Advertisement
Advertisement

Centro Educativo

Usando un préstamo personal para pagar las tarjetas de crédito

Puntos importantes a tener en cuenta si paga la deuda de la tarjeta de crédito con un préstamo personal.

Trading one type of debt for another

El uso de un préstamo personal para pagar las tarjetas de crédito, es solo una opción que puede usar para la consolidación de deudas por cuenta propia. Le permite transferir todos sus saldos de tarjeta de crédito de alta tasa de interés en un solo pago a una tasa baja. Sin embargo, esto solo funciona como una solución de deuda efectiva, si cumple con tres criterios clave.

# 1: ¿Tiene un puntaje de crédito lo suficientemente alto como para calificar para una buena tasa?

Este es el factor principal para determinar qué tan efectivo puede ser con esta solución de deuda. Para calificar para la tasa de interés que necesita en el préstamo de consolidación, necesita un puntaje de crédito alto. De lo contrario, no obtendrá la aprobación para el préstamo, o la tasa será demasiado alta para proporcionarle el beneficio que necesita.

Deseará la tasa más baja posible, de modo que cuanto mayor sea su puntaje de crédito, más efectiva será esta solución. A lo sumo, será deseable contar con una tasa de interés que sea inferior al 10 por ciento. Cualquier tasa que se ubique en el rango entre 4 y 7% es lo mejor. Esto también significa que a medida que la Reserva Federal aumenta su tasa de referencia,

los préstamos de consolidación se vuelven menos efectivos. El momento ideal para ingresar a un préstamo de consolidación, es cuando las tasas están bajas. Sin embargo, incluso a medida que aumenten las tasas, aún podrá calificar con un buen crédito por contar con un buen puntaje crediticio.

Por lo tanto, si no tiene un buen crédito, es posible que deba buscar en otra parte para encontrar alivio de la deuda.

EXAMEN SORPRESA

¿Cuánto dinero ahorraría si consolida $ 10,000 en deuda de tarjeta de crédito con una tasa de porcentaje anual del 15% con un préstamo personal de 60 meses con una tasa de porcentaje anual del 5%?

  1. a) Casi $ 5,000
  2. b) Casi $ 10,000
  3. c) Casi $ 15,000
  4. d) Casi $ 20,000

REVELAR RESPUESTA

En un programa de pago mínimo, pagaría $ 15,851 en cargos por intereses totales durante 424 meses; los pagos mensuales comenzarían en alrededor de $ 200 por mes, y disminuirían con el tiempo. Con el préstamo, realizaría pagos fijos de $ 188.71 por 60 meses, con un interés total de solo $ 1,322.74

  1. c) Casi $ 15,000

REGRESAR A LA PREGUNTA

# 2: ¿Puede afrontar los pagos mensuales con un plazo de 5 años o menos?

Cuanto más tiempo le lleve pagar su deuda, más meses tendrá el prestamista para aplicar los intereses. En otras palabras, cuanto más largo sea el plazo de su préstamo, mayor será el costo total para usted. En general, los expertos en eliminación de deuda, dicen que una estrategia de pago de la deuda de tarjeta de crédito debería tomar cinco años o menos.

Sin embargo, un término más corto significa pagos mensuales más altos. Los pagos de un préstamo a 5 años (60 pagos) son más altos que los de un préstamo a 7 años (84 pagos). Revise su presupuesto cuidadosamente para ver si puede hacer los pagos con un plazo de menos de cinco años.

Más que eso, y le aumentará demasiado el costo total. No valdrá la pena consolidarlo. Lo que es más, un plan de pago que le lleve más de cinco años, será agotador. Tratar de evitar usar sus tarjetas de crédito durante tanto tiempo, mientras elimina la deuda, será difícil. Y si vuelve a comprar antes de pagar el préstamo, puede terminar en una situación peor. Lo que nos lleva a…

# 3: ¿Tiene la disciplina para evitar el uso de sus tarjetas después de consolidar?

Una de las trampas más comunes con la consolidación de deudas, es que se comience a gastar nuevamente antes de eliminar su deuda. Cuando los saldos de su tarjeta de crédito son altos, a menudo le impide realizar nuevos cargos. No querrá aumentar su deuda.

Sin embargo, cuando utiliza un préstamo personal para consolidar tarjetas de crédito, le da una falsa impresión de estabilidad financiera. Todas sus tarjetas tienen saldo cero, por lo que puede ser tentador comenzar a hacer cargos nuevamente. Mientras tanto, todavía tendrá el préstamo para pagar. Si bien es posible que pueda cumplir con los pagos del préstamo sin las facturas de su tarjeta de crédito, tener ambas podría ser problemático.

Esta es la razón principal por la que las personas terminan re-consolidando. Comienzan a comprar con sus tarjetas de nuevo demasiado temprano, y sus facturas se acumularán para ir más allá de lo que pueda pagar. Debe evitar esto para usar un préstamo de consolidación personal de manera efectiva.

Es importante tener en cuenta que una opción de alivio, como un programa de administración o manejo de deudas, previene esta situación. Una vez que se inscribe, sus acreedores congelan sus cuentas y no puede solicitar nuevas cuentas hasta que termine el programa. Esto le ayuda a recorrer el camino para eliminar su deuda, incluso si le es difícil dejar sus tarjetas al principio.

Entonces, sin esta protección, dependerá de usted renunciar al uso de la tarjeta hasta que tenga el control de su deuda.

Pagar la deuda de la tarjeta de crédito con un préstamo personal frente a un préstamo con garantía hipotecaria

Un préstamo personal no es la única opción de préstamo disponible para el alivio de la deuda de tarjetas de crédito. Las personas pueden decirle que solo use un préstamo con garantía hipotecaria. Pero en la mayoría de los casos, esas personas estarán equivocadas. Este es el por qué…

Un préstamo con garantía sobre el valor de la equidad de su casa (o simplemente préstamo hipotecario) aumenta su riesgo

Un préstamo con garantía hipotecaria es un préstamo garantizado. Utiliza su hogar como garantía para obtener los fondos que necesita. Básicamente, usted retira el capital de su casa que puede usar para lo que necesite. En este caso, se retira el capital para pagar las tarjetas de crédito.

El problema con eso, es que efectivamente convierte la deuda no garantizada en deuda garantizada. Las tarjetas de crédito generalmente son deudas no garantizadas. Eso significa que no hay garantías vigentes para proteger al prestamista en caso de incumplimiento. Por mucho que los cobradores de deudas puedan amenazar, no pueden tomar su propiedad sin una orden judicial. Tienen que demandarlo en una corte civil para recuperar su dinero.

Por otro lado, si se retrasa en los pagos de su préstamo con garantía hipotecaria, el prestamista comenzará una acción de ejecución hipotecaria. Si no cumple con la deuda, puede perder su hogar. El mayor riesgo de esto, es que, por lo general, no vale la pena solo para pagar sus tarjetas de crédito. Incluso, aunque pueda hacer ahora los pagos normalmente: ¿qué sucede si pierde su trabajo?

Esto hace que un préstamo personal no garantizado sea una opción mucho mejor. La deuda no asegurada permanece sin garantía y su hogar nunca estará en riesgo.

Hecho: Antes del colapso y justo después de 1999-2010, el 26% de las líneas de crédito con garantía hipotecaria (HELOCS, por sus siglas en inglés) se utilizaron para pagar las tarjetas de crédito.

 

Advertisement
Advertisement

Artículo modificado por última vez el Febrero 22, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: Usando un préstamo personal para pagar las tarjetas de crédito - AMP.