Millones de personas que viven en Estados Unidos (EE.UU.) tienen al menos una tarjeta de crédito en su poder. De hecho, el Experian Consumer Credit Review [ENG] 2019 nos dice que ellos tienen un promedio de cuatro tarjetas de crédito. ¿Es esto algo malo? No necesariamente. Las tarjetas de crédito pueden ser una gran herramienta para crear un historial de crédito y manejar las finanzas. Sin embargo, si se usan mal, pueden arruinar sus finanzas y dejarlo con un daño que puede tardar años en repararse.

¿Cuándo es el momento adecuado para obtener una nueva tarjeta de crédito? Eso depende de su situación financiera y de sus objetivos.

Teniendo en cuenta los tiempos de hoy en día, puede que esté contemplando la posibilidad de sacar su primera o quinta tarjeta de crédito. Antes de decidirse, escuche lo que dicen estos expertos en finanzas sobre el momento adecuado para obtener una tarjeta de crédito.

Tipos de tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito tienen diferentes propósitos dependiendo de quién las utilice. Por ejemplo, un adolescente que acaba de cumplir 18 años puede decidir sacar una tarjeta de crédito para construir su crédito, mientras que una persona de 35 años con dos tarjetas de crédito puede decidir que necesita una más para construir su portfolio.

Hay dos tipos principales de tarjetas de crédito: las aseguradas y las no aseguradas. Ambas pueden servir para diferentes propósitos dependiendo de su objetivo final.

Tarjeta de crédito asegurada

Una tarjeta de crédito asegurada requiere un depósito reembolsable, normalmente de cientos de dólares. Es ideal para las personas que no tienen un historial de crédito y necesitan construirlo. Los prestamistas son reacios a conceder créditos a estas personas porque no han demostrado que sean capaces de pedir préstamos y devolverlos a tiempo.

Las tarjetas de crédito aseguradas le dan la oportunidad de demostrar a los prestamistas que puede pedir préstamos de forma responsable. Brad Strock, de Truit, el sexto mayor holding bancario, explica cómo se puede utilizar una tarjeta asegurada.

EXPERTO: Brad Strock – Truist [ENG]

“Algunos consumidores pueden incluso preferir empezar con una tarjeta de crédito asegurada, un producto en el que el límite de crédito está garantizado por un depósito en efectivo. Por lo general, esto permite al consumidor experimentar lo que es utilizar una tarjeta de crédito para sus transacciones diarias, al tiempo que establece límites a su poder de gasto”.

Tarjeta de crédito no asegurada

Una tarjeta de crédito no asegurada es lo opuesto a una asegurada, ya que no se necesita una garantía antes de ser aprobada. Sin embargo, necesita un buen historial crediticio, ya que de lo contrario podría acabar con un tipo de interés elevado. Las tarjetas de crédito no aseguradas pueden aumentar su puntaje de crédito e incluso ayudarle a ahorrar dinero si las utiliza de forma estratégica.

ANUNCIO PUBLICITARIO

Evalúe sus finanzas antes de realizar una solicitud

Para determinar si es el momento adecuado para sacar una tarjeta de crédito, comience por evaluar sus finanzas. Este sencillo paso le dirá si una tarjeta de crédito es algo que puede permitirse.

Algunas personas ven las tarjetas de crédito como dinero gratis, y esta idea errónea puede llevarlo a endeudarse. Las tarjetas de crédito son otra forma de pago, así que, si tiene una, tiene que ser capaz de pagar lo que gasta. Si no puede permitirse pagar la totalidad de sus saldos cada mes, quizá deba pensar dos veces antes de obtener una nueva tarjeta.

La única forma de saber si puede permitirse una nueva tarjeta es evaluar sus finanzas y crear un presupuesto. Un presupuesto le permite conocer mejor sus hábitos de gasto y le ayuda a planificar con antelación. Si sabe cuánto dinero le sobra para gastar cada mes, sabrá si puede permitirse gastos adicionales con la tarjeta de crédito. Por ejemplo, si sólo le quedan $500 después de pagar sus facturas mensuales, no puede permitirse gastar $700 más en una tarjeta de crédito.

Otra cosa que debe evaluar es cuán disciplinado es con su presupuesto. Si tiende a gastar en exceso, una tarjeta de crédito puede no ser una buena idea.

Mark LoCastro, de SmartAsset, una plataforma que lo pone en contacto con consejeros financieros locales, refuerza este punto.

EXPERTO: Mark LoCastro – SmartAsset [ENG]

“Si no puede ceñirse a un presupuesto, probablemente no esté preparado para una tarjeta de crédito. Sin un presupuesto, no sabrá cuánto dinero puede permitirse gastar cada mes de forma realista”.

Desarrolle una estrategia

Entonces, ¿cuál es el momento perfecto para obtener una tarjeta de crédito? Cuando tenga un uso claro de la misma. Determine lo que quiere que la tarjeta de crédito haga por usted y trabaje hacia ese objetivo. Como afirma Sean Messier, de Credit Card Insider [ENG]:

“Frecuentemente, no hay una regla general para el “momento adecuado” para obtener una tarjeta de crédito, porque hay tarjetas de crédito diseñadas para cada tipo de solicitante. El momento adecuado para obtener una tarjeta de crédito depende de la persona”.

En este sentido, desarrolle una estrategia para tener unas directrices claramente definidas antes de pedir una tarjeta de crédito. A continuación, le indicamos algunas razones por las que podría querer sacar una y cómo una tarjeta de crédito podría ayudarle a conseguir ese objetivo.

Crear un historial de crédito

Las personas carecen de un historial de tarjetas de crédito por diversas razones. Algunos son demasiado jóvenes para tener un historial de crédito, y otros se alejan intencionadamente por miedo a gastar más de la cuenta.

Para aquellos que no tienen un historial de crédito, solicite una tarjeta de crédito asegurada para construir su crédito. Procure mantener el saldo por debajo del 30% del límite disponible y pagarlo en su totalidad antes de la fecha de vencimiento. Si es menor de 18 años, hable con sus padres para que lo añadan como usuario autorizado en una de sus cuentas de tarjeta de crédito. Esto le dará una ventaja para crear un historial de crédito y aprender a pedir préstamos de forma responsable.

EXPERTO: Jill Gonzalez- Wallet Hub [ENG]

“El momento adecuado para obtener una tarjeta de crédito es lo antes posible, para empezar a crear crédito. Incluso siendo adolescente, puede ser añadido como usuario autorizado en las tarjetas de crédito de sus padres. En el instituto, puede servir para usarla en caso de emergencia. En la universidad, debería poder pasar a tener una tarjeta propia. Esto no sólo le ayudará a crear crédito, sino que también le enseñará a utilizar una tarjeta de crédito de forma responsable”.

Pagar la deuda

Puede que piense que obtener una tarjeta de crédito mientras está endeudado es una idea descabellada. Sin embargo, si la utiliza de forma estratégica, una tarjeta de crédito puede ayudarle a reactivar sus finanzas. Por ejemplo, puede obtener una tarjeta de transferencia de saldo [ENG], que le permite trasladar su deuda de una tarjeta de crédito con intereses altos a otra con intereses más bajos. De este modo, paga menos en intereses mientras trabaja para saldar su deuda.

Como explica Messier, “puede tener sentido solicitar una nueva tarjeta si quiere transferir un saldo de alto interés a otra tarjeta con una oferta de transferencia de saldo del 0% APR”.

ANUNCIO PUBLICITARIO

Beneficios de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito tienen varias ventajas, por lo que es bueno conocerlas antes de contratar una nueva. De este modo, podrá sacar el máximo provecho de ellas, incluidos los ahorros y las ventajas.

Bonificación por suscripción

Los bonos de suscripción de las tarjetas de crédito son una forma de ganar cientos de dólares en recompensas. Los emisores las ofrecen en forma de:

  • Devolución de dinero: cuando hace una compra y le devuelven un porcentaje de lo que gasta – Comparar las tarjetas de devolución de dinero [ENG].
  • Puntos: “monedas” que dan los emisores de tarjetas por el gasto. Cada emisor y tarjeta tiene diferentes métodos de canje (por ejemplo, viajes [ENG], devolución de dinero, mercancía o tarjetas de regalo).
  • Recompensas: Término genérico que hace referencia a la devolución de dinero, los puntos y cualquier otro beneficio que se recibe por contratar y utilizar una tarjeta de crédito – comparar tarjetas de recompensa [ENG].

A menudo, los emisores de tarjetas de crédito ofrecen estas bonificaciones a los nuevos clientes. Sin embargo, para poder optar a estas bonificaciones, normalmente hay que gastar una determinada cantidad en los primeros meses. Por ejemplo, si se inscribe en la tarjeta Platinum de American Express y gasta $5,000 en los tres primeros meses, puede ganar 75,000 puntos de recompensa por afiliación. A continuación, puede utilizar los puntos que gane con sus socios de compras, viajes y entretenimiento.

Conseguir una tarjeta con una bonificación de alta antes de una compra grande o una serie de gastos puede ser un buen movimiento estratégico.

Lo explica Johnny DisCala, experto en viajes y propietario de JohnnyJet [ENG],

EXPERTO: Johnny DisCala- Johnny Jet [ENG]

“Ya sean facturas médicas, vacaciones o un costoso rediseño de la casa, una compra grande también puede ser un buen momento para solicitar una tarjeta de crédito cuando se quiere que la bonificación por suscripción compense parte del costo de la compra. Por supuesto, asegúrese de que puede pagar la totalidad del saldo y de que se siente cómodo manteniendo la tarjeta durante al menos un año. La mayoría de las tarjetas de crédito exigen que mantenga su nueva cuenta abierta durante al menos el primer aniversario de la tarjeta para evitar que se convierta en una tarjeta de pago. Si la tarjeta tiene una cuota anual, tendrá que pagar la cuota anual en el primer aniversario de la tarjeta antes de poder cancelarla”.

También hay requisitos de tiempo para cuando puede canjear sus bonificaciones, así que tenga cuidado con eso si planea usarlas para una compra o un viaje.

Período introductorio del 0% APR

Es probable que en algún momento se haya encontrado con una oferta de tarjeta de crédito que presume de un 0% de Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés) – también conocido como tasa de interés inicial-. Esto significa esencialmente que no importa cuánto gaste, no se le cobrará ningún interés mientras dure la oferta. Esto le permite gastar y pagar a su propio ritmo sin incurrir en más gastos. Lo ideal es utilizar una bonificación del 0% APR antes de realizar una gran compra, como unas vacaciones o unos muebles nuevos, por ejemplo.

Este es uno de los pocos escenarios en los que no es necesario tener todo el dinero para liquidar el saldo antes de realizar una compra, ya que no se le cobrarán intereses si deja un saldo. Sin embargo, asegúrese de pagar el saldo en su totalidad antes de que se aplique la APR, que suele ser de 6 a 18 meses después, según el período al que tenga derecho en función de su puntaje de crédito.

Jill González amplía las ventajas de utilizar un periodo de 0% APR:

“Por ejemplo, si quiere hacer una compra importante, solicitar una tarjeta de crédito con un 0% APR puede ser una decisión inteligente. Esto le permitirá evitar los intereses por completo si paga la totalidad en el momento en que la APR regular de la tarjeta entre en vigor”.

ANUNCIO PUBLICITARIO

Ahorros y recompensas

Una de las cosas que las compañías de tarjetas de crédito utilizan para atraer a la gente son las ventajas y las recompensas. Saber que puede ahorrar dinero en cada compra u obtener millas aéreas puede ser un incentivo irresistible para muchos. Sin embargo, es fundamental que entienda cada programa de recompensas y cómo puede beneficiar a sus objetivos financieros. Algunas de las recompensas más comunes que puede obtener con las tarjetas de crédito incluyen:

Devolución de dinero

Algunas tarjetas de crédito ofrecen ahorros en cada compra que realice. Gerri Detweiler, de Nav, la aplicación líder de gestión financiera para empresas, nos explica las ventajas de las tarjetas de crédito.

EXPERTO: Gerri Detweiler- Nav [ENG]

“Las tarjetas de crédito suelen ofrecer ventajas como 2% de devolución de efectivo, que es como obtener un 2% de descuento en su compra”.

Cada tarjeta de crédito ofrece un porcentaje de devolución de dinero diferente. Por ejemplo, la tarjeta Blue Cash Everyday de American Express ofrece un 3% de devolución en efectivo en los supermercados estadounidenses, un 2% en las gasolineras y un 1% en todo lo demás. La tarjeta de crédito Chase Freedom Unlimited ofrece una devolución ilimitada del 1,5%. Lo mejor es comparar y ver qué tarjetas ofrecen las mejores devoluciones en efectivo, teniendo en cuenta las cuotas anuales.

Además, piense en sus necesidades. Si come fuera a menudo, busque una tarjeta de crédito que ofrezca generosas recompensas de devolución en efectivo en las áreas en las que más gasta, ya sea en la compra de alimentos, en comer fuera o en la compra de gasolina.

Puntos estándar

Muchas tarjetas de crédito ofrecen puntos estándar, que pueden canjearse por diversas cosas. Esto puede incluir dinero en efectivo, viajes, productos o entretenimiento, dependiendo del emisor. Por ejemplo, la tarjeta Citi Rewards+ le permite obtener 2X puntos en supermercados y gasolineras por los primeros $6,000 que gaste en un año, y luego 1X puntos una vez que supere ese límite. También se obtienen puntos 1X en todas las demás compras que se realicen.

En cuanto al funcionamiento de los puntos, cada punto tiene un valor que depende del emisor. Un punto puede valer entre 1 y 2 céntimos. El valor del punto puede incluso cambiar dependiendo de cómo decida canjearlo. Por ejemplo, un emisor puede hacer que un punto valga 1,5 céntimos si lo canjea por compras de viajes, pero 1 céntimo por punto si opta por el crédito de extracto. Asegúrese de entender cómo se pueden ganar y canjear los puntos antes de contratar una tarjeta.

Millas y puntos de viaje

Algunas personas son amantes de la vida nocturna por naturaleza, otras tienen obligaciones laborales. Las tarjetas de crédito pueden hacer que los viajes sean mucho más baratos, tanto si se trata de viajes de trabajo como de ocio. Si viaja a menudo, busque tarjetas de crédito que centren sus recompensas en los viajes. Por ejemplo, puede obtener una tarjeta de crédito basada en millas, de modo que gane millas o puntos por cada dólar que gaste. Algunas tarjetas incluso le dan millas de bonificación por determinadas compras.

¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta que gana puntos y una que gana millas? Una tarjeta de crédito que acumula millas permite ganar dinero en el programa de viajero frecuente de una aerolínea. Puede reclamar las millas y conseguir vuelos gratuitos con la aerolínea una vez que haya adquirido los suficientes. Sin embargo, con los puntos, el programa de la tarjeta de crédito le ofrece directamente puntos. No forman parte de los puntos de los programas de fidelización de las aerolíneas y pueden ser más flexibles (lo que significa que tiene más opciones para canjear sus puntos).

ANUNCIO PUBLICITARIO

Un ejemplo es la tarjeta United Explorer. Usted gana 2 millas por dólar en compras elegibles en restaurantes y estancias de vacaciones.

Matthew Kepnes, autor y fundador de Nomadic Matt, un blog de viajes, comparte información útil sobre cómo elegir las tarjetas de crédito, especialmente para viajar.

EXPERTO: Matthew Kepnes- Nomadic Matt [ENG]

“Lo primero que hay que mirar son las ventajas. Aunque hay montones de tarjetas, cada una tiene ventajas diferentes. ¿Qué ventajas son las más adecuadas para usted? ¿Quiere acceso a las salas VIP? ¿Devolución de efectivo? ¿Equipaje facturado gratuito al viajar? ¿Estancias gratuitas en hoteles? Decida qué ventajas son prioritarias para usted. Eso le ayudará a reducir sus opciones”.

Seguros

Reconozcámoslo, a veces la vida pasa y, en consecuencia, sus finanzas se desbaratan. Las tarjetas de crédito ofrecen varios tipos de seguros que le cubrirán en caso de que surjan circunstancias imprevistas. Holly Johnson, de Club Thrifty, un blog de finanzas personales y viajes, explica cómo se pueden utilizar las tarjetas de crédito en este contexto.

EXPERTO: Holly Johnson- Club Thrifty [ENG]

“Hay muchas razones para contratar una tarjeta de crédito fuera de una necesidad genuina. Por ejemplo, algunas personas utilizan las tarjetas de crédito sólo para obtener recompensas por sus gastos. Otros lo hacen para tener acceso a protecciones para el consumidor como el seguro de viaje, la protección de la compra contra daños o robos, o la ampliación de las garantías”.

Por ejemplo, se puede contratar un seguro para la tarjeta de crédito [ENG], que requiere el pago de una prima para recibir cobertura en caso de pérdida de ingresos o de retraso en los pagos. Una ventaja añadida es que su puntaje de crédito no se verá afectada y el emisor de la tarjeta le ayudará a realizar los pagos mensuales del saldo pendiente. Sin embargo, algunos expertos sostienen que este tipo de protección simplemente aumenta sus costos, lo que debe tener en cuenta al considerar este tipo de servicio.

Otros tipos de seguros de los que puede disfrutar son:

  • Cobertura de protección del precio: si el precio de un artículo que compra disminuye después de la compra, puede obtener un reembolso por la diferencia de precio.
  • Cobertura de protección de compras: los artículos perdidos, robados o dañados pueden ser objeto de un reembolso parcial o total.
  • Cobertura de protección de devoluciones: el emisor de su tarjeta de crédito puede emitir un reembolso si el minorista al que compra se niega a reembolsarle un artículo.
  • Cobertura de seguro para teléfonos móviles: si paga la factura del teléfono con su tarjeta, podría obtener una protección de hasta 1600 en caso de pérdida o robo del teléfono.
  • Cobertura del seguro de alquiler de automóviles: permite renunciar a la cobertura del seguro de alquiler de autos.
  • Pérdida de equipaje: si el equipaje se pierde o se retrasa, podría recibir el reembolso de una determinada cantidad.
  • Cobertura de seguro de cancelación/interrupción de viaje: si el viaje se interrumpe por muerte, enfermedad o lesión, podría recuperar una parte de los gastos de viaje no reembolsables.

Tenga en cuenta que no todas las tarjetas de crédito ofrecen todas estas ventajas; cada emisor es diferente. Hable con el proveedor de su tarjeta de crédito para ver qué tipos de seguro ofrecen y cómo puede aprovecharlos. A continuación, evalúe el costo en función de su presupuesto y sus necesidades para decidir si merece la pena.

Cuándo evitar las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito no son adecuadas para todo el mundo, sobre todo si no se sabe cómo utilizarlas. Pueden empeorar una mala situación financiera o estropear un buen puntaje de crédito si no se tiene cuidado. ¿En qué situaciones debería evitar las tarjetas de crédito?

Si está endeudado

Aunque las tarjetas de crédito se pueden utilizar para transferir saldos, como ya se ha mencionado, no siempre es la mejor opción para todo el mundo. Como afirma acertadamente Gerri Detweiler, “si tiene una deuda que le cuesta pagar, tal vez quiera esperar. Una tarjeta de crédito puede facilitar el endeudamiento. Si es un comprador impulsivo, tal vez le convenga seguir el método de los sobres de dinero en efectivo, en el que asigna ciertas cantidades para gastar y, cuando se acaban, deja de hacer compras hasta el mes siguiente”.

Aunque no esté endeudado, una puntuación crediticia baja puede ser otro indicador de que debe parar. Evalúe por qué su puntaje es bajo y decida si debe dominar el manejo de las tarjetas que ya tiene antes de sacar una nueva.

EXPERTO: Ryan Tronier- Slick Deals [ENG]

“Señales financieras como un puntaje de crédito bajo, una deuda preexistente o la falta de ingresos estables son señales de que debería esperar para solicitar una tarjeta de crédito”.

La compra de una vivienda

A la hora de comprar una nueva vivienda, una de las peores cosas que puede hacer es pedir una nueva tarjeta de crédito. Las solicitudes de crédito difíciles son una señal de alarma para los prestamistas; podría parecer que tiene problemas financieros o que es incapaz de administrar su dinero. Para reducir las posibilidades de que los prestamistas denieguen su solicitud, evite pedir un nuevo crédito hasta que haya cerrado el negocio.

Solicitar un nuevo crédito

Al igual que en el caso de la hipoteca, si está en proceso de solicitar un nuevo crédito, como un préstamo de automóvil o un préstamo personal, no es un buen momento para una nueva tarjeta de crédito.

Como aconseja González, “definitivamente debe evitar solicitar una tarjeta de crédito si planea obtener un préstamo grande, o si ya ha solicitado otra fuente de crédito”.

Malos hábitos de gasto

Todo el mundo tiene diferentes hábitos de gasto: algunas personas son más frugales que otras. A los que gastan por impulso les resulta difícil reducir sus gastos y a menudo se endeudan. Si esto le suena a usted, las tarjetas de crédito no deberían ser una prioridad. La alternativa es obtener una tarjeta con un límite bajo para ayudar a controlar el gasto.

Jesse Mecham, de You Need a Budget [ENG], amplía este dicho,

EXPERTO: Jesse Mecham- You Need a Budget [ENG]

“En pocas palabras, si no tiene control sobre sus gastos, no está preparado. Aprenda a presupuestar, aprenda a tomar buenas decisiones financieras con el dinero que posee. Aprenda a pagar sus facturas a tiempo y a ahorrar para los gastos más importantes y menos frecuentes. Si utiliza la tarjeta de crédito para hacer compras para las que no tiene efectivo disponible, es hora de dejar la tarjeta de crédito y volver al presupuesto”.

Problemas para pagar a tiempo

Aunque no gaste en exceso, los retrasos en los pagos también son un factor de riesgo para el puntaje de crédito. Su historial de pagos [ENG] es una parte importante de su puntaje crediticio, así que debe ser lo más cercano a la perfección posible.

Como explica LoCastro, “si se retrasa a menudo en sus pagos mensuales, como el alquiler, los servicios públicos o la factura del teléfono móvil, puede que no esté preparado para una tarjeta de crédito”. Una vez que se establece una nueva línea de crédito, es muy importante realizar todos los pagos a tiempo, ya que su historial de pagos puntuales es el factor más importante en su puntaje de crédito. El historial de pagos constituye más de un tercio de su puntuación, por lo que debe aplazar la solicitud de una tarjeta de crédito hasta que pague sistemáticamente sus facturas existentes a tiempo”.

Además de perjudicar su puntuación crediticia, pagar con retraso también puede suponer un aumento del APR y de las comisiones por demora, lo que se traduce en un mayor gasto.

Obtenga ayuda para superar los desafíos de la deuda de la tarjeta de crédito.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

Los mejores consejos para conseguir una tarjeta de crédito

Ahora que está en condiciones de tomar una decisión informada sobre si es el momento de obtener una tarjeta de crédito, aquí tiene algunos consejos que le ayudarán a tener éxito.

Pague sus saldos en su totalidad

Si puede, pague el total de sus saldos todos los meses. Si lo hace, se ahorrará el pago de intereses sobre su saldo y aumentará su puntaje de crédito.

EXPERTO: Curtis Arnold & Jennifer Doss- Cardratings.com [ENG]

“Lo peor que se puede hacer al utilizar una tarjeta es no pagar todo el saldo dentro del periodo de carencia y luego verse afectado por los cargos de financiación o intereses. Si es nuevo en el mundo del crédito o estás tratando de reconstruirlo, no es raro que pague una tasa de alrededor del 20%, lo que puede conducir rápidamente a una crisis financiera si no tiene cuidado”.

Busque tarjetas de introducción al 0% APR

Con una tarjeta de crédito, cuanto más pueda ahorrar, mejor será para sus finanzas. Busque tarjetas que ofrezcan un 0% de APR durante un periodo introductorio, de modo que si tiene un saldo, no acabará pagando intereses.

El escritor de finanzas [ENG] Thomas Tracy lo explica,

EXPERTO: Thomas Tracy- Thom Tracy [ENG]

“Si piensa llevar un saldo de mes en mes, la APR será extremadamente importante para mantener los cargos por intereses al mínimo. Si es reacio a las comisiones, una tarjeta sin cuota anual se adaptará a sus necesidades. Si viaja con frecuencia por negocios o por placer, una tarjeta de recompensas que ofrezca reembolsos o puntos en billetes de avión u hoteles le ayudará a sufragar el costo de sus viajes”.

Preste atención a las comisiones y a la APR

A veces, una tarjeta de crédito puede parecer una buena idea hasta que se calculan las comisiones y la Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés). Si no tiene cuidado, todo el dinero que cree que se ahorrá en recompensas se va en el pago de ambas.

Kepnes comparte sus consejos para asegurarse de que merezca la pena. “Me fijo en la cuota anual. Lo comparo con las ventajas y veo cómo se equilibra. Por ejemplo, una cuota anual de $299 parece elevada; sin embargo, si se obtiene una estancia gratuita en un hotel cada año y acceso gratuito a una sala VIP, se ha cubierto esencialmente ese costo de $299. Por lo tanto, no se fije sólo en la cuota anual, compárela con las ventajas para ver cómo se equilibran las cosas“.

Las tarjetas de crédito pueden ayudar a acelerar su crecimiento en el mundo financiero cuando sabe cómo utilizarlas. Esperamos que las palabras de sabiduría compartidas por nuestros expertos le hayan dado información que pueda utilizar para mejorar su situación financiera.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Artículo modificado por última vez el Marzo 22, 2021. Publicado por Debt.com, LLC