Los Millenials piensan que necesitan pagar un 20 por ciento de anticipo, mientras que los expertos en vivienda no están de acuerdo.

Debt.com se esfuerza por brindarles a nuestros usuarios información útil sin dejar de ser imparcial y veraz. Hacemos que nuestros patrocinadores y socios cumplan con los más altos estándares de la industria. Una vez investigados, los patrocinadores pueden compensarnos por los clics y las transacciones que se producen desde un enlace dentro de esta página.

Los Millennials, la generación que nació aproximadamente entre 1980 y mediados de los 90, han llegado a su edad pico de compra de vivienda. Un informe de 2017 (en inglés) sobre las tendencias generacionales de la compra de vivienda, emitido por la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés), encontró que los menores de 36 años representan actualmente la mayor parte de los compradores de vivienda (34 por ciento). De ese grupo, el 66 por ciento son compradores de vivienda por primera vez.

A pesar de ser el grupo de compra de vivienda más grande por tamaño, la generación del milenio (conocidos como “Los Millennials”) está realmente detrás de las generaciones anteriores en lo que respecta a la propiedad de vivienda. Según un reporte emanado del Pew Research Center report de diciembre de 2016, los hogares encabezados por un adulto menor de 35 años tienen un 35.2 por ciento, frente al 41.2 por ciento en 1982, aunque esto no es sorprendente, considerando que los millennials generalmente se casan y tienen hijos más tarde que las generaciones que los precedieron (en inglés).

Para muchos jóvenes de la generación del milenio, el concepto de un pago hipotecario mensual no es necesariamente un impedimento para comprar una vivienda; después de todo, con la creciente popularidad de la vida urbana, innumerables millennials se pueden permitir pagar costosas rentas mensuales en las principales ciudades. El problema, a menudo proviene de la incapacidad de reunir suficientes ahorros para un pago inicial. Que es uno de los costos más difíciles para ingresar al mercado de la vivienda.

Así es como numerosas condiciones económicas, conspiran para que sea un entorno difícil para muchos individuos de la generación del milenio reunir los dólares para cumplir con el pago inicial o down payment.

Una tormenta perfecta: los millennials luchan por ahorrar para los pagos iniciales

Zachary Conway es socio en Conway Wealth Group, un negocio de planificación financiera en New Jersey, y también es un milenio de 29 años que acaba de comprar su primera casa. Conway dice que él y sus compañeros pertenecen a una generación en la que, reunir un pago inicial es un desafío importante debido a una serie de obstáculos.

“Salimos de la escuela a la Gran Recesión, con una importante deuda de préstamos estudiantiles y hemos luchamos por encontrar un trabajo”, dice Conway. Y agrega: “Cuando encontrábamos un trabajo que tenía un salario decente, era en una ciudad con un alto costo de vida. Entonces, el enfoque ha sido administrar el flujo de efectivo para mantenerse a flote y permanecer en su departamento. Pero no nos ha dado la capacidad de poner activos a un lado para objetivos de ahorro a corto plazo.” Así que, mientras muchos millennials pueden permitirse vivir en áreas urbanas caras, no les queda mucho para ahorrar.

Conway agrega, que hay un énfasis en nuestra cultura hacia los ahorros a largo plazo, como la jubilación. Y, en la mayoría de los lugares de trabajo, fomentan poner una porción del ingreso en cuentas de retiro 401ks u otras cuentas de jubilación con impuestos diferidos. Conway dice que, en general, esto es algo bueno. Pero significa que algunos de la generación del milenio asignan ahorros a las cuentas de jubilación, en lugar de ahorrar a corto plazo para necesidades como comprar un automóvil o una primera vivienda.

Además, dice Conway, ha habido un estancamiento salarial en Estados Unidos, mientras que los precios de la vivienda han aumentado sustancialmente en muchos estados.

 

A medida que suben los precios de la vivienda, los salarios se mantienen estables

Keith Gumbinger, vicepresidente del sitio web de noticias sobre hipotecas HSH.com, dice que, esta combinación de precios de viviendas en alza y crecimiento salarial lento es una de las mayores luchas para los potenciales compradores de viviendas, especialmente para los más jóvenes. “Es difícil ahorrar dinero, y quizás aún más en los mercados con una rápida apreciación de los precios, ya que siempre estamos persiguiendo un objetivo en movimiento, y además, parece que tratamos de hacerlo con un ingreso que nunca aumenta en la misma medida”, dice Gumbinger.

A modo de ejemplo, explica Gumbinger, supongamos que usted está intentando ahorrar para un anticipo del 5 por ciento para una vivienda de precio medio. Usando los hallazgos de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR) del 3er. trimestre del 2017, concluyen que eso significaría una vivienda de $ 254,000 o un pago inicial de $ 12,700. Y eso, no incluye los costos de cierre.

“Usted no escatima esfuerzos en ahorrar diligentemente. Pasa un año, y alcanza su objetivo … solo para descubrir que los precios de las casas han aumentado otro 6 por ciento y ahora están en $ 269,240, y su objetivo del 5 por ciento nuevamente está fuera del alcance”, dice Gumbinger. “Además, con los inventarios de viviendas sin vender muy ajustados, es posible que se pierda, o que se pierdan, propiedades deseables, a medida que continúa sentado al margen, tratando de ponerse al día otra vez. Esto puede ser muy desalentador.”

Otra posible razón por la que los millennials no pueden obtener un pago inicial: están tratando de ahorrar más de lo que realmente necesitan para comprar una casa. “Es un concepto erróneo común, creer que un comprador potencial, necesite reunir un pago inicial del 20 por ciento”, dice Gumbinger.

Soluciones para superar la barrera del pago inicial

En estos días, rara vez se requiere un 20 por ciento completo. “En su mayor parte, y aunque es deseable de muchas maneras, los millennials no necesitan un pago inicial considerable ¨per se¨, pero ciertamente necesitarán al menos algunos fondos bancarios para el desembolso inicial, más una porción de efectivo para los honorarios del préstamo y demás gastos”, Dice Gumbinger.

La buena noticia, es que hay muchas opciones para préstamos que requieren menos del 20 por ciento. “Las opciones hipotecarias con considerables ¨down payments¨ menos considerables, están ampliamente disponibles”, dice Gumbinger.

Sin embargo, la disyuntiva con los programas de pago bajos, es que debe pagar un seguro hipotecario privado que puede ser bastante costoso.

Además de los programas gubernamentales y los prestamistas privados, existen programas únicos como Unison HomeBuyer, que le proporciona fondos para su pago inicial como inversión, y que pueden ayudarlo a obtener la cantidad que necesita para obtener una hipoteca. Esta es una opción ideal para algunos millennials que viven en ciudades caras. El pago mensual de la hipoteca sería comparable a su alquiler allí. Pero debido al alto costo de la vida, no pueden juntar suficientes ahorros para el pago inicial.

Entre las deudas estudiantiles, el estancamiento salarial, el alquiler costoso y el alza en los precios de las viviendas en todo el país, no sorprende que los millennials luchen para obtener dinero para el pago inicial. Sin mencionar que están comprando casas, más tarde en la vida, que sus padres. Pero hay programas como el de Unison‘s que están disponibles, y que le permiten comprar una casa con menos del 20 por ciento de pago inicial, situando a la posibilidad de ser propietario de una vivienda, más fácilmente dentro de su alcance.

millennials

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Octubre 3, 2018. Publicado por Debt.com, LLC .