Si tiene varios saldos de tarjetas de crédito que necesita pagar, la consolidación de deudas puede ayudarle a salir de ellas rápidamente. Busque la manera de reunir todos los saldos y hacer un solo pago mensual. El objetivo es reducir o eliminar la Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés), para que pueda centrarse en pagar lo que debe en lugar de tirar el dinero en los cargos por intereses.

Aun así, la consolidación de deudas por cuenta propia no funciona en todas las situaciones. Se necesita un buen crédito, mucho flujo de caja libre en el presupuesto y la cantidad correcta de deuda para que sea eficaz. También necesita la disciplina necesaria para recortar su presupuesto, dejar de cobrar y centrarse en el pago de la deuda. Si puede hacer eso, entonces debería ser capaz de consolidar con éxito la deuda de la tarjeta de crédito por su cuenta.

Si ha tratado de consolidar la deuda de la tarjeta de crédito por su cuenta y no está funcionando, hable con un consejero de crédito al consumidor certificado para comparar los programas de alivio de la deuda.

Obtenga ayuda ahoraCall To Action Link

5 cosas que debe saber si consolida la deuda de tarjeta de crédito por su cuenta

#1: Dejar de hacer cargos en sus tarjetas

Cuando consolida la deuda de la tarjeta de crédito, pone a cero sus saldos existentes y deja las tarjetas de crédito abiertas. Eso puede ser un gran riesgo si ha desarrollado un mal hábito de crédito. Si continúa haciendo nuevos cargos en esas tarjetas, terminará con más deuda en lugar de menos después de la consolidación. Tendrá que pagar su saldo consolidado más todos esos nuevos cargos. Así es como la consolidación puede empeorar el problema de la deuda, si no se tiene mucho cuidado.

Para salir de la deuda de manera efectiva, debe dejar de hacer cargos en sus tarjetas hasta que tenga al menos una parte importante de su deuda consolidada pagada. Asegúrese de hacer un presupuesto y mantenerlo equilibrado para asegurarse de que pueda cubrir todos sus gastos mensuales sin el uso de las tarjetas de crédito.

#2: Tenga en cuenta las comisiones y de cuánto pueden afectar su estrategia

Hay una gran diferencia entre $3 por transferencia y el 3% de cada saldo transferido. Digamos que debe $1,000 en cinco tarjetas de crédito diferentes. Si sólo paga una comisión de $3 por transferencia, entonces sus comisiones totales son de $15. Por otro lado, con el 3% terminaría pagando $150 por transferir sus saldos. Es una gran diferencia.

Las comisiones de los préstamos de consolidación de deudas también son importantes. Las comisiones de apertura del préstamo suelen ser del 1 al 2% de la cantidad total prestada. Pero no todos los prestamistas cobran comisiones de apertura. Si puede encontrar un prestamista que no lo haga, se ahorrará algo de dinero.

Sin embargo, la mayor comisión que debe tener en cuenta cuando se trata de préstamos de consolidación de deudas es la de pago anticipado o la de penalización por pago anticipado. Si su préstamo incluye este tipo de cargos, se le penalizará por tratar de pagar su préstamo antes de tiempo. Por lo tanto, usted debe obtener un préstamo de consolidación que no las tenga. De este modo, si el año que viene recibe un reembolso de impuestos y quiere pagar una gran parte de su deuda, podrá hacerlo sin penalizaciones.

#3: Algunos prestamistas pueden querer cerrar sus cuentas existentes

Esto no suele ocurrir con las tarjetas de crédito de transferencia de saldos, pero puede ocurrir con algunos préstamos de consolidación. Cuando solicite el préstamo de consolidación, el prestamista querrá conocer sus deudas actuales. Si ven que ya ha consolidado antes o que sigue utilizando las tarjetas de crédito hasta su límite, es posible que le aprueben el préstamo, pero con algunas restricciones. Algunos prestamistas pueden exigirle que cierre sus tarjetas de crédito.

Si consigue un prestamista que tiene este requisito, puede decidir no tomar el préstamo. Sin embargo, tenga en cuenta que en el momento en que hacen esta estipulación, probablemente usted ya autorizó la verificación de crédito. Eso significa que, si va a solicitar otro préstamo, tendrá dos comprobaciones de crédito autorizadas consecutivamente. Eso puede disminuir su puntaje de crédito, aunque el efecto debería ser mínimo.

#4: Las transferencias de tarjetas de la misma compañía no suelen estar permitidas

Las compañías de tarjetas de crédito están dispuestas a tomar los saldos que usted tiene de otras compañías y consolidarlos con una transferencia de saldo. Pero la mayoría no están dispuestas a permitirle transferir sus propios saldos. Así, por ejemplo, no puede utilizar una tarjeta de crédito de transferencia de saldo de Capital One para consolidar la deuda de otras tarjetas de crédito de Capital One. Puede consolidar la deuda de Chase, Citi y Discover, pero no le dejarán trasladar sus saldos existentes con ellos.

Esto puede limitar la eficacia de las transferencias de saldo. Si la mejor tarjeta de transferencia de saldo para sus necesidades también es de de la misma compañía con la que ya tiene una cuenta, entonces usted podría quedarse atascado.

#5: Si una opción de consolidación de deudas por cuenta propia falla, siempre puede probar otra

La buena noticia de consolidar la deuda por su cuenta es que, si tiene problemas después de consolidar, siempre puede probar una opción diferente. No hay nada que le impida pagar la deuda que ya ha consolidado.

Así que, supongamos que completa una transferencia de saldo, pero no paga el saldo antes de que expire el periodo de 0% de APR. Y que acumula nuevos saldos mientras intenta pagar esa deuda. No hay nada que le impida pedir un préstamo de consolidación e incluir el importe de la transferencia de saldo en la deuda que paga.

Tampoco hay nada que le impida incluir la deuda consolidada en un programa de manejo de deudas. Se trata de un programa profesional de reducción de la deuda que consolida su deuda con tasas de interés bajos. En un programa de manejo de deudas puede incluir préstamos de consolidación de deudas y tarjetas de crédito de transferencia de saldos.

Eso es bueno, porque significa que no tiene que preocuparse de quedarse con la primera solución que haya elija. Puede probar los caminos del “hacerlo usted mismo” y, si no funcionan, puede llamar a los profesionales. Eso sí, tenga cuidado de no retrasarse en los pagos mientras prueba esas soluciones por su cuenta. En la medida de lo posible, querrá evitar que su crédito se vea perjudicado mientras trabaja para salir de la deuda.

Si quiere consolidar, pero no está seguro de qué opción es la adecuada para usted, podemos ayudarlo. Hable con un consejero de crédito certificado para una evaluación gratuita de la deuda.

ComienceCall To Action Link

Artículo modificado por última vez el Agosto 1, 2022. Publicado por Debt.com, LLC