LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

¿Por qué necesita un fondo de emergencia?

Fondo de Emergencia


Actualizado

Publicado


Los expertos financieros recomiendan tener suficientes ahorros de emergencia para cubrir todos los gastos durante al menos cinco o seis meses. Eso significa que, aunque gane $5,000 al mes, necesitaría ahorrar entre $25,000 y $30,000. Si gana $7,000 al mes, la cifra es aún más desalentadora: entre $35,000 y $42,000. ¿Quién no se sentiría intimidado por esas cantidades tan elevadas?

Pero no tiene por qué centrarse todavía en ese elevado objetivo de seis meses. Puede empezar poco a poco, ahorrando hasta tener al menos $1,000 en fondos de emergencia. Luego, ese logro puede inspirarlo para seguir acumulando ahorros para emergencias hasta alcanzar una cantidad mayor.

Cuando hace un presupuesto, es de esperar que esté planificando el futuro ahorrando dinero para las vacaciones o la jubilación. Pero, ¿está haciendo planes para lo desconocido? La vida está llena de emergencias financieras inesperadas: no es cuestión de si ocurrirán, sino de cuándo. Los gastos médicos, las reparaciones del auto y la pérdida del trabajo ocurren cuando menos se espera. Pero, ¿dispone de un fondo de emergencia para hacer frente a cualquiera de estos imprevistos?

Según la Reserva Federal, 44% de los consumidores no puede hacer frente a un gasto de bolsillo de $400. Mientras tanto, la visita promedio a urgencias puede costarle entre $150 y $3,000, según un estudio de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de John Hopkins, y eso es sólo un tipo de gasto inesperado.

¿Sabía que casi el triple de consumidores declara tener menos ahorros para emergencias que antes de la pandemia del COVID-19? Según una nueva encuesta del sitio de finanzas personales Bankrate.

La misma encuesta reveló que sólo 16% de los encuestados se sienten «muy cómodos» con la cantidad que tienen en ahorros de emergencia, mientras que 46% – predominantemente trabajadores de bajos ingresos – dijeron que están «algo incómodos» con su cantidad de ahorros de emergencia.

Tanto si ha agotado sus ahorros para emergencias debido a la pandemia, como si nunca ha tenido muchos ahorros para emergencias o está intentando averiguar cuánto debería ahorrar, tener ahorros para emergencias puede reducir el estrés financiero en el futuro cuando surjan gastos inesperados.

Por qué necesita un fondo de emergencia

Por muy tentador que pueda resultar, no se reprenda por no tener un fondo de emergencia. Aprenda la lección y prepárese para la próxima emergencia.

Los empleos desaparecen

En marzo, millones de personas vieron cómo sus empleos se esfumaban sin previo aviso. Cuando desaparecen los ingresos, se necesitan más que nunca ahorros para emergencias. Lo ideal sería tener ahorrado lo suficiente para seguir pagando el alquiler o la hipoteca, las facturas mensuales y otros gastos durante al menos unos meses.

Consejo para ahorrar: inscríbase en su empresa para que le descuente un porcentaje de su nómina y lo ingrese directamente en su cuenta de ahorros para emergencias.

Se reducen las horas de trabajo

Aunque no pierda su empleo, la empresa puede reducirle las horas de trabajo en cualquier momento, no sólo en medio de una crisis económica o de salud. Las empresas también pueden tener problemas financieros y reducir las horas de trabajo o congelar los salarios, las aportaciones al 401K y las bonificaciones. Todos estamos recibiendo una gran dosis de esa verdad en estos momentos, ya que empresas de todo el país cierran temporalmente o tienen dificultades para pagar al personal.

Vivir de cheque en cheque es arriesgado

Es posible que durante gran parte de su vida haya vivido al día y se las haya arreglado para pagar las facturas. La pandemia del COVID-19 nos mostró lo arriesgado que puede ser ese camino financiero.

Consejo para ahorrar tenga siempre una cantidad superior a lo que gana semanal, quincenal o mensualmente en un fondo de emergencia.

Los autos siguen averiándose

Si su auto necesita reparaciones, tendrá que hacer frente al pago, tanto si tiene trabajo como si no. Si se ve obligado a pagar con tarjeta de crédito porque no tiene ahorros para emergencias, en medio de una economía convulsa no es momento de acumular más deudas.

Consejo para ahorrar en caso de emergencia: pregunte a su mecánico qué reparaciones o piezas debe anticipar en un futuro próximo y reserve algo de dinero de cada nómina para poder pagar con efectivo.

Todo puede pasar

La crisis del COVID-19 es el recordatorio perfecto de que «todo puede pasar».

Consejo para ahorrar: cada vez que tenga un billete de cinco dólares, guárdelo en una lata de café o en un sobre. Luego, cada una o dos semanas, tome ese dinero y deposítelo en su cuenta de ahorros para emergencias. Llegará a los $1,000 antes de lo que cree.

No puede ayudar a los demás si no puede ayudarse a sí mismo

Supongamos que sigue teniendo trabajo, pero su mejor amiga pierde el suyo. O que sus padres necesitan dinero para pagar las facturas. No puede ayudar fácilmente a las personas que le importan si no tiene ahorros a los que recurrir en caso de perder su propio trabajo, enfermar o tener que trasladarse por un nuevo empleo.

Consejo para ahorrar: venda por Internet lo que no use o necesite. Venda unos cuantos artículos y podrá abrir una cuenta de ahorro para emergencias. Cuanto más tenga ahorrado, más divertido será ir añadiendo dinero constantemente y ver cómo crece el saldo.

Formas de ahorrar rápidamente para emergencias

Abra una cuenta bancaria con una bonificación por inscripción

Muchos bancos ofrecen bonificaciones de entre $100 y $300 al abrir una cuenta de ahorro o corriente y recibir la cantidad requerida de depósitos directos dentro de un plazo específico. Por ejemplo, en 2021, Wells Fargo ofreció una bonificación de $200 por abrir una cuenta corriente con un depósito mínimo de $25.

Para recibir la bonificación, el titular de la cuenta debía recibir al menos $1,000 en depósitos directos. También hay bonificaciones para cuentas de ahorro, pero no se desanime si la oferta es para una cuenta corriente. Puede tratar la cuenta como una cuenta de ahorro. Además, puede que quiera extender un cheque o utilizar la tarjeta de débito de la cuenta para cubrir gastos cuando tenga una emergencia.

Para encontrar bonificaciones por abrir una cuenta bancaria, utilice el término de búsqueda «bancos con bonificaciones por abrir una cuenta».

Desintoxique sus finanzas con un ayuno de gastos

Probablemente haya oído hablar de los ayunos de desintoxicación con dieta, pero ¿sabía que hacer un “ayuno de gastos” de tan sólo 21 a 30 días puede liberar mucho dinero? Con un ayuno de gastos, recorte o reduzca intencionadamente los gastos diarios y mensuales, para gastar menos.

Por ejemplo, si sale a comer o cenar fuera todos los días, comprométase a preparar la mayoría de sus comidas en casa. Para ahorrar gasolina, intente programar los recados en tandas. Si puede reducir la factura de las compras a la mitad comprando en una tienda de descuento, hágalo. Podría cancelar o poner en pausa un par de servicios de streaming.

Después, tome el dinero que habría gastado y deposítelo en su cuenta de ahorros para emergencias. Puede que incluso descubra que los $200 a $400 que ha ahorrado le inspiren para implementar algunos de sus nuevos hábitos de gasto rápidamente en su presupuesto mensual.

Haga que su empresa realice aportaciones

Si puede establecer un depósito directo de cada nómina en su cuenta de ahorros para emergencias, el saldo puede aumentar significativamente (y sin dolor) en poco tiempo. Incluso $50 de cada nómina quincenal suman $1,300 en un año. Los depósitos directos de $100 de cada cheque podrían sumar $2,600 al año.

Obtener ingresos extra de un negocio secundario

Una de las formas más rápidas de añadir efectivo a un fondo de emergencia es ganar más dinero con un trabajo secundario o a tiempo parcial. Puede que no le apetezca trabajar todo el día en su trabajo principal y luego hacer un segundo turno en un trabajo a tiempo parcial. Pero si puede comprometerse a trabajar en un segundo empleo durante un par de meses, puede ganar lo suficiente para crear un fondo de emergencia respetable.

¿Cuánto tardan en acumularse esos ingresos extra? He aquí un ejemplo. Si trabaja 15 horas a la semana durante ocho semanas en un trabajo a tiempo parcial que le pague $15 la hora, ganará $1,800. Después de impuestos, tendrá más que suficiente para ahorrar al menos $1,000 o más en una cuenta de ahorros para emergencias.

Cómo pagar una emergencia sin un fondo de emergencia

Así que, si se encuentra en un aprieto sin un fondo de emergencia, eche un vistazo a estos consejos para ganar dinero rápidamente sin infringir la ley.

Vender su pelo

Antes de que se le caiga el pelo por el estrés del dinero que no tiene, véndalo. Hay sitios web donde puede vender su pelo por entre $100 y $1,000, dependiendo de la calidad y la longitud. Le harán preguntas sobre si bebe, fuma o se tiñe el pelo. Pero, al fin y al cabo, es una forma rápida de evitar endeudarse por un gasto inesperado.

Vender su plasma

Puede donar sangre, pero eso no suele valer más que una comida gratis y una entrada de cine. Si necesita dinero, su plasma tiene bastante demanda para la investigación médica. Las tasas de pago varían, pero usted puede esperar hacer de $20 a $50 por donación.

La Cruz Roja Americana sólo le permitirá donar plasma una vez cada 28 días. Como se trata más de dinero y menos de altruismo, aquí tiene un consejo: acuda a un centro privado de donación de sangre. Los centros privados le permitirán donar dos veces en una semana, siempre que haya un día entre donaciones.

Vender su ropa

¿Tiene ropa colgada en el armario que significa menos para usted que el gasto de emergencia al que se enfrenta? Véndalas. Tiendas como Plato’s Closet o Crossroads Trading Co. pagarán por su ropa poco usada. Entra con un montón de ropa y, en una hora más o menos, sale con un fajo de billetes.

Enrollarse las mangas y trabajar

No todos los consejos implican vender sus pertenencias o parte de su cuerpo. Aplicaciones como TaskRabbit lo ponen en contacto con personas de su localidad que pagan para que se ocupen de sus tareas.

Puede que tenga un vecino que necesite ayuda en casa. Puede que necesite que le corten el césped o que le armen un mueble nuevo, pero no tiene herramientas. Ahí es donde puede ganar dinero haciendo esas tareas por ellos.

Vender cosas viejas en una casa de empeño

Antes de organizar esa venta de garaje, revise si alguna de sus cosas viejas tiene valor. Tenga en cuenta que las casas de empeño rara vez le ofrecen el valor total de lo que vende: le ofrecerán menos de lo que ellos creen que pueden sacar vendiéndolo.

Hacer un Crowd-fund por una factura costosa

Hay muchos sitios de financiación colectiva («Crowd-funding», en inglés) entre los que elegir, como GoFundMe e Indiegogo. Realice una investigación antes de elegir uno: algunos, como Kickstarter, sólo le dan el dinero si alcanza un objetivo concreto. Aunque la financiación colectiva de una factura no sea la forma más popular de generar dinero, ha funcionado en el pasado.

Vender muebles «hechos a mano» en Etsy

Etsy es un «mercado donde la gente vende y compra artículos únicos». Mucha gente con talento se gana la vida con ello, pero también la gente que compra muebles baratos y les da una nueva capa de pintura. Y luego están los vendedores de «falso vintage», que suben cientos de dólares el precio de artículos fabricados en serie.

Vender viejas tarjetas de regalo

Sitios web como CardCash.com canjean por dinero las tarjetas regalo que no utiliza. No espere la cantidad exacta, porque el sitio sólo le cambiará dinero en efectivo por hasta el 92% del valor de las tarjetas de regalo. Pero a tiempos desesperados, medidas desesperadas.

Pedir dinero a la gente

La alternativa tradicional al crowdfunding. Si no tiene 10 amigos y 10 familiares, pruebe en otros sitios: la iglesia, los vecinos o la esquina de la calle. (Bueno, quizá como último recurso).

Señales de que necesita aumentar sus ahorros para emergencias

Es estupendo que tenga un fondo de emergencia, pero ¿es suficiente? A continuación, le mostramos ocho señales de que es hora de centrarse en aumentar el saldo de sus ahorros para emergencias.

1. No tiene un fondo de ahorro para emergencias

No hay nada más pequeño que un fondo de ahorro para emergencias inexistente. Y es fácil levantar las manos y decir «¿para qué molestarse?» se parte de cero. Sin embargo, en algún momento hay que empezar, y el tiempo pasará tanto si empieza a acumular ahorros para emergencias como si no.

Así que empiece por ir al banco con una cantidad, aunque sea pequeña, como $100, para abrir una cuenta de ahorro para emergencias. A continuación, utilice una parte de sus ingresos para los depósitos regulares acomodando su presupuesto mensual. Antes de que se dé cuenta, tendrá un saldo respetable.

Descubra: 4 aplicaciones de finanzas personales que facilitan el manejo del dinero 

2. Agota constantemente los ahorros para emergencias

¿Utiliza constantemente sus ahorros para emergencias, lo que hace que disminuyan significativamente? O tal vez sólo retira dinero de vez en cuando, pero la pequeña cantidad que guarda para emergencias se agota rápidamente incluso por el costo de una pequeña reparación del auto.

Si es así, esfuércese y realice algunos sacrificios para aumentar la cantidad que tiene en ahorros para emergencias, de modo que una o dos emergencias no acaben con los fondos de emergencia.

3. Su seguridad laboral está en riesgo

Si trabaja en la industria de restaurantes, hostelería, viajes u otro sector de los más afectados por los cierres patronales, los mandatos y la desconfianza pública en los protocolos de seguridad, ya sabe que probablemente podría perder su empleo si la economía empeora o su empresa no consigue recuperarse de las pérdidas recientes.

No espere a perder su empleo para empezar a pensar en cómo pagará las facturas sin ingresos o con ingresos reducidos. Empiece a ahorrar lo máximo posible de cada nómina para no tener que enfrentarse a una emergencia financiera más adelante.

4. Estaría en apuros tras uno o dos meses sin ingresos

¿Qué pasaría si perdiera su trabajo o cayera gravemente enfermo y tuviera que tomarse un permiso sin sueldo? Si cree que con uno o dos meses de ahorros de emergencia podrá salir adelante, tal vez deba reconsiderarlo. Aunque tenga suficiente para pagar el alquiler, los servicios públicos y otras facturas durante dos meses, ya sabe cómo es la vida.

Si pierde el trabajo, lo normal es que otras crisis se sumen a su mala suerte. Por ejemplo, ¿qué pasa si se le estropea el auto? ¿Y si su perro enferma y tiene que pagar $400 al veterinario? ¿Y si se muere su tía favorita y tiene que viajar al funeral?

Más vale tener mucho que poco ahorrado para salir del paso cuando surjan emergencias, así que busque la manera de añadir al menos $100 (más, si puede permitírselo) cada mes a sus ahorros para emergencias.

Descubra: Cómo proteger sus finanzas contra una recesión

5. Sus ahorros sólo cubren las emergencias más pequeñas

Seguro que puede cubrir el costo de una batería nueva o de poner frenos nuevos a su auto, pero pagar un gasto de emergencia mayor, gastar miles en un nuevo aire acondicionado para casa, por ejemplo, no está a su alcance. Si ese es el caso, es hora de trabajar para aumentar sus ahorros de emergencia hasta una cantidad que pueda cubrir al menos un par de grandes gastos de emergencia a la vez.

6. Utiliza tarjetas de crédito para pagar emergencias

Si está utilizando una tarjeta de crédito para pagar las reparaciones del auto, facturas médicas y planes de viaje inesperados, eso anula uno de los principales objetivos de tener un fondo para emergencias. Esfuércese en crear un fondo de emergencia para que, si las cosas se ponen difíciles, no tenga que acumular más deudas en una tarjeta de crédito.

Descubra: 5 cosas que pueden suceder cuando no se pagan las facturas médicas a tiempo o no se pagan en absoluto

7. Tiene un seguro médico insuficiente

Lamentablemente, muchas personas no pueden pagar un buen seguro de salud, por lo que no es el único con su póliza a corto plazo que no paga absolutamente nada hasta después de alcanzar su deducible de $12,000. Aunque es poco consuelo, no sirve en el momento que llega una factura médica importante.

Cuando no tenga un buen seguro de salud, haga todo lo posible para construir sus ahorros de emergencia para que pueda cubrir un procedimiento médico costoso o una receta que su seguro no pagará.

8. Su hogar tiene un solo ingreso

Tanto si es soltero como si tiene familia, si es el único sostén de la familia, no podrá contar con un segundo ingreso que le ayude si pierde el trabajo o tiene un gasto de emergencia costoso. Pero siempre puede contar con una buena cuenta de ahorros para emergencias.

Así que comience ya a reunir la cantidad de ahorros para emergencias que recomiendan los expertos: Suficiente para pagar todas las facturas durante al menos tres a seis meses sin ingresos.

No importa qué tipo de deuda tenga, Debt.com puede ayudarle.

Encontrar una soluciónCall To Action Link

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.