe pagando por opciones que no necesita.

Aproveche los programas de bienestar de su empresa

Tanto si trabaja a tiempo completa como si es un empleado a distancia con beneficios, busque oportunidades como programas de bienestar específicos que fomenten la buena salud al tiempo que reducen su propio desembolso por esos servicios.

Algunos de estos programas de bienestar de la empresa pueden incluir servicios de manejo de enfermedades para vacunas gratuitas contra la gripe, dejar de fumar, pruebas de detección del cáncer y acceso a médicos para exámenes físicos y consultas de salud.

Si su empresa ofrece gimnasios, masajes y fisioterapia en el lugar, explore estas ventajas. Cualquier cosa que le ayude a sentirse mejor y reduzca esos costos aliviará la presión sobre su presupuesto.

Si está pensando en cambiar de trabajo o busca actualmente un puesto a tiempo completo, quizá quiera prestar más atención a los paquetes de beneficios de la empresa. A menudo, estos beneficios adicionales valen su peso en oro y pueden ser un factor decisivo, sobre todo si el salario y otras opciones son similares.

Abra una cuenta de ahorro para gastos médicos (HSA)

Una HSA es una cuenta exenta de impuestos que está disponible a través de planes de seguro médico con deducible alto. Ofrece muchas ventajas que la convierten en una estrategia ideal para ahorrar dinero como propietario o empleado de una pequeña empresa.

Los fondos que ingresa en la cuenta están exentos de impuestos, y cuando retira dinero para pagar gastos médicos, esto también se considera libre de impuestos.

Es una estrategia ideal si no visita regularmente al médico. Además, los fondos pueden utilizarse para todo tipo de cosas, como enfermedades, accidentes e incluso atención dental o de la vista. Aunque las HSA no le ayudan a evitar por completo los gastos médicos de su bolsillo, sí le ayudan a aliviar algunas de las cargas financieras.

Cada año, los límites de aportación anual para las HSA tienden a cambiar. En 2020, el IRS señaló que el límite anual de las contribuciones de HSA será de $3,550 para la cobertura solo para uno mismo y $7,100 para la cobertura familiar.[4] Esto es aproximadamente un aumento del 1.5% de los límites de contribución de HSA de 2019.

Aproveche las tarjetas de descuentos

Dependiendo de sus necesidades personales, es posible que pueda renunciar al seguro dental o de visión y simplemente optar por una tarjeta de descuento para esos servicios en su lugar, Estos costos de descuento de salud significan que no hay primas mensuales que pagar por una cobertura que en realidad no está usando. Sólo tendrá que pagar una cuota anual para mantener activa su tarjeta de descuentos.

Por ejemplo, existen planes de ahorro en odontología de proveedores como Careington[5] y Carefree Dental[6] que le ofrecen entre un 10% y un 60% de descuento en el costo de determinados procedimientos dentales. Otros servicios de descuento ofrecen descuentos similares en gafas y lentes de contacto, audífonos, recetas y otros productos.[7]

Estas tarjetas de descuento no interfieren con su seguro médico. Eso significa que puede utilizar primero su seguro y luego recurrir a la tarjeta de descuentos para cubrir lo que el seguro no cubra.

Ahorre dinero en medicamentos recetados

Los medicamentos recetados cuestan más en Estados Unidos que en cualquier otro país desarrollado del mundo.

¿A cuánto ascienden? Unos $1,376 anuales por persona, según los últimos datos disponibles de la Organización para la Cooperación Económica [ENG]. Y se prevé que esta cifra aumente en un futuro próximo.

Según las Proyecciones del Gasto de Salud Nacional de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid [ENG], el costo de los medicamentos recetados aumentará más de un 6% al año entre 2020 y 2027.

Con los costos tendiendo al alza, sería genial saber cómo ahorrar dinero en medicamentos recetados.

1. Pida medicamentos genéricos

Las compañías farmacéuticas suelen recompensar económicamente a los médicos si recetan sus medicamentos caros. Por este motivo, es posible que su médico intente recetarle un medicamento caro de marca antes de ofrecerle una solución más barata.

No deje de preguntar por las opciones o alternativas genéricas. También puede ser sincero con su médico y explicarle su situación económica. De esta forma, podrán ayudarle a conseguir el mejor tratamiento a la vez que se ajustan a su presupuesto.

2. Busque una farmacia preferente

Pida a su compañía de seguros una lista de farmacias preferentes. Las compañías de seguros suelen asociarse con determinadas cadenas de farmacias para conseguir precios más bajos para las personas a las que cubren.

3. Averigüe si puede dividir las pastillas

Si es seguro hacerlo con su medicación específica, consiga una dosis más alta y corte las pastillas por la mitad. Eso sí, compre un corta píldoras de verdad en lugar de intentar el corte con un cuchillo. No querrá que sus medicamentos vuelen por toda la cocina.

4. Pida a su médico cupones para medicamentos

De vez en cuando, las compañías farmacéuticas ofrecen cupones para sus marcas. Pregunte a su médico si puede darle alguno. También podría encontrar algunos descuentos en recetas buscando en Internet.

5. Encuentre un programa de ayuda a la prescripción

Hay varias organizaciones sin fines de lucro que ayudan a las personas a sufragar los gastos de sus medicamentos. La Alianza para la Asistencia con los Medicamentos Recetados [ENG],  Patient Advocate Foundation [ENG] y NeedyMeds [ENG] son excelentes opciones.

6. Llame a su compañía de seguros

Los distintos planes cubren medicamentos diferentes. Hable con su compañía de seguros y hágase una idea del nivel de medicamentos que puede permitirse. Si tiene dudas sobre su cobertura, llame y pregunte: quizá le digan cómo puede ahorrar dinero en sus recetas. Siempre es mejor prevenir que lamentar.

7. Pida medicamentos por correo

Cuando pide medicamentos por correo, a menudo recibe varios meses de medicamentos a la vez con un descuento. Le resultará cómodo y más barato. Todos salimos ganando. Algunas compañías de seguros tienen sus propios servicios de envío de recetas por correo, al igual que  Medicare. También hay muchas empresas independientes que pueden ayudarle a obtener sus medicamentos por correo.

8. Utilice aplicaciones y tarjetas de descuento para medicamentos

Las aplicaciones de descuento para medicamentos recetados le permiten ahorrar mucho en sus medicamentos. Los creadores de aplicaciones como GoodRx, Blink Health y WellRx se propusieron crear soluciones para los elevados costos de salud que afectan a los consumidores.

Céntrese en su salud y bienestar personal

Puede parecer obvio que cuidarse significa gastar menos en copagos por visitas al médico o estancias en el hospital, así como reducir los costos de las recetas. Sin embargo, muchas personas siguen sin dar prioridad a su salud y bienestar personales.

Considere el hecho de que, si se cuida, faltará menos días al trabajo. Para un autónomo que no cobra días de baja por enfermedad, esto puede significar más dinero en el banco, además de menores gastos médicos que se pagan de su bolsillo.

Además de comer bien, dormir lo suficiente, mantener comportamientos saludables y hacer ejercicio, también puede tomar la iniciativa y vacunarse contra enfermedades como la gripe, la neumonía y el herpes zóster.

Compare y revise

Tanto si es autónomo como si trabaja para una empresa, y tanto si es soltero como si está casado y tiene hijos, la situación personal cambia cada año. Por eso es importante revisar periódicamente su seguro médico y presupuestar los gastos médicos.

Además, el entorno de la asistencia médica y los seguros cambia constantemente. Será mejor ver qué es diferente y cómo puede ajustar su enfoque para limitar lo que gasta al tiempo que maximiza su cobertura.

No pague de más por las facturas médicas

Hasta 80% de las facturas médicas contienen al menos un error. Así que, si cree que ha pagado de más al menos una o dos veces en una factura del médico o del hospital, lo más probable es que esté en lo cierto.

La buena noticia es que puede evitar pagar de más por las facturas médicas tomando ciertas medidas para asegurarse de que está cubierto por determinados servicios médicos, eligiendo bien a los proveedores de atención médica y sabiendo leer la explicación de beneficios (EOB, por sus siglas en inglés) que envía su compañía de seguros médicos tras recibir la reclamación de un proveedor de atención médica.

1. Revise la cobertura del seguro médico

Cuando sepa lo que cubre su seguro médico, podrá elegir los servicios en consecuencia para que sea menos probable que su proveedor de seguros médicos le deniegue las reclamaciones. Revisar su plan de salud puede ayudarle a evitar facturas médicas sorpresa, copagos o gastos de bolsillo inesperados y costosas recetas de medicamentos que no están cubiertos por su plan.

Si renovó el plan de salud el año pasado, no dé por sentado que todos los gastos adicionales siguen siendo los mismos. Los planes de salud pueden cambiar de un año a otro, así que revise su póliza de seguro médico en Internet o en el manual que su aseguradora le envió por correo antes de programar la atención médica.

2. Utilice proveedores de la red

Los planes de seguro médico suelen tener una red de hospitales, médicos y otros profesionales de la salud incluidos en la red de la aseguradora. Cuando recurra a los proveedores de la red de su aseguradora, normalmente recibirá tarifas negociadas o una cobertura parcial o total del servicio, dependiendo de su plan de salud.

En cambio, cuando acude a un proveedor fuera de la red, los gastos y los servicios recibidos no suelen estar cubiertos. Eso significa que tendrá que pagar el precio completo de todos los servicios de salud que reciba de un proveedor fuera de la red. Para ahorrar dinero, utilice proveedores de la red siempre que sea posible. Encuentre los proveedores de atención médica dentro de la red de su plan de salud iniciando sesión en su cuenta de seguro de salud en línea.

3. Revise la explicación de beneficios (EOB)

Cuando su proveedor de atención médica envía una reclamación a su seguro médico, la compañía de seguros le enviará lo que se conoce como una explicación de beneficios (EOB, por sus siglas en inglés). Aunque la EOB pueda parecer una factura, no lo es. En su lugar, la EOB muestra la descripción del servicio, cuánto factura su proveedor de asistencia médica y el código de facturación médica. La EOB también muestra la cantidad que su compañía de seguros reembolsa y la cantidad que usted debe al médico u hospital en concepto de «responsabilidad del paciente.»

Si un proveedor de atención médica envía una factura por un importe adeudado antes de que usted reciba la EOB de su proveedor de seguro médico, posponga el pago hasta que reciba la EOB para poder comparar el importe facturado con el importe de responsabilidad del paciente, que suele ser inferior.

4. Solicite una factura detallada

Si el proveedor de asistencia médica le envía una factura con un importe global y una información mínima, aparte de la fecha del servicio y el importe adeudado, pida una factura detallada. Así sabrá el costo de cada servicio que le facturan y el código de facturación, y podrá comparar la factura detallada con la EOB.

Cuando revise la factura detallada, fíjese también en los servicios facturados que puede que no haya recibido. Por ejemplo, si su médico solicitó una prueba y luego la canceló, es posible que le hayan cobrado accidentalmente servicios que no recibió.

¿Qué puedo hacer si pago de más?

Cuando un consultorio médico o un hospital factura por un importe superior a la responsabilidad del paciente que figura en su EOB, probablemente se trate de un error involuntario causado por el envío de la factura antes de recibir el importe adeudado en virtud de su plan de seguro médico.

Si ya ha pagado la factura del médico o del hospital y ve en la EOB que en realidad debía una cantidad inferior, póngase en contacto con el departamento de facturación de su proveedor de asistencia médica y solicite un reembolso. La oficina de facturación debería tramitar el reembolso mediante un abono en su tarjeta de crédito o cuenta bancaria.

Independientemente del tipo de deuda que tenga, Debt.com puede ayudarle.

Encontrar una soluciónCall To Action Link

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.