LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Cómo (y cuándo) funciona la liquidación de deudas

Cómo (y cuándo) funciona la liquidación de deudas


Actualizado

Publicado


Tabla de Contenidos

Tomar la decisión de liquidar una deuda por menos de lo que debe

La facilidad de uso de las tarjetas de crédito puede llevar a endeudarse de manera excesivamente sencilla, mientras que liberarse de esa deuda se convierte en la parte desafiante. No obstante, existe una alternativa que permite saldar sus deudas sin ocasionar un perjuicio significativo a su historial de crédito: la liquidación de deudas.

Cuando la relación entre sus deudas e ingresos alcanza un punto en el que resulta imposible saldar todo lo que debe en un plazo razonable, o si sus cuentas están tan sobrecargadas que le resulta imposible cumplir con sus compromisos financieros, la liquidación de deudas puede ser la solución que necesita.

Optar por la bancarrota debería ser considerado como último recurso, especialmente si cuenta con activos que desea proteger. Además, el proceso de bancarrota puede implicar costos considerables, incluyendo honorarios de abogados y gastos de presentación que suman miles de dólares.

Presentar una oferta de acuerdo a sus acreedores presenta ventajas significativas en comparación con la bancarrota, siempre y cuando sea un candidato adecuado:

  • Puede ahorrar dinero
  • Habrá un impacto en su historial de crédito
  • Reducción significativa del tiempo y la frustración involucrados en el proceso

Explore qué implica la liquidación de deudas, cómo funciona y cuándo puede ser la solución para liberarse de las deudas acumuladas a través de tarjetas de crédito.

¿Qué es la liquidación de deudas?

En términos sencillos, la liquidación de deuda es cuando usted trabaja con un acreedor para pagar menos del monto total adeudado.

La idea es que, en un momento de incumplimiento grave, un acreedor o cobrador puede estar dispuesto a aceptar al menos un pago parcial para recuperar algunas de sus pérdidas, incluso si no puede recuperar todo.

Transcripción del vídeo

¿Qué es la liquidación de deudas?

Liquidación de deudas. Alivio de la deuda. Resolución de deuda. Son nombres diferentes para la misma cosa: paga menos de lo que debe. ¿Suena demasiado bueno para ser verdad? No precisamente. La liquidación de deudas está a un paso de la bancarrota y sus acreedores no quieren que usted haga ESO. Podrían terminar sin recibir nada. Y USTED tampoco quiere declararse en bancarrota. Aquí hay algo que la mayoría de la gente no sabe: la bancarrota no es gratuita. Hay que contratar a un abogado y acudir a los tribunales, por lo que puede costar miles de dólares. Así es, tiene que pagar para estar oficialmente arruinado económicamente. La liquidación de deudas conlleva una comisión, pero ésta palidece en comparación con lo que ahorra, que puede ser la mitad de lo que debe. Ahora que sabe lo que hace la liquidación de deudas, aprenda cómo aprovecharla en Debt.com.


Aunque su crédito se verá afectado temporalmente, esta es una opción legítima y eficaz para aliviar la deuda.

Como en la mayoría de las industrias, existen estafas de liquidación de deudas, por lo que debe asegurarse de tomar un camino real para saldar sus deudas en lugar de asumir más problemas.

¡Tenga cuidado! La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) clasifica las estafas de liquidación de deudas como una de las tácticas de fraude al consumidor más comunes. Cuando trabajan con una empresa de liquidación de deudas, no deben solicitar honorarios por adelantado.

Encontrar una liquidación legítima de la deuda

Existen diversas vías para llevar a cabo la liquidación de deudas.

La primera elección crucial es decidir si desea intentarlo por cuenta propia o si prefiere contar con la asistencia de una compañía especializada. La opción de obtener ayuda profesional presenta beneficios evidentes, aunque es fundamental ejercer precaución al seleccionar con quién trabajar.

Una compañía de liquidación de deudas con una reputación sólida puede ofrecerle el respaldo necesario:

  • Han establecido relaciones sólidas con los acreedores.
  • La posibilidad de incorporar su oferta de acuerdo junto con las de otros clientes; las ofertas colectivas suelen ser más aceptadas por los acreedores.
  • Están al tanto de las tendencias crediticias y de morosidad que podrían impactar positivamente en un acuerdo exitoso.
  • La representación profesional puede equilibrar la balanza durante las negociaciones con los acreedores.
  • Las compañías de liquidación de deudas se encargan de toda la documentación, reduciendo así el estrés y las molestias para usted.

Si decide optar por la asistencia de una compañía, es crucial llevar a cabo una investigación exhaustiva. Consulte las calificaciones de la compañía en el Better Business Bureau y verifique si ha habido acciones gubernamentales por parte de la oficina del Fiscal General estatal o federal. Además, puede explorar sitios web de reseñas independientes de terceros.

Antes de tomar una decisión definitiva, es aconsejable hablar con un representante de liquidación de deudas.

Evite involucrarse con aquellos que exijan tarifas iniciales no reembolsables. En caso de que los acreedores rechacen la oferta de la empresa, usted continuará asumiendo la deuda, su historial crediticio se verá afectado y deberá abonar esas tarifas injustificadas.

¡Deje de luchar para pagar todo lo que debe! Vea si califica para un programa de liquidación de deudas ahora.

Consulta gratuitaCall To Action Link

Cuando funciona el proceso de liquidación de deudas

La liquidación de deudas suele ser efectiva solo cuando ha dejado de realizar pagos durante un periodo específico. Si está al corriente con sus pagos, es poco probable que el acreedor acepte una oferta de acuerdo parcial. Debe tener al menos unos meses de retraso para calificar, y en algunos casos, puede requerir aún más tiempo.

Una vez iniciado el proceso, existen dos tipos de ofertas de liquidación que puede presentar. Ambas implican saldar las deudas por una cantidad menor a la que adeuda, pero difieren en cómo se realiza el pago:

  1. Un pago único de una suma global.
  2. Un plan de pago.

Generalmente, la primera opción resulta más exitosa, ya que la mayoría de los acreedores consideran que, si puede comprometerse a pagar algo en un periodo breve, debería ser capaz de saldar la totalidad de la deuda, incluso en casos de morosidad. Por lo general, un acreedor aceptará pagos en un periodo en el que tenga sentido dividir la cantidad adeudada en cuotas a corto plazo.

Por ejemplo, si debe $15,000 a un acreedor y propone un acuerdo de $6,000, este podría aceptar el acuerdo en cuotas de $1,000 durante seis meses. Fuera de este tipo de arreglo, hay pocos incentivos para que un acreedor acepte un plan de pago a largo plazo que condone entre el 40% y el 60% del saldo adeudado.

La situación ideal para llegar a un acuerdo es cuando ya dispone del dinero necesario. Si recibe una suma de una sentencia judicial, vende un activo o recibe alguna ganancia inesperada, puede utilizar esos fondos para liquidar sus deudas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la gente no cuenta con tanta fortuna.

Para los acuerdos de suma global, deberá ahorrar para poder hacer la oferta. Muchas compañías de liquidación de deudas le sugerirán que deje de pagar las facturas mensuales de su tarjeta de crédito para acumular los fondos necesarios para la liquidación.

Donde la liquidación de deudas puede resultar riesgosa

Básicamente, está poniendo en riesgo su historial crediticio al operar bajo la suposición de que su acreedor aceptará su propuesta. En caso de que la oferta sea rechazada, su puntaje de crédito sufrirá un golpe significativo, aumentando la posibilidad de enfrentarse a procedimientos de bancarrota, lo cual conlleva costos adicionales en multas y tarifas crediticias.

Es en este punto crítico donde una compañía de liquidación de deudas respetada puede intervenir y orientarlo hacia el mejor camino a seguir.

Después de evaluar su situación y matricularlo en un programa, la compañía se encargará de las negociaciones, manejará sus pagos mediante una cuenta de depósito en garantía y, en última instancia, le proporcionará la tranquilidad financiera que buscaba obtener.

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.