La preocupación por el crimen o la necesidad de más espacio son solo dos factores que incitan a los propietarios a vender.

Debt.com se esfuerza por brindarles a nuestros usuarios información útil sin dejar de ser imparcial y veraz. Hacemos que nuestros patrocinadores y socios cumplan con los más altos estándares de la industria. Una vez investigados, los patrocinadores pueden compensarnos por los clics y las transacciones que se producen desde un enlace dentro de esta página.

Cuando compra una vivienda (en inglés), por primera vez, siente como que está mudándose a un palacio. No solo tiene el espacio típicamente más grande que lo que estaba alquilando, sino que ya no tiene que lidiar con propietarios intrigantes y solicitudes de servicio ignoradas. Está a cargo de su propio espacio, finalmente. Y estará construyendo capital o equidad (en inglés).

Pero a medida que pasan los años, ese “palacio” puede comenzar a sentirse pequeño, abarrotado o confinado. El espacio ya no se siente adecuado, especialmente si ha formado una familia, y el brillo de ser un nuevo propietario, inevitablemente se ha desvanecido. Comienza a preguntarse: ¿Debería actualizarme, adquiriendo una casa más grande?

Esa no es una pregunta fácil de responder. Depende del estado de su hipoteca (en inglés),del mercado en el que vive, sus motivaciones personales para querer mudarse y mucho más.

Pero aquí hay algunos escenarios en los que tiene sentido considerar la actualización desde su hogar de inicio, y algunos factores que debería tener en cuenta al tomar su decisión.

Cuando actualizarse con su vivienda

¿No está seguro si su deseo de una nueva casa es solo aburrimiento, o se trata de una necesidad genuina? A continuación, se explica cómo saber cuándo está listo para dar ese paso.

Cuando es muy pequeño. Si siente que está viviendo en un dormitorio universitario, podría ser el momento de mudarse. Pero antes de hacerlo, ordene su casa y elimine todo lo que ocupe espacio. Es posible que encuentre que su hogar actual es perfecto o que necesita mucho menos espacio de lo que pensaba.

Cuando usted ha estado allí cinco años o más. Debido a que las hipotecas están estructuradas de modo que una mayor parte de sus pagos mensuales iniciales sean destinados al interés , más que al capital, la mayoría de las personas no ven mucho capital en el hogar hasta que alcanzan la marca de cinco años. Si es posible, quédese en su casa hasta que hayan pasado al menos cinco años.

Cuando no es seguro. Por lo general, lo más importante es sentirse seguro en su hogar, y podría ser la hora de mudarse, si la seguridad de su vecindario se hubiese deteriorado hasta el punto en que no se sienta cómodo saliendo de su casa.

Cuando renovarse no es para usted. Para algunas personas, mudarse es la única solución si un hogar no está bien. Para otros, renovar o pagar por mejoras en el hogar puede resolver la mayoría de sus problemas. Un contratista capacitado puede ampliar su pequeña cocina, agregar un dormitorio adicional, o convertir su sótano en una acogedora oficina en el hogar. Pero si renovar no es algo con lo que quiera lidiar, es mejor que se mude.

¿Debería vender o alquilar su hogar inicial?

Mientras que muchos propietarios venden su casa de inicio, otros deciden alquilarla. Convertirse en propietario no es una decisión simple, pero puede ser fructífera si juega bien sus cartas.

“Históricamente, los alquileres aumentan, lo que significa que cada vez se transfiere más y más dinero a sus bolsillos”, dice Mindy Jensen, community manager del sitio de educación de bienes raíces BiggerPockets. “Lo más probable es que el hogar aumente en valor cada año, lo que se sumará a su patrimonio neto, con poco o ningún esfuerzo de su parte.”

El ingreso adicional que gana por ser propietario, puede usarse para pagar su hipoteca anticipadamente, ahorrar para la jubilación, o bien financiar un nuevo negocio.

Sin embargo, ser propietario no es tan fácil como simplemente cobrar un cheque de alquiler cada mes. Un inquilino puede no tratar su casa tan bien como usted, y un inquilino malo puede causarle daños sustanciales a una propiedad. Incluso podría tener que ir al tribunal de reclamos menores si no pagan.

Algunos propietarios luchan por asegurarse buenos inquilinos, lo que significa que tienen que cubrir la hipoteca ellos mismos hasta que encuentren a alguien responsable.

Ser propietario también lleva tiempo, especialmente si decide hacer las reparaciones usted mismo. Si no puede, o no quiere ensuciarse las manos, tendrá que contratar esos trabajos. Dependiendo de la propiedad, es posible que tenga solicitudes frecuentes de servicio o reparaciones costosas.

En algunas ciudades, las leyes son favorables con los inquilinos, por lo que, si necesita desalojarlos por falta de pago, pueden transcurrir varios meses antes de que se vean obligados a irse.

Siempre debería informarse, como propietario, (sobre las condiciones de nuevos inquilinos y la legislación vigente en su área, por ejemplo) y luego decidir vender si no vale la pena la molestia de arrendar su vivienda. En última instancia, debe elegir lo que mejor se adapte a su estilo de vida.

 

análisis de deuda 855-654-9191

money management

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Octubre 3, 2018. Publicado por Debt.com, LLC .