Estos blogueros financieros comparten sus secretos que ellos mismos usan

Nada parece más parecido a ser un poco avaro, que escuchar esto durante la temporada de compras navideñas: “¡No gastes tanto dinero en difundir la alegría y el ánimo! ¡Apéguese al presupuesto! ¡Bah, es una burla!

Aun así, todos sabemos el arrepentimiento y el horror que se producen en enero, cuando llega la factura de la tarjeta de crédito por las compras de diciembre. Aquí está la cosa: no es necesario ser una persona hostil y cerrada para ahorrar dinero en esta temporada de las fiestas. Si necesita convencerse, Debt.com encuestó a otros expertos financieros para pedirles su consejo. Aquí está su regalo para las fiestas para usted…

Hank Coleman en Money Q&A[ENG]

Los compradores de la época de las fiestas, pueden mantenerse dentro del presupuesto en esta temporada tan especial, si sacan una obra del libro de Santa. Necesita tener una lista de todas las personas a las que le va a comprar regalos para esta temporada de las fiestas, ¡y luego apéguese a ella!

Con demasiada frecuencia, simplemente impulsamos la compra de regalos a nuestra familia extendida y a los amigos durante las fiestas. Tal vez este año, pueda mantener una lista pequeña y solo enviar tarjetas de Navidad a personas como tías o primos que normalmente habrían recibido un regalo suyo.

Erin Lowry en Broke Millennial[ENG]

Tengo una tarjeta de crédito que solo gana pasivamente una devolución de efectivo con tarifa plana durante todo el año. Luego utilizo las recompensas en efectivo como parte de mi presupuesto de compras para las fiestas. Básicamente, es una pequeña cuenta de ahorros para compras navideñas. La otra cosa que hago, es comenzar temprano, alrededor de septiembre. De esa manera, puedo comprar algunos regalos cada mes hasta Navidad, y al final no se torna un gran destructor de presupuestos. En su lugar, ha sido un flujo de efectivo muy regulado dentro de mis gastos regulares.

Todd Weitzman en Money Hax[ENG]

En una temporada de vacaciones, gasté tanto en regalos y productos electrónicos, que había aumentado varias tarjetas de crédito cerca de $ 7,000. Una compañía de préstamos personales se me acercó para consolidar la deuda de la tarjeta de crédito y me ofrecieron una tasa de interés muy justa.

Tomé el préstamo y sentí un alivio al pagar esos saldos mientras sabía que tenía que pagar el préstamo. La diferencia es que, con una tarjeta de crédito, la tentación de mantener un saldo similar estaba allí, pero con el préstamo eso fue erradicado.

Ted Jenkin en Your Smart Money Moves[ENG]

El “re-regalo” está subestimado. Si tiene tarjetas de regalo que no ha usado en más de seis meses, es probable que no las use. Piense en regalarlas a alguien que usted desee.

Sacar dinero en efectivo. Es posible que deje algunos puntos de millaje, pero eso palidecerá, en comparación con el extra que gastará en la tarjeta. Los sitios en línea están diseñados para ser como Las Vegas con el lema: “¡Lo separaremos de su billetera!”

Claudia Pennington en Two Cup House[ENG]

Antes de que decidiéramos eliminar todas nuestras deudas, éramos gastadores, ¡incluidos los días festivos! Después de que acumulamos los saldos de nuestras tarjetas de crédito por lo que parecía ser la billonésima vez, creamos un presupuesto. Para evitar que nos endeudemos aún más durante la temporada de las fiestas, discutimos con nuestras familias un enfoque nuevo y amigable con el presupuesto para la entrega de regalos. En lugar de comprar regalos para todos, compramos regalos solo para los niños. Todo el mundo que conocemos ya tiene demasiadas cosas, por lo que no fue un gran problema recortarlo.

Gary Weiner en Super Saving Tips[ENG]

Solía improvisar en mis compras para las fiestas, y parte del problema era que trabajaba principalmente en el comercio minorista, en el que todas las ofertas, descuentos y ventas especiales pasaban por mi aprobación y examen. La única forma de contrarrestar las tentaciones del mundo minorista, ya sea que trabajara en él o no, es planificar sus compras de temporada de las fiestas, primero con un presupuesto, y luego con un sentido de racionalidad y propósito.

Intento hacer que mis gastos en las fiestas y en regalos, se centren en el pensamiento y el toque personal, más que el destello y el brillo de algo llamativo, brillante, nuevo y costoso. Con un poco de disciplina, creo que todos pueden recortar el aspecto extravagante de los regalos. Creo que las personas aprecian los regalos que son prácticos, caseros y útiles, en lugar de solo gastar e intentar impresionar en base a su valor en dólares.

Eric Przybylski en Retire 29[ENG]

Olvídese de derrochar en regalos o viajar. Las fiestas son, en la única oportunidad en que no estoy convencido de que cocinar en casa sea económico, especialmente para familias pequeñas. Después de considerar todos los costos (medidos en dólares y en estrés), me estoy convirtiendo en un defensor cada vez mayor para comprar una excelente comida para llevar. Financieramente, es comparable. (El Cheapism estima que el costo de cocinar es de $ 12 por persona, con opciones de comida para llevar en el mismo rango). Sin embargo, los días festivos son sumamente breves y tienen esas horas junto a la familia: adornar el árbol, ver cómo pierden los Leones o reírse Tía Mary: ciertamente vale la pena cualquier escasa diferencia de precio.

análisis de deuda 855-654-9191

Conoce al autor

Michelle Bryan

Michelle Bryan

Public Relations and Communications Manager

Ms. Bryan is the Public Relations and Communications Manager for Debt.com.

ahorro, Fiestas de Fin de Año

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Diciembre 21, 2018. Publicado por Debt.com, LLC .