LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Cuándo usar una tarjeta de crédito y cuándo una de débito

¿Cuándo usar tarjeta de crédito y cuándo una de débito?


Actualizado

Publicado


Tabla de Contenidos

Crédito vs débito: Para qué sirven y cuándo utilizar cada tarjeta

“¿Cuándo usar tarjeta de crédito y cuándo una de débito?”, es una de las preguntas que más recibo. Claro que no tiene una respuesta única, pero si nos familiarizamos mejor con ambos instrumentos financieros, seguro vamos a encontrar cuál se acomoda mejor a cada caso.

Veamos…

Cuándo usar tarjeta de crédito (siempre con responsabilidad y recaudos)

  • Si busca mayor protección como consumidor

La tarjeta de débito es un link directo a su cuenta bancaria y el dinero se debitará de manera inmediata al momento de realizar la compra. En cambio, cuando utiliza su tarjeta de crédito, el pago es diferido y la empresa emisora actúa de intermediaria. Con lo cual, si llega a tener algún inconveniente o es víctima de fraude, usted tendrá la posibilidad de disputar esos pagos. Créame que es algo a lo que temen muchos negocios y que le entregará poder como consumidor para hacer respetar sus derechos. Ninguna empresa o negocio quiere ver cómo se disputan sus cobros y menos si usted tiene la razón y puede probar que es una víctima de la situación.

Lea más en Cómo funciona una tarjeta de crédito.

  • Para los que aprovechan los programas de recompensas

Muchas tarjetas de crédito ofrecen programas de recompensas que pueden potenciar su planificación financiera. Desde devolución de efectivo hasta acumulación de puntos o millas para viajes, estas recompensas pueden ser canalizadas estratégicamente para reducir costos o aumentar sus ahorros. Evalúe cuáles se alinean mejor con sus necesidades y hábitos de gasto para maximizar sus beneficios. Además, muchas tarjetas ofrecen beneficios de seguro de viaje y protección contra pérdida o daño de productos comprados con ellas.

  • Para aprovechar una oportunidad

Supongamos que se le plantea la necesidad de comprar algo que le hace falta, como un electrodoméstico para el hogar que está en oferta o  que necesita inyectarle capital a su negocio o incluso a una inversión bursátil que ofrece una gran tasa.  No lo puede dejar pasar. Necesita dinero rápido para no perder la oportunidad. Puede recurrir a una tarjeta de crédito cero intereses, utilizarla para sus gastos corrientes de ese mes (comida del mes, combustible, ropa, etcétera) y destinar ese dinero a la inversión mencionada. Claro que este escenario requiere que sea alguien metódico y responsable. Ese pago se pospuso y hasta puede que a través de alguna promoción pueda tener hasta la posibilidad de cuotas. Pero cuando llegue en su balance de tarjeta de crédito, deberá pagarlo en su totalidad para evitar intereses o futuras penalidades al acumular deuda impaga.

  • Gestión transparente de su presupuesto

Si quiere dar un seguimiento detallado de sus gastos, las tarjetas de crédito entregan sus informes mensuales. Los emisores de tarjetas de crédito brindan en versión impresa, pero también a través de completas plataformas online, una radiografía que le permitirá analizar sus hábitos de consumo. Aproveche las funciones de seguimiento de gastos que muchos de ellas proporcionan, lo que le permitirá categorizar y analizar sus egresos de manera más eficiente. Establezca límites para cada categoría y ajuste su presupuesto según sea necesario.

  • Si busca construir puntaje de crédito

¿Cuándo usar tarjeta de crédito? Digamos que tiene como plan solicitar una hipoteca a un año plazo para comprar su primera casa. Una idea inteligente es enfocarse en mejorar su puntaje de crédito para obtener la tasa de interés más baja posible. La tarjeta de crédito es una de las alternativas para lograrlo, siempre y cuándo pague el saldo en su totalidad y en fecha y no utilice más del 33% de su saldo disponible, entre otras normas de buena conducta.

Si todavía no tiene puntaje de crédito o si tiene, pero es muy bajo, lea Cómo comenzar a construir crédito en los Estados Unidos.

  • Para emergencias puntuales

Lo ideal es que usted construya su propio fondo de emergencia de manea tal de que, si tiene que enfrentar gastos inesperados, como la reparación de su auto, por ejemplo, no tenga que incurrir en una deuda. Los expertos hablan de acumular el equivalente a cuatro sueldos o un monto que pueda cubrir sus gastos totales por seis meses. Ahora bien, si no cuenta con esta herramienta y tiene que hacer frente a un pago de emergencia, una tarjeta de crédito 0 interés lo puede ayudar. Esto requiere que posteriormente pague el saldo total en fecha para evitar cualquier costo adicional. No obstante, puede ser de gran ayuda para sortear esa urgencia y llegar hasta su próximo cheque de pago.

Como vemos en el gráfico que sigue, el aumento de la utilización del crédito en paralelo con el crecimiento de esas deudas en tarjetas, son datos que enciende las alarmas.

Cuándo utilizar la tarjeta de débito (o evitar la de crédito)

  • Para compras cotidianas y pagos en efectivo

Las tarjetas de débito son ideales para transacciones cotidianas, como compras en tiendas locales o pagos en efectivo en cajeros automáticos. Son una herramienta conveniente para acceder a su dinero directamente desde su cuenta. Al utilizar una tarjeta de débito, establece límites basados en el saldo disponible en su cuenta. Esto puede ser beneficioso para aquellos que desean limitar sus gastos y mantener un enfoque disciplinado en sus finanzas. Claro que en algunos casos la tarjea de crédito puede ser una mejor opción si existe alguna oferta especial o logra acumular puntos de recompensa.

Lea Cómo manejar su primera tarjeta de debito y aprender a usarla.

  • Para los que no pueden pagar el saldo completo de su tarjeta de crédito

Evite utilizar la tarjeta de crédito para compras que no pueda pagar en su totalidad al final del ciclo de facturación. Acumular saldos implica pagar intereses, lo que puede llevar a una deuda acumulativa e incluso derivar en penalizaciones. Viva dentro de sus posibilidades. Si está atravesando dificultades financieras significativas, como la pérdida de empleo o ingresos reducidos, es prudente evitar el uso de tarjetas de crédito. Priorice el control de gastos y la gestión de deudas existentes.

  • Para los impulsivos.

Al utilizar una tarjeta de débito se le obliga a usar solo los fondos que tiene disponibles y evitar los gastos no planificados. Las compras impulsivas pueden comprometer su presupuesto y llevar a deudas innecesarias.

Si ya tiene deudas considerables en otras áreas, como préstamos estudiantiles o préstamos personales, es recomendable no agregar más deuda utilizando la tarjeta de crédito. La tarjeta de crédito puede facilitar un comportamiento derrochador. En lugar de eso, enfóquese en reducir las deudas existentes. La tarjeta de débito, conectada directamente a su cuenta bancaria no le mentirá.

Si este es su caso, consulte al Instant Debt Advisor gratis y encuentre en menos de 3 minutos las mejores soluciones a medida para su deuda.

  • Cuando se está por solicitar un crédito

Es mejor utilizar la tarjeta de débito y evitar el uso de grandes compras con crédito que lo puedan comprometer y dañar su puntaje.  Recuerde que para el cálculo su puntaje de crédito también se toma en consideración el ratio o relación deuda sobre su límite de crédito.  Utilizar la totalidad o cerca de la totalidad de este puede afectar negativamente su puntaje crediticio, pero también aumentar el riesgo de sobregiros y cargos por exceso de límite.

Ya ve que no le mentí. A la pregunta de “¿cuándo usar tarjeta de crédito y cuándo una de débito?” no hay una respuesta única y universal. Pero existe un mapa que lo guiará en cada situación para que pueda tomar la mejor decisión, una que proteja su capital y lo aleje de pesadas deudas.

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.