Qué significa la bancarrota del Capítulo 11

La bancarrota del Capítulo 11 está dirigida principalmente a las empresas, incluidas las pequeñas empresas, las empresas individuales y las asociaciones. Sin embargo, también puede ser utilizado por individuos cuyos activos sean demasiado grandes para calificar para el Capítulo 7 o Capítulo 13.

La bancarrota del Capítulo 11 reorganiza los activos, y a menudo implementa un plan de amortización de deuda similar al plan de pago que usted ve con el Capítulo 13. La principal diferencia es que con el Capítulo 11, usted generalmente mantiene el control sobre los activos durante la presentación, en lugar que ese control pase a un administrador de bancarrota. Incluso después de la presentación, usted continúa operando el negocio como “deudor en posesión (DIP)” bajo la supervisión de la Corte.

Cómo funciona la bancarrota del Capítulo 11

  1. El Capítulo 11 puede ser voluntario o involuntario:
    1. Una presentación voluntaria significa que usted se presenta por sí mismo
    2. Una presentación involuntaria significa que un acreedor o grupo de acreedores solicita(n) al tribunal declararle insolvente y forzarle a una presentación
  2. Al igual que con cualquier declaración de bancarrota, con un Capítulo 11 voluntario el deudor normalmente debe pasar por la asesoría de crédito pre-bancarrota, 180 días antes de la presentación de la bancarrota.
    1. Si desarrolla un plan de reembolso durante el proceso de consejería de crédito, debe ser presentado formalmente al tribunal para su aprobación.
  3. El tribunal cobra dos tasas que deben pagarse en su totalidad antes que se pueda presentar la solicitud:
    1. Una tasa de presentación del caso, de $ 1,176, que se puede dividir en un máximo de 4 cuotas. La última cuota debe ser pagada dentro de los 120 días de la fecha de presentación.
    2. Una cuota administrativa de $ 550 que puede cumplirse en cuotas similares.
    3. Si las tasas no se pagan a tiempo, el caso es desestimado.
  4. En la mayoría de los casos, no se designa un fideicomisario durante el Capítulo 11. Esto se debe a que el deudor continúa operando como con “deuda en posesión”(DIP, por sus siglas en inglés).
    1. Si hay evidencia de fraude, deshonestidad o mala administración, entonces se puede nombrar un administrador. Esta situación es infrecuente.
  5. El DIP (o fiduciario), entonces típicamente presenta una declaración de divulgación por escrito y un plan de reorganización. Esto describe cómo se manejará cada reclamación de los acreedores para avanzar en el proceso.
    1. El declarante tiene 120 días después de la fecha de presentación para presentar un plan de reorganización.
    2. El declarante tiene 180 días para persuadir a los acreedores para que acepten el plan.
    3. Los acreedores que no reciben el monto total que se les debe, de acuerdo a las deudas existentes, pueden votar si aceptan el plan o no.
  6. La declaración de divulgación es entonces aprobada por el tribunal y las votaciones se computan. Entonces el tribunal tiene una audiencia de confirmación para determinar si el plan es aceptado o no.
  7. Si es así, las deudas existentes son dadas de alta y el declarante es responsable de pagar a los acreedores como se indica en el plan de reorganización.
  8. El Capítulo 11 puede tomar de unos meses a 6 años o más para ser completado, dependiendo de la complejidad de la presentación

¿Quién puede solicitar la bancarrota del Capítulo 11?

Capítulo 11 Corporación

Si un negocio (uno no definido como una pequeña empresa como se describe a continuación) elige presentar el Capítulo 11, los activos personales de los accionistas no están en riesgo de liquidación. En otras palabras, sólo los activos de la empresa se consideran durante el proceso de reorganización.

Capítulo 11: Pequeña empresa

A las pequeñas empresas se les permite ciertas excepciones puntuales al presentar el Capítulo 11. Una pequeña empresa se define como cualquier persona o entidad dedicada a actividades empresariales o comerciales con reclamos de los acreedores por debajo de los $ 2,490.925.

Estas son algunas de las diferencias que se puede esperar con un capítulo 11 en los casos de pequeñas empresas:

  • El tribunal puede ordenar que no se cree un comité de acreedores. Este comité generalmente representa a los acreedores durante el proceso de reorganización.
  • El tribunal puede renunciar a la necesidad de presentar una declaración de divulgación, lo que puede acelerar significativamente el proceso de presentación.
  • El tiempo “exclusivo” para presentar un plan de reorganización se extiende de 120 a 180 días.
  • Los casos de pequeñas empresas también están sujetos a declaraciones de presentación adicionales.

Capítulo 11 Asociación

Si usted tiene una sociedad de negocios, entonces esos activos normalmente existen en forma separada de los activos personales de los socios. Sin embargo, los activos personales pueden estar sujetos a liquidación, a menos que los socios soliciten protección por bancarrota.

Capítulo 11 Propiedad individual

En este caso, los activos de la empresa no se consideran separados de los activos del propietario, por lo que sus activos pueden estar en riesgo de liquidación con el fin de resolver las reclamaciones de los acreedores.

Capítulo 11 Presentación individual o conjunta

En casos excepcionales, los individuos o cónyuges pueden solicitar la bancarrota del Capítulo 11 si los totales de activos personales son demasiado altos para presentar el Capítulo 7 o el Capítulo 11. Si una pareja se presenta por el Capítulo 11 en forma conjunta, sólo hay una solicitud y gastos administrativos cobrados para los cónyuges.