Acarrear con la deuda parece ser la norma, pero estos creadores de tendencias van en contra de la corriente. Le pedimos a 21 expertos e influencers, con diferentes tipos de deuda, cargas de deuda, tasas de interés, ingresos y plazos, que nos contaran sus historias. Sus enfoques únicos le inspirarán en su camino hacia la libertad financiera.

 

Camilo & Justin – @thebudgetguys

Ser un adulto es caro. Asistir a la universidad, comprar una casa y un auto, casarse, mudarse y otros gastos diarios se suman rápidamente. Nos enseñan a querer alcanzar las estrellas, pero a menudo no nos dan la educación financiera para acompañar el costo de nuestros sueños.

Acabábamos de casarnos y nos mudamos a nuestra recién comprada casa en 2017. Teníamos títulos universitarios y trabajos bien pagados. Teníamos dos automóviles y podíamos permitirnos unas vacaciones anuales. Por todo esto, deberíamos haber estado contentos, pero algo no estaba bien. Nos sentamos en nuestra cocina poco después de casarnos y nos dimos cuenta de que teníamos una deuda de $153,000, sin incluir nuestra casa. La mayor parte era nuestra deuda combinada de préstamos estudiantiles. Nos sentimos hundidos. ¿Cómo íbamos a poder ahorrar durante toda la vida, formar una familia o jubilarnos bajo nuestros términos si estábamos pagando los préstamos estudiantiles hasta bien entrada nuestra carrera?

Decidimos tomar nuestro futuro financiero en nuestras propias manos. Nos endeudamos y pudimos salir de ello con trabajo duro. Fuimos agresivos e intensos en este tema. Creamos un presupuesto y nos aseguramos de que cada dólar que ganáramos tuviera un propósito. Dijimos no a la ropa nueva, a las cenas con amigos, a los viajes, y limitamos nuestras compras a lo estrictamente necesario. Recortamos los gastos haciendo y planificando nuestro menú semanal de comida, vendiendo artículos domésticos innecesarios y sin usar, y aprendiendo a estar contentos con las cosas que ya teníamos. Cada uno de nosotros aumentó sus ingresos consiguiendo segundos trabajos enseñando inglés en línea. En resumen, vivimos por debajo de nuestras posibilidades y pagamos todo lo que pudimos de las deudas. Esto requirió un cambio de mentalidad para ser felices con las cosas simples (y gratuitas) de la vida y no dejarse llevar por las cosas materiales o los gastos sin sentido.

Ser un adulto es caro. Este hecho no va a cambiar, pero podemos cambiar, y lo hicimos. Este viaje no ha sido fácil. Hay momentos en los que sólo queremos una noche de fiesta o comprar algo por Internet. Tratamos de centrarnos en las relaciones, especialmente en la nuestra, y nos hemos acercado más. Uno de nuestros objetivos como adultos es lograr la libertad financiera y formar una familia a través de la adopción. Después de tres años de pagos agresivos de deudas, tenemos $32,000 de deuda restante y un fondo de emergencia de tres meses. Por primera vez en nuestras vidas, sentimos que tenemos el control total de nuestras finanzas.

Back to top

 

Cindy Zuniga – @zerobasedbudget

Me llamo Cindy Zuniga. Soy abogada de litigios comerciales a tiempo completo y fundadora de Zero-Based Budget Coaching LLC. Mi viaje financiero personal comenzó en enero de 2016 cuando empecé a pagar mi enorme deuda. Me gradué de la escuela de leyes en junio de 2015 con más de $215,000 de deuda. La cuál consistía en $192,000 de la escuela de leyes, $11,000 de la universidad y $12,000 de las tarjetas de crédito.

Después de un año de hacer pagos constantes de la deuda y de darme cuenta de que la mayoría de mis pagos iban a los intereses de mis préstamos, refinancié mi deuda a una tasa de interés más baja y acorté el período de pago. La refinanciación me ahorró aproximadamente $40,000. También creé un plan de pago de deudas que incluía seguir un presupuesto de base cero. Un presupuesto de base cero es un método de presupuestación en el que tiene un plan por cada dólar que espera aportar en un mes determinado. Además de presupuestar, envié cualquier “extra”, como bonos anuales, devoluciones de impuestos, etc., a mi deuda como pagos principales adicionales. Terminé de pagar mi deuda en diciembre de 2019, 48 meses después de comenzar mi viaje sin deudas.

Back to top

 

Chloe Elise – @deeper.than.money

Mi viaje a la libertad de la deuda comenzó cuando estaba en el primer año de la universidad. Tenía varios trabajos a tiempo parcial, pero no importaba cuántas horas más trabajara o cuántos nuevos empleos a tiempo parcial empezara a tener, nunca tenía suficiente dinero. Pensé que todo lo que necesitaba para resolver mis problemas era ganar más dinero. Sin embargo, incluso con más dinero entrando en mi cuenta bancaria, todavía me sentía en bancarrota.

Después de probar y errar y fallar mucho, finalmente descubrí lo que me funcionaba (¡especialmente lo que funcionaba a largo plazo!). Terminé pagando más de $36,000 de deuda en 18 meses. Durante seis de esos 18 meses todavía estaba estudiando, así que quedé libre de deudas un año después de graduarme de la universidad.

Progresé de dos grandes maneras: con la logística y con la mentalidad. Logísticamente, establecí un plan específico para trazar mis prioridades y cómo encararía el pago de la deuda. Me puse estricta y coloqué todo el dinero extra que pude en mi deuda: Conseguí ingresos extras, negocié gastos y trabajé duro en mi empleo corporativo para obtener aumentos (tengo un desafío gratis de tres días sobre cómo lo hice) [ENG].

Dos años más tarde, estar libre de deudas ha cambiado mi vida. Después de eso, pude crear un fondo de emergencia (ocho meses de gastos), pagar mi boda en efectivo, comprarles un auto a mis padres para Navidad y aun así maximizar mis cuentas de jubilación. Si está trabajando para lograr la libertad financiera, puede sentir que hay un largo camino por delante. Concéntrese en sus prioridades y disfrute del viaje; ya llegará.

Ahora, enseño a otros millennials a cómo pagar la deuda, aumentar sus ahorros y disfrutar de la libertad financiera a los 20 y 30 años. ¡La libertad financiera es posible para usted!

Back to top

 

Cinneah El-Amin – @fly.nanced

Mi deuda es un reflejo de mi mala administración del dinero en el pasado y de vivir más allá de mis posibilidades. A pesar de haberme graduado sin deudas de la universidad y de haber recibido un viaje completo para asistir a mi programa de estudios de postgrado, obtuve mis primeros préstamos en 2017 por $15,000. No pensé mucho en mi deuda, incluso cuando empecé a trabajar a tiempo completo en la ciudad de Nueva York. Seguí acumulando deudas de tarjetas de crédito al gastar imprudentemente en almuerzos, happy hours y aventuras espontáneas con amigos.

No fue hasta que toqué fondo en 2018, cuando no pude pagar las cuentas de mi tarjeta de crédito, que supe que tenía que hacer un cambio. Ahora, estoy en camino de quedar libre de deudas en 2020 gracias a un presupuesto realista, a la claridad en torno a los desencadenantes de mis gastos y a vivir por debajo de mis posibilidades. Soy la prueba de que no importa los errores monetarios que haya cometido en el pasado, ¡puede superarlos para quedar libre de deudas!

Back to top

 

Sahirenys Pierce – @poisedfinancelifestyle

Soy Sahirenys Pierce, una madre latina millennial que tiene un blog de finanzas personales llamado ThePoiseLifestyle.com [ENG] y también la creadora del “Método Bancario Hight-5”. Comparto contenido relacionado, como la forma en que mi familia millennial pagó más de $99,000 de deuda en cinco años mientras vivíamos en San Diego, CA.

Mi viaje libre de deudas comenzó durante la recesión de 2008, donde aprendí una valiosa lección de vida: “Si lo debe, entonces no es el dueño”. Esto resultó del hecho de que mis padres lo perdieran todo, incluyendo su casa, sus autos y su matrimonio. Esta dura realidad me mostró las verdaderas tonalidades de la deuda y fue el fuego que me guió hacia un estilo de vida libre de deudas en el futuro.

Después de graduarme con un título en finanzas y entrar en la industria de servicios financieros, me di cuenta de otra realidad de las deudas. Si quería ayudar a manejar las finanzas de la gente, personalmente no podía declararme en bancarrota. Este requisito de trabajo abrió la conversación con mi prometido sobre nuestra deuda antes de casarnos. Ambos teníamos préstamos estudiantiles, automóviles y una boda que planear. Mi prometido, Freddie, decidió buscar un trabajo extra de diseño gráfico UX/UI como freelance, mientras yo me concentraba en obtener mis certificaciones financieras. Un aumento en los ingresos, un presupuesto, y el “Método Bancario Hight-5” fueron las herramientas que usamos para pagar $99,000 de deuda en cinco años.

El mejor consejo para pagar la deuda es crear un plan de juego que se ajuste a su situación real y que usted valore. Si encuentra el “PORQUÉ” de lo que lo motiva a pagar una deuda, tendrá diez veces más probabilidades de pagarla. “Sin propósito, no hay acción” es una de mis citas motivacionales favoritas en el viaje hacia la libertad de la deuda.

Back to top

 

Sami Womack – @asunnysideuplife

Comencé este viaje con mi novio de la secundaria, Daniel, nuestras tres hijas, y una deuda de $490,000. En 2014, tomamos el control de las finanzas de nuestra familia realizando un presupuesto, sumando nuestra deuda, eventualmente vendiendo el 90% de nuestras pertenencias, reduciendo el tamaño de una casa de 3.200 pies cuadrados con una hipoteca, a una casa alquilada de 650 pies cuadrados, y cambiando muchos hábitos diarios para vivir con el 60% de nuestros ingresos.

Durante nuestro viaje de seis años, quedamos libres de deudas, pudimos comprar un todoterreno, un camión, dos botes y una casa rodante, y ahora hemos comprado 18 acres para construir la casa de nuestros sueños entre los pinos del este de Texas.

Vea la entrevista de Debt.com con Sami aquí [ENG].

Back to top

 

Deedra Boodram – @slaythisdebt

Nuestro viaje financiero comenzó después de que decidí dejar el ejército de los EE.UU. para ser una ama de casa. Teníamos cuatro pequeños, pero seguíamos gastando dinero como si tuviéramos dos ingresos a tiempo completo. Convertirse en una madre con nuestras finanzas cambió nuestra vida. Mi esposo y yo pudimos pagar más de $80,000 de deuda en 24 meses. Esa deuda incluía la deuda de un préstamo estudiantil, dos préstamos para automóviles y tarjetas de crédito. Logramos esto al ajustarnos a un presupuesto, practicar el minimalismo, aumentar nuestros ingresos, conseguir ingresos extras y vivir muy por debajo de nuestras posibilidades. ¡La vida intencionada era la clave!

Algunos de nuestras actividades incluyeron la creación de un canal en YouTube (Slay This Debt [ENG]) y la venta de artículos que ya no necesitábamos en varias plataformas en línea. Además, mi marido trabajaba como guardia de seguridad en una universidad local, en el torneo de golf Masters y en el Super Bowl LI. Hizo todo esto mientras estaba en el servicio activo y haciendo su maestría, la cual obtuvo sin incurrir en ninguna deuda adicional. Además de crear el contenido de Slay This Debt, también abrazaba y cultivaba la vida como economista doméstica. Esto tuvo un efecto profundamente positivo en nuestra calidad de vida.

Después de estar libres de deudas, nos dimos cuenta de que la libertad de deudas no era el objetivo final. ¡La independencia financiera y la riqueza en general lo era!

Ahorramos y compramos nuestra primera propiedad en la que vivimos durante un año y ahora la alquilamos. También comenzamos a invertir en el mercado de valores. En sólo tres años pudimos pagar más de $100,000 de deuda hipotecaria. Recientemente compramos una segunda propiedad de alquiler, en la que viviremos y alquilaremos cuando recibamos la solicitud para nuestro próximo destino. Mi esposo será elegible para retirarse del ejército en siete años. En ese momento, seremos financieramente independientes.

Back to top

 

Dyana King – @moneybossmama

Hace sólo cuatro años, no podía pagar las cuentas sin el uso de una tarjeta de crédito y apenas tenía 30 dólares de cada cheque de pago. Después de tocar fondo, decidí comenzar mi viaje oficial hacia la libertad de deudas en septiembre de 2016. Tenía exactamente $34,907.10 atados a mi nombre, ¡lo cual era más que mis ingresos anuales!

Al ver toda la deuda que había acumulado se me paró el corazón, pero sabía que tenía que haber algo más en la vida que entregar mi sueldo a los prestamistas. Así que decidí seguir adelante.

Como madre de dos pequeños con un solo ingreso, me rehusé a convertirme en otra triste estadística de “madre soltera”. Quería dar a mis hijos más de lo que tenía, y estaba decidida a hacerlo a pesar de las circunstancias. Cuanto más aumentaban mis conocimientos financieros, mejor era mi estrategia de pago de deudas.

Como no tenía mucho dinero de sobra, sabía que tenía que ser estratégica con cada dólar. Aproveché el dinero extra como los reembolsos de impuestos, mantuve un presupuesto ajustado y comencé a hacer un esfuerzo adicional para ayudarme a aumentar mis pagos. A medida que mis saldos disminuían, mis ingresos para gastar aumentaron lentamente lo suficiente como para permitirme contribuir más a los ahorros y a los saldos de mis deudas.

El viaje hacia la libertad de deudas no ha sido el más rápido ni el más fácil. Me he endeudado más de tres veces y he cometido muchos errores en el camino. A pesar de mis reveses, ¡he pagado más de $28,000 y espero estar libre de deudas a finales del 2020!

Back to top

 

Jen Smith – @modernfrugality

Mi esposo Travis y yo comenzamos nuestro matrimonio con casi $78,000 en préstamos estudiantiles y deudas de automóviles. Pasé años avergonzada de mi deuda, sin creer que me libraría de ella. En realidad, fue su estímulo lo que me hizo creer por primera vez que podría estar libre de deudas. No ganamos mucho, unos $70,000 entre los dos, y Travis estuvo desempleado dos veces durante nuestro viaje sin deudas, pero vivíamos frugalmente y nos esforzamos mucho y así pudimos pagarlo en 23 meses.

Todas las veces que dijimos “no” a nuestros amigos que querían salir y las cosas que nos perdimos, fueron muy importantes para mí en ese momento. Sentía que el mundo estaba pasando y yo estaba atrapado en casa viendo como sucedía. Pero ahora, casi tres años después, no puedo recordar nada a lo que le dije “no”. Todo es tan insignificante y la libertad que siento sin deudas se ha mantenido y eso ha sido muy gratificante. Hemos sido capaces de pasar la cuarentena, los salarios reducidos a la mitad, sin preocupaciones. Y eso vale por todo lo que renuncié mientras pagaba la deuda.

Back to top

 

Jenna Simpson – @savinghalfourincome

Mi esposo y yo comenzamos con una deuda de más de $130,000 entre impuestos vencidos, tarjetas de crédito y una línea de crédito. Después de dos años y medio de completa disciplina, recortes presupuestarios, y aumento de nuestros ingresos, nos las arreglamos para pagar todo.

Nuestra mayor ventaja en el pago de nuestras deudas fue que aprendimos a vivir mayormente con un ingreso mientras usábamos el otro para pagar nuestras deudas. Nos tomó meses aprender a vivir de un solo ingreso. El primer mes tomamos el 10% de mis ingresos y los invertimos en deudas, el segundo mes fue el 20%, luego el 40% al mes siguiente, y continuamos así hasta que ahorramos el 80% de mis ingresos para invertirlos en deudas. Los ingresos de mi marido pagaban todas nuestras facturas y gastos de vida. Seguimos viviendo sin deudas, además de nuestra hipoteca, de la cuál pagamos la mitad en cuatro años. Nuestro plan es estar sin hipoteca en otros tres años y medio.

Back to top

 

Michael Lacey – @winningtowealth

Mi esposa Taylor y yo nos dimos cuenta que debíamos $61,000 luego de un desacuerdo sobre el dinero en nuestra luna de miel. Fue entonces cuando supimos que algo tenía que cambiar en la forma en que manejábamos el dinero.

Una vez que ambos acordamos pagar nuestra deuda, hicimos una lista de todas, desde el saldo más pequeño al más grande, y comenzamos a pagarlas de a una por vez. También empezamos a reunirnos una vez al mes para crear un presupuesto de base cero, lo que nos ayudó a mantener nuestros gastos esenciales bajos.

El resultado fue que eliminamos completamente esa deuda de $61,000 de nuestras vidas en sólo 16 meses.

Back to top

 

Kelly Smith – @freedominabudget

Hace siete años, mi patrimonio neto era negativo, haciendo que mi autoestima fuera también negativa. Mis préstamos estudiantiles estaban en mora, me embargaron el automóvil, me cortaron la luz varias veces, y tenía miedo de contestar una llamada o el timbre de la puerta. Lo peor fue que tenía dinero en mi cuenta en el momento de la confiscación de mi auto, pero era tan desorganizada con mi dinero y mis cuentas que nunca me di cuenta de lo atrasada que estaba. (Probablemente porque tenía miedo de contestar el teléfono o abrir el correo debido a mis préstamos estudiantiles impagos). Ya era suficiente: dibujé una línea en la arena y decidí que necesitaba hacer un cambio. Vi todos los videos de finanzas personales que pude encontrar en YouTube, aprendí a hacer un presupuesto y finalmente comencé mi propio canal de YouTube, Freedom In A Budget [ENG], para la rendición de cuentas.

Tres años más tarde, pagué $23,000 de préstamos estudiantiles y quedé libre de deudas. No me detuve ahí; después, ahorré dinero para mi boda, ahorré dinero para el auto de mis sueños, ahorré dinero para unas vacaciones en un crucero por Alaska, ¡y compré mi primera casa! Ahora estoy de nuevo en deuda con una hipoteca de $325,000, pero la estamos pagando rápidamente, así como ahorrando para nuestra primera inversión en una propiedad de alquiler. Cuando pienso en dónde/quién fui hace siete años, ni siquiera reconozco a la persona que fui una vez. Me enorgullece decir que en el transcurso de siete años pasé de un patrimonio neto negativo de $23,000 a un patrimonio neto positivo de $250,000 dólares o más. Hacer mi primer presupuesto cambió toda mi vida.

Back to top

 

Leah Marie Collins – @theleahmariecollins

En 2017, era una joven soltera y empresaria que vivía en el Distrito de Columbia, trabajando 15 horas diarias en promedio, para una de las más prestigiosas firmas de contabilidad y consultoría del mundo. Pasé la mayor parte de mi carrera ayudando a organizaciones globales a manejar sus resultados ¡mientras mis propias finanzas personales estaban en desorden! Sabía que las cosas tenían que cambiar, así que me desafié a mí misma a convertirme en mi primer cliente y me propuse la meta de pagar $40,000 de deuda ($13,000 en préstamos estudiantiles, $25,000 en préstamos para automóviles, $2,000 en tarjetas de crédito) en 18 meses.

Pude eliminar esta deuda gracias a:

  1. Crear un presupuesto y adecuar mis gastos a ese presupuesto.
  2. Reducir mis gastos. Gasté una cantidad significativa de dinero en viajes y en comer afuera. Por lo tanto, me prohibí a mí misma ir de vacaciones (a menos que fuera la boda de un amigo cercano) hasta que pagara mi deuda. Incluso llegué a almorzar en la cafetería después de las 2:30 p.m. porque entonces es cuando me descontarían la comida del día. Con el tiempo, me acostumbré a gastar menos y cuando tuve la tentación de comprar algo que no necesitaba, me pregunté si ese artículo valía la pena para no lograr mis objetivos.
  3. Desarrollar múltiples fuentes de ingresos. Para mí y para la mayoría de la gente, nuestros mayores gastos son los gastos de subsistencia (alquiler, hipoteca, servicios públicos). Decidí alquilar el segundo dormitorio de mi condominio para reducir estos gastos. Mucha gente se resiste a conseguir un compañero de cuarto, pero si hace una buena selección de candidatos, este simple movimiento será un cambio de juego en cuanto a alcanzar sus metas financieras. En ese momento, estaba pagando $1,980 en mi hipoteca y las cuotas de la asociación de condominios, y le cobré a mi compañero de cuarto $1,100. ¡Esto cubría más de la mitad de mis gastos de vida!
Back to top

 

Melissa and Murphy – @fitnfunds

Hace seis años, teníamos $229,000 de deuda de préstamos de consumidores/estudiantes. Durante cinco años (enero de 2014 a marzo de 2019), trabajamos muchas horas extras en nuestros trabajos principales, tuvimos una actividad secundaria (Uber/Lyft), y vendimos cosas en línea para pagar todas nuestras deudas. El proceso y los sacrificios no fueron fáciles, pero hicimos nuestro último pago de la deuda (el préstamo estudiantil original de seis cifras de Melissa) en marzo de 2019.

Hoy estamos 100% libres de deudas, construyendo riqueza, disfrutando nuestra vida sin pagos, y la mejor parte es que comenzamos un negocio para ayudar a otros a ser financieramente libres.

Back to top

 

Taylor Hayes – @imperfectfinance

Me gradué de la universidad luego de cuatro años en 2015 con $60,000 de deuda de préstamos estudiantiles. Durante los primeros años después de la graduación, hice los pagos mínimos de mis préstamos estudiantiles, gasté la mayoría de mis cheques de pago, y tenía muy pocos ahorros. No fue hasta que me topé con algunos blogs de finanzas personales (Mr. Money Mustache and I Will Teach You To Be Rich de Ramit Sethi) que me di cuenta de que mi deuda era un problema y que, si alguna vez quería salir de ella, necesitaba cambiar la forma en que manejaba mi dinero.

Entonces comencé a adentrarme más en material financiero personal, incluyendo libros, blogs y podcasts, y con el tiempo, gané suficiente confianza para creer realmente que podría pagar mi deuda en unos pocos años. A principios de 2019, conseguí un trabajo a tiempo parcial sirviendo helados (además de mi trabajo a tiempo completo como analista de datos) y finalmente empecé a hacer todo lo que pude para aumentar mis ingresos: hacer de niñera, escribir por cuenta propia y vender todo lo que ya no necesitaba o utilizaba en eBay y Poshmark.

Hacia el final de mi viaje libre de deudas, creé una Guía de Préstamos Estudiantiles que vendí en Etsy que abarcaba todo lo que hubiera deseado saber al comenzar mi viaje libre de deudas. ¡Las ganancias de esto me ayudaron a pagar mis últimos $1,000 de deuda! También recorté mis gastos lo más posible haciendo cosas como conseguir un compañero de habitación, negociar mis facturas (¡hay un guión para esto en el libro de Ramit Sethi!), cambiarme a un gimnasio menos costoso, y no comprar ninguna prenda de ropa nueva para el último año de mi viaje libre de deudas.

¡Terminé de pagar mi deuda el 15 de mayo de 2020! Casi exactamente 5 años después de graduarme en la universidad.

Back to top

 

Vee Weir – @veefrugalfox

Comencé mi viaje libre de deudas en 2016 después de graduarme de la universidad. Me di cuenta de que no podía pagar mi préstamo estudiantil y comprar mi medicación para la vida. Ese fue mi momento de quiebre. Decidí que tenía que hacer un cambio drástico. A partir de ahí, pagué más de $60,000 trabajando tan duro como pude, haciendo un presupuesto, aprendiendo y viviendo con menos de lo que ganaba.

A lo largo de mi viaje libre de deudas, he experimentado el divorcio y la pérdida del trabajo, pero en última instancia, este estilo de vida libre de deudas y la comunidad han cambiado mi trayectoria de vida en más formas que esas dos cosas. Ahora trabajo como propietaria de un negocio a tiempo completo ayudando a los que están en el espacio de las finanzas personales con sus marcas y negocios. La mayoría de estos creadores de contenido fueron mis amigos a través del hashtag Instagram #debt free-community ¡antes de que fueran mis clientes!

Mi viaje libre de deudas me inspiró a hacerme cargo de mi vida y convertirme en una empresaria, así como a ayudar a otros a encontrar ese fuego dentro de ellos mismos. ¡Si yo puedo hacerlo, usted también puede hacerlo!

Back to top

 

Brittany and Kelan Kline – @thesavvycouple

Brittany y yo dejamos la universidad con más de $40,000 dólares en deudas de préstamos estudiantiles. Nos dimos cuenta desde el principio que pagar el mínimo no iba a funcionar. Queríamos pagarla mucho más rápido. Así que, en lugar de hacer el pago mínimo de $450, empezamos a pagar $600 al mes en piloto automático.

Estos pagos de préstamos estudiantiles siempre parecían perjudicar la creación de nuestro presupuesto mensual, ya que ocupaba una buena parte de nuestros gastos mensuales. Unos años después de pagar nuestros préstamos estudiantiles, los redujimos a $25,000 restantes. En ese momento, nuestro blog de finanzas personales The Savvy Couple [ENG] realmente comenzó a despegar. Ganábamos entre $5,000 y $10,000 por mes con nuestro blog y esa fue la clave para pagar el resto de nuestra deuda más rápido. ¡Empezamos a concentrarnos en nuestra deuda y a pagar $5,000 al mes hasta que desapareció en menos de cinco meses!

Hacer ese último pago fue uno de los sentimientos más liberadores que hemos tenido. Sabíamos que el hecho de estar libre de deudas era la clave para encontrar realmente más libertad en la vida. Estar libre de deudas nos permitió a ambos dejar nuestros trabajos y trabajar desde casa a tiempo completo en nuestro blog. También nos permitió aumentar rápidamente nuestras inversiones y hacer crecer nuestro patrimonio neto a más de $200,000 antes de cumplir 30 años. Nuestro objetivo es jubilarnos lo antes posible, alrededor de los 40 años. Pagar nuestros préstamos estudiantiles ha sido un factor enorme para ayudar a que eso se haga realidad.

Back to top

 

DeShena Woodward – @deshenawoodward

En 2017, comencé mi viaje de pago de deudas. Para cuando estaba lista para hacer un cambio, me encontré con una deuda de $52,000 de tarjetas de crédito, préstamos personales y un préstamo de automóvil. Así que lo primero que hice fue dejar de usar el crédito. Luego, comencé a recortar mis gastos en entretenimiento, compras, servicios públicos, comestibles y actividades infantiles. También aumenté mis ingresos en un 40 por ciento con un nuevo trabajo. Primero pagué mi deuda más pequeña para ganar impulso. Luego, comencé a atacar las cuentas con las tasas de interés más altas. También hice un par de transferencias de saldos con interés cero.

Sin embargo, lo más importante que hice fue cambiar mi forma de pensar sobre los gastos. Así que una vez que mis ingresos aumentaron, mantuve mis gastos bajos. Antes de que darme cuenta, pude pagar esos $52,000 en poco más de dos años y medio. Ahora estoy 100% libre de deudas desde hace casi un año, ¡y mis finanzas están más fuertes que nunca!

Back to top

 

Nika – @debtfreegonnabe

Comencé mi viaje sin deudas en septiembre de 2018 con una deuda de $180,000. Esta deuda consistía en nueve préstamos estudiantiles, un préstamo de automóvil y nueve tarjetas de crédito. Para junio de 2019, había pagado $16,000 en deudas de tarjetas de crédito; luego me golpearon $21,000 en deudas de impuestos pendientes, lo que elevó mi deuda total a $211,000. Desde entonces, he pagado $40,000 adicionales, incluidas tres de las cuatro deudas tributarias pendientes, y ahora sólo tengo mis tres últimas tarjetas de crédito antes de pasar a abordar mis préstamos estudiantiles.

Con el fin de liberar dinero para destinarlo a los pagos de deudas, me ajusté a un presupuesto y recorté los gastos innecesarios (como viajes frecuentes a mi cafetería favorita y decir “sí” a cada invitación para un Happy Hour). Sigo haciendo cosas divertidas, pero me aseguro de incluirlas en mi presupuesto y ahorrar para ello si es necesario. También busqué formas de recortar los gastos recurrentes llamando para negociar una factura mensual más baja para mi teléfono celular y los servicios de Internet. Para ganar dinero extra para pagar mi deuda, me dediqué a trabajar como compradora en Instacart, y luego como recepcionista en un estudio de ciclismo de interiores. Incluso vendí artículos que ya no necesitaba en plataformas como Facebook Marketplace y Mercari y participé en encuestas en línea.

Back to top

 

Shatoria – @coincountinmama

Me introdujeron en los préstamos estudiantiles a la tierna edad de 18 años. Cuando firmé en la línea de puntos, no era consciente de lo que me esperaba. No sabía qué términos y condiciones eran, ¡ni sabía qué significaba el término tasa de interés! ¡Todo lo que sabía era que quería ir a la universidad, obtener un título y encontrar un gran trabajo! ¡Cuatro años más tarde, me gradué con una licenciatura y $125,000 de deuda de préstamos estudiantiles (YIKES)! Tres meses después de trabajar en este gran trabajo, fui despedida debido a la crisis financiera. Estaba desempleada y no podía encontrar otro trabajo, así que decidí volver a la escuela y obtener una maestría.

Dos años más tarde, obtuve un MBA y una deuda adicional de $40,000 y $5,000 en deudas de tarjetas de crédito. Inicialmente acepté el hecho de que me tomaría 30 años para pagarlo. Quiero decir, eso es lo que está establecido en los términos, ¿verdad? Hace dos años, me convertí en madre y decidí que estaba harta de estar endeudada. Decidí que no estaba bien ver que el 85% de mis pagos se destinaran a los intereses del préstamo en lugar del capital del préstamo. Ya estaba harta.

Decidí empezar a pagar mi deuda pendiente. Primero, abordé mis tarjetas de crédito y las he pagado completamente. Ahora que tengo cuentas médicas, estoy trabajando en pagarlas, y luego conquistaré agresivamente mi deuda de préstamo estudiantil. Hasta la fecha, he pagado $5,000 dólares de deuda. Es un comienzo; sin embargo, estoy lista para asumir más. He recortado los gastos excesivos, eliminado las suscripciones no utilizadas o innecesarias, y preparo las comidas en casa. Recientemente, he tomado algunas medidas para ayudarme a alcanzar rápidamente este objetivo. Mi objetivo es tener toda mi deuda pagada para el 2025.

Back to top

 

Alfred Wilson – @frugal_freddy

Nuestro viaje libre de deudas comenzó en octubre de 2017 cuando mi esposa Felice y yo nos casamos. En ese momento, yo estaba carreando unos $145,000 dólares de deuda (en su mayoría deudas de préstamos estudiantiles) a nuestro nuevo matrimonio y, afortunadamente, mi esposa pagó su deuda antes de que nos casáramos.

A lo largo de nuestro viaje, hemos pospuesto nuestra luna de miel, reducido nuestro estilo de vida, ajustado nuestro presupuesto, vendido los trastos de nuestra casa, e incluso trabajado en unos cuantos empleos a tiempo parcial para generar dinero extra con el fin de pagar la deuda más rápido. Más recientemente, decidimos “pausar” nuestro viaje para poder enfocar nuestro tiempo, energía y dinero hacia la compra de nuestra primera casa. Para ser honesto, no fue la decisión más fácil de tomar, pero creemos que fue la decisión correcta ya que somos padres bastante nuevos y planeamos expandir nuestra familia en un futuro cercano.

Hoy en día, tenemos una deuda de $60,000. Seguimos reduciendo la deuda con la estrategia de “Mini Bola de Nieve”, así como agregando varias fuentes de ingresos para poder pagar el resto de nuestra deuda. Este viaje ha mejorado nuestra perspectiva en lo que se refiere al manejo del dinero, el ahorro, el presupuesto y la creación de riqueza. Estamos agradecidos por el viaje y por tener la oportunidad de ayudar a nuestra familia y amigos a eliminar sus deudas y ayudarles a mejorar su manejo del dinero.

Back to top

About the Author

Debt.com

Debt.com

Los escritores de Debt.com son periodistas, expertos en finanzas personales y consejeros de crédito certificados. Sus consejos sobre dinero (cómo hacerlo, cómo ahorrarlo y cómo gastarlo) es basado en la experiencia financiera de todo el equipo. Ellos han aparecido en medios de comunicación que van desde The New York Times hasta USA Today, desde Forbes hasta FOX News, y desde MSN hasta CBS.

Publicado por Debt.com, LLC