A pesar de la pandemia que provocó un desempleo récord el año pasado, los estadounidenses consiguieron pagar cantidades récord de deudas de tarjetas de crédito, en gran parte gracias a dos rondas de estímulo [1]. Es más, el gobierno federal se apoyó en las compañías de tarjetas de crédito para ser flexibles, pidiéndoles que ampliaran las opciones de aplazamiento, en las que los clientes podían reducir o pausar los pagos por completo. Sin embargo, los usuarios de crédito en EE.UU. siguen teniendo un saldo promedio de $6,270 [2], y con muchos acreedores que cortan los programas de aplazamiento a medida que el país se va abriendo, los que tienen saldos elevados se encuentran a menudo entre la espada y la pared. La negociación de la deuda ofrece una salida.

Tabla de contenidos:

Manejar la negociación de la deuda por su cuenta

If you're out of work due to a medical issue, seek forbearance during credit card debt negotiationCuando se trata de la negociación de la deuda de la tarjeta de crédito, el CFPB dice [3] que lo primero que debe pensar es por qué está endeudado. ¿Se trata de una pérdida temporal de trabajo o de un problema a largo plazo? Entender cuánto tiempo puede estar en esta situación puede ser útil cuando llame a sus acreedores para negociar.

Durante el punto álgido de la pandemia del año pasado, muchas compañías de tarjetas de crédito ofrecían aplazamientos. El aplazamiento le permite dejar de hacer pagos temporalmente durante un periodo determinado. Algunos acreedores incluso permitían a los clientes ampliar el aplazamiento entre 3 y 6 meses.

Ahora, sin embargo, los acreedores se están volviendo menos flexibles con los clientes. Pero todavía puede ser posible negociar un periodo de aplazamiento adicional o ampliar su acuerdo de aplazamiento actual.

Tome estas medidas para prepararse para la negociación de la deuda de la tarjeta de crédito

  • Si tiene al menos algunos ingresos, revise su presupuesto para ver cuánto puede pagar razonablemente.
    • Recorte lo máximo posible los gastos. Piense en esto como un período de presupuesto de guerra, en el que sólo paga las facturas y las necesidades básicas.
  • Además, anote los pasos que va a dar para restablecer sus ingresos si se han reducido durante la pandemia.
    • ¿Va a trabajar en actividades secundarias hasta que encuentre un empleo a tiempo completo?
    • ¿A cuántos trabajos se presenta por semana?
    • ¿Cuándo cree que puede esperar razonablemente volver a trabajar a tiempo completo?
  • Por último, tenga en cuenta cómo han afectado a su situación los recortes de la ayuda federal de este verano:
    • ¿Vive en un estado en el que se han recortado las prestaciones por desempleo?
    • ¿Está alquilando y ahora se enfrenta a un desalojo desde que la moratoria expiró el 31 de julio?
    • ¿Solicitó la ayuda de emergencia para el alquiler y se la denegaron o no se ofrece dónde vive?

Ahora está preparado para llamar a las compañías de tarjetas de crédito para negociar

Ahora ya tiene toda la información que necesita para presentar un caso eficaz. Tenga toda esta información por escrito y a mano cuando empiece a ponerse en contacto con las compañías de su tarjeta de crédito. A continuación, siga estos pasos:

  1. Empiece por pedir que le amplíen el periodo de aplazamiento directamente. Explique su situación y proponga un plazo en el que cree que podrá reanudar los pagos. Asegúrese de que es realista porque, si no, puede perder la posibilidad de que le otorguen otra prórroga.
  2. Si no quiere suspender sus pagos, pida una indulgencia. La indulgencia de morosidad es similar al aplazamiento, excepto que, en lugar de pausar sus pagos, simplemente los reduce por un tiempo. Sea honesto sobre lo que puede pagar razonablemente y esté dispuesto a revisar los números con ellos para demostrar su caso.
  3. Como último recurso, solicite un acuerdo de reestructuración. Un acuerdo de reestructuración es básicamente un plan de pago de la tarjeta de crédito. Su acreedor congelará su cuenta, de modo que no podrá hacer nuevos cargos. A cambio, le reducirán o eliminarán los intereses y las penalizaciones, además de reducir sus pagos. Esto le permite pagar el saldo que debe, y luego la cuenta se cerrará

Si la compañía de tarjetas de crédito sigue sin querer ceder, entonces puede ser el momento de considerar algunas opciones alternativas de alivio.

¿Las compañías de tarjetas de crédito no ceden? Consiga ayuda para negociar.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

Consiga el apoyo de negociadores de deudas profesionales

If you're worried about how to pay everything back, credit card debt negotiation could take the form of a partial debt settlementCuando los acreedores no están dispuestos a trabajar con usted, es el momento de llamar a los profesionales. Hay dos tipos de servicios que pueden ayudar en este caso: la consejería de crédito y los servicios de liquidación de deudas.

Consejería de crédito

Los servicios de consejería de crédito son organizaciones sin ánimo de lucro que ayudan a las personas que necesitan asistencia para negociar con los acreedores. Estas organizaciones han establecido relaciones con los acreedores. De hecho, se financian con subvenciones de las compañías de tarjetas de crédito que utilizan estos servicios para ayudar a los clientes que pueden acabar incumpliendo y no pagando lo que deben.

Esa relación establecida juega a su favor. El servicio de consejería de crédito le ayuda a encontrar un pago que pueda permitirse razonablemente con su presupuesto actual. Luego se ponen en contacto con sus acreedores para informarles de que está trabajando con ellos. Como usted está recibiendo esa ayuda profesional, los acreedores reducirán o eliminarán su tasa de interés y dejarán de aplicar multas. También se comprometen a aceptar los pagos a través del servicio de consejería de crédito.

Por lo tanto, si los acreedores no están dispuestos a trabajar con usted, es posible que le ofrezcan un acuerdo de reestructuración si lo establece a través de una agencia de consejería de crédito. La idea es que, al recibir ayuda profesional, es más probable que cumpla el acuerdo y pague su deuda. Sus tarjetas de crédito seguirán congeladas y cerradas, pero al menos podrá salir de la deuda de una forma asequible que se ajuste a su presupuesto.

Y lo que es mejor, el programa de manejo de deudas que la agencia le ayudará a establecer no dañará su reporte de acreedores. Y si tiene cuentas atrasadas, la mayoría de los acreedores aceptarán ponerlas al día después de tres pagos en el programa.

Liquidación de deudas de tarjetas de crédito

La segunda solución, más drástica, para la negociación profesional de la deuda de la tarjeta de crédito puede ayudar cuando usted está completamente abrumado. La liquidación de deudas es cuando usted paga a la compañía menos de lo que debe. Olvídese de los intereses y las penalizaciones, sólo paga una parte del saldo principal (la deuda real que debe).

Esto es algo que puede intentar negociar con los acreedores por su cuenta, pero puede tener un éxito limitado. La mejor manera de hacerlo es contratar a un negociador profesional de deudas. Estos expertos saben cómo negociar para sacarlo de la deuda de la tarjeta de crédito por la menor cantidad posible.

Esto significará que su crédito se verá afectado. Cada deuda que liquide se anotará en su reporte de crédito durante siete años a partir de la fecha en que la cuenta se convirtió en morosa. Sin embargo, si ya ha empezado a dejar de pagar, ese daño también se mantendrá durante siete años, por lo que puede merecer la pena llegar a un acuerdo.

Algunos ejemplos reales de lo que los negociadores de deudas pueden hacer por usted

Debt.com trabaja con una red de proveedores de alivio de la deuda, incluidos los dos tipos de negociadores de deudas profesionales que hemos descrito. Veamos dos ejemplos de personas que trabajaron con un equipo profesional de negociación de deudas. Ambas personas tenían cantidades similares de deuda, pero diferentes necesidades y objetivos:

Mary obtiene resultados con un programa de manejo de deudas

Mary tenía una duda de $30,440 en tarjetas de crédito. Sólo realizaba los pagos mínimos, pero había conseguido mantener un buen puntaje de crédito. No quería dañar más su crédito mientras negociaba su deuda.

Así que Mary trabajó con una agencia de consejería de crédito sin ánimo de lucro para establecer un programa de manejo de deudas. Esto es lo que el equipo de consejería de crédito negoció para ella:

  • Los pagos totales de su tarjeta de crédito se redujeron en un 35%: su pago mensual pasó de $1,217 a $794.
  • El equipo trabajó con sus acreedores para reducir sus tipos de interés a un promedio del 6.7%.
  • Como resultado, Mary ahorró $13.319 dólares mientras pagaba su deuda
  • Dejó de tener deudas en 3 años y 8 meses

Mary no sufrió ningún daño en su crédito, ahorró dinero y salió de la deuda mucho más rápido de lo que podría haber hecho por su cuenta.

Nole ahorra mucho con los negociadores de liquidación de deudas

Nole también debía algo más de $30,000, $30,093 para ser exactos. Pero a diferencia de Mary, Nole no estaba preocupada por proteger su puntaje de crédito, que ya era malo porque estaba atrasada en la mayoría de las facturas de sus tarjetas de crédito. Nole sólo quería salir de la deuda lo antes posible por la menor cantidad de dinero posible.

Así que Nole trabajó con un equipo profesional de liquidación de deudas. Negociaron con sus acreedores en su nombre y esto es lo que ocurrió:

  • Nole pagó sólo el 55% de lo que debía en cada deuda, en promedio
  • Salió de la deuda por un total de $18,548
  • Y, lo que es más, se libró de la deuda en sólo 23 meses, por lo que estuvo libre de deudas en menos de dos años

Tenga en cuenta que Nole sufrió algunos daños en su crédito como resultado de la liquidación de su deuda. Cada deuda saldada se anotará en el reporte de crédito de Nole durante siete años a partir de la fecha en que la cuenta entró en mora. Pero como Nole ya tenía pagos atrasados y morosidad, era algo con lo que estaba dispuesta a lidiar.

¿Qué puede hacer por usted un negociador de deudas profesional?

Estos son sólo dos ejemplos de personas que tenían deudas pero que salieron de ellas más rápidamente con la ayuda de un equipo profesional de negociación de deudas. Debt.com trabaja con los mejores proveedores que ofrecen una variedad de soluciones que se ajustan a sus necesidades. Si no puede conseguir que los acreedores o los cobradores trabajen con usted, tal vez sea el momento de conseguir un equipo que lo haga por usted.

Conecte con los expertos adecuados para la negociación de la deuda de tarjetas de crédito.

Descubra másCall To Action Link

Negociar con los acreedores cuando las cosas no van mal

Incluso cuando usted no está teniendo problemas para mantenerse al día con las facturas, todavía puede beneficiarse de la negociación de la deuda de tarjeta de crédito. Hay beneficios que puede negociar cuando las cosas van bien con su cuenta. Éstas pueden ayudarle a evitar las comisiones y a ahorrar dinero al minimizar los intereses.

Estas son algunas buenas razones para llamar a sus compañías de tarjetas de crédito cuando su cuenta está en buen estado:

Tipos de interés más bajos

Si es un cliente leal que paga constantemente sus facturas a tiempo y tiene buen crédito, puede pedir a la compañía que le baje el tipo de interés. Incluso si la compañía no está dispuesta a bajar permanentemente su tasa, si usted llama, a menudo le ofrecerán una tasa promocional que es mucho más baja que la que le están cobrando ahora. Esto puede ser muy valioso si tiene un saldo que pagar, ya que una mayor parte de cada pago que realice se destinará a pagar el saldo principal.

Ajustar la fecha de vencimiento de los pagos

Otra cosa útil que puede negociar con una compañía de tarjetas de crédito es cambiar la fecha de vencimiento de sus pagos. Esto puede facilitar el equilibrio de su presupuesto al asegurarse de que las facturas se reparten uniformemente a lo largo del mes. La mayoría de las compañías de tarjetas de crédito le permitirán ajustar la fecha de pago hasta 14 días. Simplemente revise su calendario de pago de facturas y determine el mejor momento para trasladar una factura, luego llame al acreedor para preguntar.

Eliminación de buena fe de un cargo por retraso

Si comete un error puntual y se olvida de pagar su factura, le cobrarán una comisión por retraso. Los cargos por retraso ascienden en promedio a $45 en las tarjetas de crédito, por lo que no es un cargo menor. Si nunca ha dejado de pagar antes, llame a la compañía y pregunte si están dispuestos a eximirlo de la comisión por primera vez. A continuación, asegúrese de no volver a dejar de pagar configurando el pago automático.

Reembolso de las comisiones por transacciones internacionales

Algunas compañías de tarjetas de crédito reembolsan las comisiones por transacciones internacionales que se cobran cuando se utiliza la tarjeta en un viaje internacional. Estas comisiones pueden acumularse rápidamente, así que, si se olvidó de comprobar su póliza y se lleva una sorpresa en su próximo estado de cuenta al volver a casa, llame para ver si le eximen de esas comisiones.

Renuncia a las cuotas anuales

Si su tarjeta de crédito tiene una cuota anual, hay raras ocasiones en las que puede conseguir que la compañía renuncie a esta cuota. Esto puede ser especialmente útil si no usa la tarjeta a menudo y piensa cerrar la cuenta. Llámelos y dígales que quiere cancelar la tarjeta, es posible que le ofrezcan renunciar a la cuota anual para mantenerlo como cliente. Puede que sólo funcione durante un año, pero eso le da un año para usar la tarjeta y disfrutar de sus ventajas sin el costo añadido.

 

Fuentes:
Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

Artículo modificado por última vez el Junio 22, 2022. Publicado por Debt.com, LLC