Centro de Educación Financiera

¿Cuál es la mejor manera de enseñarles finanzas a los niños?

Haga que sea divertido el proceso y asegúrese de alcanzar estos objetivos importantes.

Su trabajo como padre es preparar a sus hijos para el éxito, a medida que avanzan hacia la edad adulta. Y si no les enseña a sus hijos buenos hábitos financieros, no estará haciendo ese trabajo por completo. Como resultado, sus hijos pueden tener problemas de deudas, tener mal crédito, e incluso encontrar problemas para desarrollarse solos si no cuenta con su constante apoyo.
La siguiente información puede ayudarlo a comprender cómo enseñar a sus hijos sobre finanzas. Y recuerde, la mejor manera de mostrar buenos hábitos financieros a sus hijos es ser usted mismo un buen ejemplo. Si necesita ayuda, llámenos o complete un formulario de solicitud de ayuda con la deuda en línea, para conectarse con los expertos y los servicios que necesite para poder avanzar.

Consejo nro. 1: Asegúrese que sea divertido

Los niños no aprenden cuando las cosas son aburridas, por lo tanto, cuanto más los divierta, más probable será que sus hijos realmente tomen esas lecciones con ellos. Así que haga las cosas divertidas…

  • Consulte en línea para encontrar lecciones de dinero básico y juegos de presupuesto. También puede encontrar video juegos y aplicaciones que también enseñan finanzas.
  • Incentívelos mostrándoles que cosas como el ahorro llevan a lograr las cosas divertidas que desean. También puede agregar recompensas por realizar tareas o alcanzar objetivos, como darles una bonificación si ahorran el 10% de su asignación para el año.
  • Permítales que lo miren y respondan cada “por qué” lo mejor que puedan. Puede que se sorprenda, pero las cosas que cree que son bastante aburridas o estándar, como pagar una factura en línea o declarar sus impuestos, sus hijos lo encontrarán fascinantes porque es algo que nunca habrán visto antes. Si le preguntan algo que no sabe, comprométase a encontrar la respuesta juntos.

Consejo nro. 2: Establezca estos hitos del dinero

No debe tratar de enseñar cosas que estén muy por encima de la capacidad de aprender de sus hijos, por lo que debe comenzar de a poco cuando son jóvenes y continuar expandiéndose. Los siguientes hitos pueden ser útiles:

  • Edad 2-5. Antes de los 2 años, los niños pueden aprender a contar, al imitar lo que hace usted, pero no comprenderán realmente cómo se aplica el recuento a los objetos. Entonces, después de los 2, una vez que sus hijos empiecen a entender el recuento y las matemáticas básicas como sumas y restas, también deberían comenzar a enseñarles sobre el dinero. También necesita inculcarle lecciones vitales como que esas cosas que quieren, cuestan dinero.
  • Edad 6-10. Aquí es donde realmente debería exponer a sus hijos a las finanzas. Enséñeles acerca de los bancos y ayúdelos a abrir una cuenta de ahorros. Comience con cosas como subsidios y permítales mirar cómo hace cosas como pagar cuentas y mirar su presupuesto. Los niños siguen siendo a esta edad, como el comportamiento de los monos, que cosa que ven, cosa que hacen, por lo que si lo ven a usted ahorrar cada vez que le pagan, lo más probable es que hagan lo mismo. Cosas como los bonos como regalos de navidad, incluso pueden enseñarles sobre los ahorros a largo plazo. Participe con ellos de juegos que enseñen lecciones financieras, ya que a esta edad son más abiertos al aprendizaje.
  • Edad 11-14. Los preadolescentes y “adolescentes” deben continuar las lecciones de la niñez y ampliar los valores financieros básicos, como trabajar por lo que ganan y devolver. Los juegos probablemente no funcionarán tan bien, pero aún puede motivarlos con incentivos. Como tienen más deseos y más formas de obtener ingresos, como tareas domésticas o un trabajo de cuidado de niños, pueden crear su propio presupuesto. Si reciben un teléfono, deberían aprender cosas como descontar las facturas. Se puede introducirlos al crédito, pero realmente es muy temprano para que obtengan tarjetas de crédito.
  • Edad 15-18. Cuando los niños empiecen a pensar en la universidad, hable con ellos sobre el costo. Mantener en secreto lo que pagará por su matrícula no les estará ayudando a ellos ni a su presupuesto. Así que hable sobre el costo de la universidad, permítales ver los ahorros para la universidad que tenga para ellos, como un Plan de Ahorro para la Universidad 529, y comience a analizar cómo funcionan los préstamos estudiantiles. Esto puede ayudarlos a tomar las decisiones correctas sobre adónde quieren ir a la escuela y qué quieren hacer. También puede introducir crédito, pero manténgase atento a las facturas y pídales que colaboren si hacen cargos. También debe presentar declaraciones de impuestos y enseñarles los conceptos básicos.

Consejo nro. 3: Las finanzas no deberían ser secretas

Ocultarle sus propias dificultades financieras y problemas a sus hijos no les estará haciendo ningún favor. Los niños no podrán aprender el valor de un dólar si siempre cede a la constante cadena de:”Cómprame. Cómprame.”
Mientras más abierto sea con su propia perspectiva financiera, más entenderán sus hijos cómo funciona realmente el dinero y las finanzas cuando salen solos. Por ejemplo, si nunca les muestra a sus hijos cómo declara sus impuestos, ¿cómo se supone que sabrán qué hacer la primera vez que tengan que hacerlo por su cuenta? Pueden ir a un servicio de preparación de impuestos, pero si no comprenden nada, estarán expuestos a estafas y problemas con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) si el servicio no los presenta correctamente.
Así que asegúrese de ser abiertos con sus hijos para que puedan aprender las lecciones importantes que necesitan saber. Déjeles ver cómo tiene usted que ahorrar para unas vacaciones. Si tiene adolescentes, permita que participen en el proceso de negociación y aprobación de préstamos para comprar un vehículo.

Consejo nro. 4: No deje que sus hijos se conviertan en “aprovechadores”

Seamos honestos: los niños pueden ser codiciosos por naturaleza, pero por lo general no comienzan siendo aprovechadores mimados a menos que los padres les permitan desarrollar ese tipo de comportamiento. Esto no significa que no debería apoyar a sus hijos y ayudarlos a llegar a donde deben estar, solo tiene que caminar en el lado derecho de la delgada línea entre ser comprensivo y dejarse engañar.

Hecho: El costo promedio para criar a un niño hasta los 18 años es de aproximadamente $ 250,000… incluso sin apoyar a un “aprovechador”.

Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a evitar este problema común:

  • Limítese a las asignaciones e incentivos en lugar de simplemente comprarles lo que necesiten.
  • Establezca límites a la entrega de regalos en cumpleaños y días festivos.
  • Si se meten en problemas con una factura, como en un teléfono celular o una tarjeta de crédito, deberían tener que hacer el trabajo requerido para pagar las penalidades.
  • Si sus hijos regresan a casa, después de terminar la escuela, deberían contribuir.
  • Establezca expectativas de apoyo continuo que brinde, como cuando pueda esperar que asuman su propio seguro de automóvil o facturas.

Artículo modificado por última vez el Enero 9, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: ¿Cuál es la mejor manera de enseñarles finanzas a los niños? - AMP.