Centro Educativo

Cómo tener sus finanzas a prueba de recesión

Debt.com tiene la mejor guía para los consumidores para estar preparados para la posibilidad de enfrentar una Recesión en 2018

¿Nunca ha oído hablar de los “preparadores para los días de recesión”? Es un nuevo término que usa el equipo de Debt.com para referirse a las personas que prevén otro colapso financiero justo en el horizonte. Es la versión monetaria de un precursor del fin del mundo. Y al igual que la preparación del día del juicio final, la preparación del día de la recesión solo suena loca hasta que llega la próxima recesión … lo que inevitablemente ocurrirá.

Si usted cree en la posibilidad de la Recesión 2018 o no, es una buena idea apuntalar su presupuesto. Si sucede lo peor, se alegrará de haber reforzado sus finanzas para capear la tormenta. Usted puede ser la hormiga confiable y financieramente estable en una economía débil llena de saltamontes consumistas que no planearon.

El principio-guía a prueba de recesión: ahorro-bueno, deuda-mala

Si desea un presupuesto a prueba de recesión, sus acciones girarán en torno a dos tareas:

  1. Reduzca su deuda
  2. Incremente sus ahorros

Menos deuda, significa menos riesgo de incumplimiento y más poder de endeudamiento en caso de necesitar hacerlo. Más ahorros, le proporciona una red de seguridad más grande si encuentra problemas con el empleo.

Paso 1: Minimizar sistemáticamente los niveles de deuda

Comience primero con las tarjetas de crédito con alta tasa de interés. Idealmente, deseará mantener cero como saldo, mes tras mes. Por lo tanto, todo lo que cargue en un mes lo debería pagar dentro de ese ciclo de facturación. Esto minimiza los cargos por intereses, pero también ayuda a proteger sus finanzas de los riesgos en caso de una recesión.

Si se produce una recesión, no querrá tener una deuda excesiva de tarjetas de crédito. Le da menos espacio para respirar en su presupuesto, porque tendrá más obligaciones que cubrir. Si sucede lo peor y pierde su trabajo, las tarjetas de crédito a menudo son las primeras deudas que caen en mora.

Eso significa que, si cree que una recesión puede golpear en el 2018, debe tomar medidas durante todo el año para eliminar las deudas de su tarjeta de crédito. Si no puede pagar los saldos usando un plan de reducción de deuda en su presupuesto, considere opciones de alivio:

  1. Transferencia de saldo de la tarjeta de crédito
  2. Préstamo no garantizado de consolidación de deudas personales
  3. Programa de manejo de deudas

Una vez que tenga la deuda de la tarjeta de crédito fuera del camino, concéntrese en cualquier deuda de préstamo estudiantil en su hogar. Si tiene que reembolsar varios préstamos federales, considere la consolidación de deuda. También puede usar un plan de pago estándar o gradual. Estos planes están diseñados para ayudarlo a eliminar su deuda de préstamos estudiantiles de manera rápida y eficiente.

Paso 2: Incremente el tamaño de su red de seguridad financiera

En circunstancias normales, los expertos dicen que debe tener 3-6 meses de facturas y gastos presupuestados cubiertos en ahorros. Por ejemplo, supongamos que sus facturas y los gastos necesarios, le generan $ 1,500 por mes. Un buen fondo de ahorro de emergencia sería de $ 4,500 a $ 9,000. Esto le permitiría mantener su presupuesto sin crédito, incluso si pierde su trabajo por hasta seis meses.

Sin embargo, durante una recesión, 6 meses pueden no ser suficientes. Durante la Gran Recesión, las personas estuvieron desempleadas por hasta un año o más. Entonces, los expertos ahora dicen que, si quiere anticiparse a una recesión, debe ahorrar para cubrir sus gastos hasta por un año. Lo ideal es que deseara ahorrar $ 18,000.

Si eso suena excesivo, solo recuerde lo que se supone que cubre ese dinero. La idea es que pueda vivir de los ahorros hasta que obtenga un nuevo trabajo. No habrá una acumulación masiva de deudas de tarjetas de crédito; sin préstamos de día de pago con tasas de interés ridículas. Poder disfrutar de tranquilidad financiera, incluso sin un empleo a tiempo completo.

3 puntos clave para la Gran Recesión poniendo sus finanzas ahora a prueba de recesión

# 1: Si cree que hay una posibilidad de recesión, no haga nada arriesgado con su hipoteca

Podría decirse que la parte más devastadora de la Gran Recesión fue el colapso del mercado inmobiliario. Ciertamente fue desgarrador ver a la gente perder sus ahorros 401 (k) en el colapso bursátil, pero la mayoría finalmente se recuperó. Pero cuando el mercado hipotecario colapsó, las familias perdieron sus hogares y en muchos casos, no hubo vuelta atrás.

Una gran parte de la crisis hipotecaria se debió a un endeudamiento excesivo contra la equidad. La gente aprovechó los años de auge para obtener hipotecas secundarias e incluso una tercera. Usaron préstamos con garantía hipotecaria (HELOCs, por sus siglas en inglés), pero también HELOCs sin reservas ni preocupaciones. Pero cuando el mercado colapsó y las propiedades valuadas se cayeron a pique, esos propietarios estaban seriamente desprotegidos. Debían mucho más de lo que valían sus hogares.

La dura lección aprendida durante esa crisis fue, que pedir prestado por el valor y respaldo de su casa, puede ser riesgoso. Solo porque tenga equidad para usar, no significa que deba hacerlo. Si le preocupa una recesión, manténgase en una sola hipoteca tradicional y no tome prestado con el respaldo de su casa. En particular, evite acciones como sacar un préstamo con garantía hipotecaria para cancelar la deuda de la tarjeta de crédito. ¡No vale la pena ese riesgo!

# 2: Ningún trabajo es 100% a prueba de recesión, pero algunos son susceptibles a la recesión

No hay garantía que pueda atravesar una recesión sin interrupciones en su empleo. Sin embargo, la Gran Recesión ciertamente mostró la vulnerabilidad de varias profesiones:

  1. Cualquier actividad en la construcción o en bienes raíces puede ser riesgoso. Las recesiones no siempre vienen con una crisis hipotecaria, pero una economía débil, a menudo conduce a una desaceleración del mercado inmobiliario. Si su carrera profesional depende de un mercado inmobiliario de salud activo, es posible que desee considerar complementar sus ingresos.
  2. Los servicios de atención, hospedaje y comidas fuera del hogar, es tornan difíciles cuando todos se quedan en casa. Las personas en la industria de servicios también sufrieron particularmente durante la Gran Recesión. A medida que las familias sintieron la presión financiera, dejaron de ir a comer y limitaron las vacaciones. Como resultado, las propinas se agotaron y la base de clientes que alimentaba la industria, simplemente no estaba allí.
  3. Las empresas que se inician, tienen un mayor riesgo de cierre. No tiene ninguna garantía que una gran compañía pueda capear la tormenta y evitar los despidos masivos. Por otro lado, trabajar para un nuevo emprendimiento, significa que puede estar en mayor riesgo que el negocio se cierre por completo.

# 3: Las aprobaciones de préstamos pueden ser difíciles de conseguir durante una recesión

Los prestamistas pueden optar por aumentar o relajar sus estándares de préstamos, siempre y cuando cumplan con las regulaciones federales y estatales. Durante una recesión, los prestamistas enfrentan altas tasas de incumplimiento de otros prestatarios. Básicamente, no pueden pagar otro préstamo incobrable que no se amortice.

Esto significa que puede ser difícil obtener la aprobación para el financiamiento. Esto es cierto, tanto para préstamos personales, como para cualquier préstamo de pequeña empresa que pueda necesitar. Si desea obtener la aprobación, necesitará un puntaje de crédito excelente y una baja relación deuda-ingreso. Solo los más solventes pueden ser aprobados.

Dicho esto, las recesiones a menudo pueden ser un buen momento para obtener nuevos fondos. La Reserva Federal generalmente baja las tasas de interés durante una recesión para estimular la economía. Si tiene un gran crédito y siguió los consejos anteriores, puede obtener tasas realmente atractivas para los préstamos. Solo asegúrese de tener los medios para cubrir los pagos de lo que tome prestado.

análisis de deuda 855-654-9191

Artículo modificado por última vez el Agosto 9, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: Cómo tener sus finanzas a prueba de recesión - AMP.