LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Cuenta de ahorro para gastos médicos (HSA)

Cuenta de ahorro para gastos médicos (HSA)

Inicio » Deuda médica » Cuenta de ahorro para gastos médicos (HSA)

Actualizado

Publicado


Estados Unidos sufre una crisis de deuda médica. Muchas familias no pueden pagar la atención médica de inmediato. Las cifras varían mucho en función de la cobertura del seguro de la persona, su estado de salud y el tipo de tratamiento médico recibido. Cabe señalar que la deuda médica puede tener importantes repercusiones financieras a largo plazo, como daños en el puntaje de crédito, dificultades para conseguir préstamos o hipotecas e incluso la bancarrota. Sin embargo, existe una forma de manejar los gastos de salud y maximizar el ahorro fiscal: abrir una Cuenta de Ahorros para Gastos Médicos (HSA, por sus siglas en inglés).

¿Qué es una HSA?

Una cuenta de ahorros para gastos médicos es una cuenta exenta de impuestos, abierta en una compañía de seguros, un banco u otra institución financiera o fideicomisario que puede utilizar para pagar determinados gastos médicos calificados. Los empleados pueden abrir una HSA patrocinada por la empresa si reúnen los requisitos, y las personas que trabajan por cuenta propia también pueden optar a una HSA.

¿Quién puede optar a una HSA?

Para tener derecho a una HSA, debe estar inscrito en un plan de salud con alto deducible elevado (HDHP, por sus siglas en inglés). Si tiene un HDHP patrocinado por su empresa, es posible que pueda abrir una HSA a través de su empresa. Los trabajadores autónomos también pueden optar a una HSA.

¿Cuáles son las ventajas de una HSA?

Tener una HSA tiene varias ventajas:

Ahorro de impuestos

Una de las ventajas más significativas es el ahorro fiscal. Las aportaciones que realice a la cuenta de ahorros para gastos médicos son deducibles de impuestos. Por lo tanto, está contribuyendo con dinero antes de impuestos y, siempre que gaste los fondos en gastos médicos calificados, no tendrá que pagar impuestos sobre los retiros. Además, las ganancias de los fondos de la HSA que haya invertido también se acumulan libres de impuestos.

Flexibilidad

Con una HSA, tiene la flexibilidad de elegir cómo utilizar sus fondos. Puede utilizar los ahorros de su HSA para cubrir una amplia gama de gastos médicos, incluidos deducibles, copagos e incluso algunos tratamientos de salud alternativos.

Ahorros a largo plazo

A diferencia de una cuenta de gastos flexible (FSA, por sus siglas en inglés), una HSA no es una cuenta de «úsela o piérdala». Todo el dinero que aporte a su HSA se transfiere de un año a otro, por lo que puede ahorrar para futuros gastos médicos. Además, puede ahorrar para grandes gastos médicos, como una intervención quirúrgica o un procedimiento que necesitará en el futuro, o acumular un saldo elevado que pueda cubrir emergencias médicas inesperadas más adelante.

Costos médicos más bajos

Al contribuir a una HSA, puede reducir los gastos médicos que paga de su bolsillo. Con un HDHP, usted paga sus gastos médicos hasta que alcanza su deducible. Una vez alcanzado el deducible, su seguro empieza a cubrir sus gastos. Con una HSA, puede utilizar sus ahorros para cubrir su deducible y otros gastos médicos, reduciendo así sus gastos de salud totales.

Es una excelente opción para manejar los gastos médicos al tiempo que mejora su bienestar financiero. Aprovechando las ventajas fiscales, la reducción de los costos médicos, el ahorro a largo plazo y la flexibilidad, puede mejorar su salud financiera al tiempo que mantiene su salud física.

¿Cómo puedo crear una HSA?

Para crear una HSA, tendrá que encontrar un proveedor que ofrezca cuentas HSA. Puede buscar en Internet proveedores de HSA o preguntar a su empresa si ofrecen la opción de una HSA. Una vez que haya encontrado un proveedor, tendrá que abrir una cuenta y empezar a hacer aportaciones.

¿Cree que es un buen candidato para una cuenta de ahorro para gastos médicos? Esto es lo que debe saber.

Debe utilizar los fondos de la HSA para gastos médicos calificados

Para que los retiros estén exentos de impuestos, debe destinar los fondos a «gastos médicos calificados», según la definición del IRS. Los gastos médicos calificados son, por lo general, aquellos que le permitirían deducir gastos médicos y dentales en su declaración federal de la renta. Para ver la lista de gastos médicos calificados, consulte la Publicación 502 [ING] del IRS.

Descubra: 5 estrategias para minimizar los gastos médicos y de seguro médico

Debe tener un plan de salud con deducible alto para ser elegible

Ya sea que trabaje por cuenta propia o tenga una HSA a través de su empleador, debe tener un plan de salud con deducible alto (HDHP, por sus siglas en inglés) para calificar para una HSA. Para 2021 y 2022, el IRS define un plan de salud con deducible alto como uno que tiene al menos $1,400 para un individuo y $2,800 para una familia. Además, para 2021, los gastos de bolsillo anuales del HDHP no pueden superar los $7,000 para un individuo, o $14,000 para una familia, sin incluir los gastos fuera de la red. En 2022, ese límite de gastos de bolsillo no puede ser superior a $7,050 para un individuo o $14,100 para una familia.

No puede tener otra cobertura de plan de salud

Para tener derecho a una HSA, no puede tener ninguna otra cobertura de salud, salvo algunas excepciones. Otros seguros que puede tener y seguir siendo elegible para una HSA incluyen ciertos tipos de seguro de responsabilidad civil, seguro para una enfermedad específica o seguro de hospitalización que paga una cantidad específica por día. También se le permite tener cobertura de seguro por accidentes, discapacidad, atención dental, atención oftalmológica y atención a largo plazo, además de su HDHP. También puede tener telesalud y otros cuidados a distancia (para los años del plan anteriores a 2022).

Existe un límite de aportación anual a la HSA

La cantidad que puede aportar a una HSA depende del tipo de cobertura HDHP que tenga, de su edad, de la fecha en la que pasó a ser elegible para una HSA y de la fecha en la que deje de ser elegible. Para 2021, puede aportar hasta $3,600 si tiene un HDHP individual, o hasta $7,200 si tiene cobertura familiar. Para las personas de 55 años o más al final de su ejercicio fiscal, el límite de aportación se incrementa en $1,000. Sin embargo, una vez inscrito en Medicare, su límite de cotización anual se reduce a cero.

La Ley CARES amplía el gasto de los HSA

La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica (CARES, por sus siglas en inglés) amplió la lista de artículos considerados gastos médicos calificados [ING] que pueden reembolsarse desde una cuenta de ahorros para gastos médicos, haciendo que los productos del período femenino y los medicamentos de venta libre sean ahora reembolsables desde las cuentas HSA.

El saldo de su HSA se renueva

Si no ha gastado el saldo de su HSA al final del año fiscal, no hay problema. Su saldo se transfiere al año siguiente, todos los años, sin penalización. De este modo, puede seguir contribuyendo y acumulando saldo para cubrir futuros gastos médicos.

No importa qué tipo de deuda tenga, Debt.com puede ayudarle.

Encontrar una soluciónCall To Action Link

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.