Siempre que sale con alguien, le gustaría hacer alarde de sus cualidades más notables. Sin embargo, cuando tiene una gran cantidad de deudas, puede dudar en contárselo a esa persona. Al fin y al cabo, la mayoría de la gente cree que las deudas son un obstáculo para el amor.

Aunque puede resultar atractivo esperar a tener una relación seria antes de contarle a su pareja sobre sus deudas, esto puede llevar al desastre si su pareja cree que la ha engañado al no contarlo antes.

¿Cuándo es el momento adecuado para revelar que tiene deudas cuando sale con alguien?

Si quiere mi opinión, es una buena idea notificar a alguien sobre sus deudas impagas tan pronto como empiece a tener un futuro con él/ella o tenga una discusión sobre el inicio de una relación seria. Por supuesto, este asunto no es algo que deba discutirse en la primera cita. Tómese su tiempo y hable de ello mientras hace oficial su relación o empieza a hacer planes a largo plazo.

Créame, esperar más tiempo podría hacer que el asunto de las deudas sea mucho peor de lo que ya es. Su pareja puede creer que ha roto su confianza, sobre todo porque la verdad acabará saliendo a la luz más adelante. También es conveniente conocer la reacción de su pareja lo antes posible. Si su pareja está informada, es sensata y es capaz de afrontar los retos de la vida, le ayudará a mejorar su situación financiera. Si le habla con sinceridad de su situación económica, no se alejará de usted.

Es mejor averiguar si su pareja no está dispuesta a quedarse con usted debido a su carga de deudas antes de que sea demasiado tarde. No debe estropear sus sentimientos ni gastar su valioso tiempo en una relación completamente materialista. Puedo relacionar el asunto con las palabras de Harvey Earl Wilson, un periodista, columnista de cotilleos y autor estadounidense: “Este sería un mundo mucho mejor si más parejas casadas estuvieran tan profundamente enamoradas como endeudadas”.

Cómo hacerlo

En primer lugar, la honestidad es la clave: Cuando esté preparado para hablar de sus deudas, asegúrese de que está siendo totalmente honesto al respecto. Lo ideal es que las cuestiones relacionadas con las deudas se discutan como parte de una conversación más profunda que incluya también sus objetivos y sueños futuros.

Evite ponerse a la defensiva con respecto a su deuda o presentarla de forma negativa, como si le avergonzara: Prepárese para hablar del tipo de deuda que tiene, ya sean tarjetas de crédito o préstamos no asegurados. Prepare sus números, para que su pareja tenga una idea sólida de dónde está parado. Puede explicarle por qué debe tanto dinero y qué medidas está tomando para salir de la deuda.

Sin duda, su pareja lo entenderá si le explica su interés a la hora de asumir la responsabilidad de pagar las deudas y que tiene un plan sólido para poner en orden su vida financiera. Es posible que su pareja haya tenido una experiencia similar y pueda ayudarle a salir de las deudas sugiriéndole un método mejor.

Si descubre que está saliendo con alguien con deudas, ¿debería ser un motivo de ruptura?

Según una encuesta realizada por Finder.com [ING], casi tres cuartas partes de quienes viven en Estados Unidos (EE.UU.) y Puerto Rico (PR) (72%) declararon que pondrían fin a una relación amorosa si sus parejas estuvieran endeudadas.

Los tipos de deuda que se tienen también serían un factor de ruptura:

  • Deuda de tarjeta de crédito: 56%
  • Deuda de préstamos estudiantiles: 52%
  • Deuda de préstamos de día de pago: 49%
  • Hipotecas: 49%
  • Préstamos para automóviles: 49%
  • Préstamos personales: 45%
  • Gastos médicos: 45%

Con tantos datos en nuestras manos, podemos concluir claramente que cuando una pareja se entera de las deudas de otra, puede pensar en terminar su relación. Si el individuo con deudas muestra una actitud negativa hacia el pago de las mismas y no posee una visión realista de sus finanzas, la situación empeora.

¿Qué puede hacer?

Debe mantener la transparencia una vez que haya revelado su gran secreto. Las parejas que hablan bien sobre el dinero y las deudas pueden colaborar para resolver los problemas financieros y evitar fácilmente las dificultades económicas.

Si tiene demasiadas deudas, debería intentar solucionarlas en cuanto la relación se convierta en algo serio. No se limite a exponer su situación financiera sin añadir nada más. El problema de las deudas de uno de los miembros de la pareja se convierte en algo vital para el otro si la relación tiene la posibilidad de progresar hasta el matrimonio. Aparte de tomar las medidas necesarias para tener las finanzas en orden, lo más importante que puede hacer en la transición del noviazgo a la pareja es ser abierto el uno con el otro. Aunque les resulte incómodo, hablen de temas de dinero y deudas.

Comparta sus triunfos y fracasos

No puede resolver todos sus problemas financieros a la vez. Lo que sí puede hacer es demostrar que está haciendo los esfuerzos necesarios para reducir el riesgo de las citas. El amor no siempre consiste en flores y chocolate; a veces, se trata de la honestidad y el compromiso de crecer como persona, no sólo por su propio bien, sino también por el de su pareja.

Cómo evitar que las deudas creen disparidad en su relación

¿Es cierto que salir con alguien con crédito negativo tiene un impacto en su puntaje de crédito?

Esa pregunta tiene una respuesta sencilla: No, no lo tiene.

Su historial de crédito y su puntaje seguirán siendo suyos, mientras que el historial de crédito de su pareja será de su pareja. Sin embargo, las cosas pueden complicarse después del matrimonio. El historial crediticio de su cónyuge puede afectar a su dinero de diversas maneras.

Usted y su pareja pueden mantener dos historiales crediticios separados relacionados con sus números individuales del Seguro Social como pareja (antes del matrimonio). El matrimonio no cambia este escenario porque no existe un reporte de crédito de la pareja. Las agencias de crédito ni siquiera llevan la cuenta de si están casados. Si uno (o los dos) hace algún cambio en sus nombres, no afectará a su crédito y no tendrá que decírselo a las agencias de crédito.

Lo mismo ocurre con las deudas. Si una persona tiene una gran carga de deudas, no afectará a su pareja de ninguna manera. Sin embargo, si solicita:

  1. Líneas de crédito juntos.
  2. Abren cuentas conjuntas.
  3. Piden juntos cualquier otro préstamo.

El estado de casado puede afectarle en el futuro. Por eso, antes de que su relación se convierta en algo serio, deben evaluar sus reportes de crédito y revisar sus registros financieros conjuntamente, incluyendo salarios, fondos de retiro, inversiones y deudas. Al embarcarse en el viaje de su vida juntos, deben entender claramente cómo maneja el dinero cada uno de ustedes.

Las deudas o el crédito negativo no deberían, en teoría, causar ninguna discordia en la pareja. Sin embargo, los seres humanos somos demasiado emocionales para tratar estos asuntos financieros, y a menudo causamos problemas en nuestras relaciones.

Los desacuerdos por deudas o problemas de crédito, así como las parejas que discuten por dinero al menos un par de veces al año, suelen estar relacionados con una menor calidad de la relación.

Si su pareja tiene una gran cantidad de deudas o un mal historial crediticio, puede ayudarle a crear un mejor historial crediticio, mejorar el puntaje de crédito y guiarle para que salga de sus deudas. Puede estar seguro de que cualquier gravamen, deuda pendiente, bancarrota o algo parecido no debería aparecer en su reporte de crédito. Sin embargo, hasta que el crédito de su pareja mejore, debería mantener las cuentas separadas en lugar de cuentas conjuntas, tarjetas de crédito compartidas, préstamos estudiantiles fusionados, etc.

He aquí algunos pasos que pueden dar juntos para superar la situación

Para empezar, vaya a AnnualCreditReport.com y solicite una copia gratuita del reporte de crédito de su pareja

Revise su reporte de crédito cada varios meses para ver hasta dónde han llegado como pareja y ajuste su plan según convenga. De este modo, pueden repasarlo juntos y conocer su situación financiera. Hablen de la causa del problema, como un despido, un gasto excesivo o la falta de preparación para emergencias, entre otras cosas. Es esencial ser honesto y no juzgar.

Como su cónyuge ya se siente mal, es mejor tranquilizarlo y ayudarle a encontrar una solución. Evite a toda costa el rencor. Deben hablar de cómo salir de las deudas y manejar sus finanzas de forma que no se repita.

Asegúrese de tener un presupuesto realista al que ambos puedan ceñirse cuando estén planeando uno

Cambien sus hábitos por el momento. Por ejemplo, limiten las salidas a cenar y organicen comidas en casa, eviten hacer un viaje largo, eviten los centros comerciales y hagan una lista de compras, entre otras cosas.

Decida una estrategia para resolver los problemas. Elabore una lista de las cuentas de cobro y sus saldos y páguelas una a una si es necesario. Asegúrese de que se paguen a tiempo en el futuro. Reduzca la deuda de la tarjeta de crédito por debajo del 30% del límite de crédito tan pronto como sea posible para reducir la utilización del crédito. Además, su pareja puede querer trabajar con una de las mejores agencias de reparación de crédito para deshacerse de cualquier registro negativo particularmente problemático.

Dé el primer paso programando una cita de consejería de crédito con una agencia de confianza

Lleve a su pareja y hable de sus problemas de deuda. El asesor le dará consejos y soluciones para resolver el problema de la deuda. Si cree que usted y su pareja no podrán pagar sus obligaciones en su totalidad, la liquidación de deudas puede ser una opción. Esta opción permite a su pareja pagar una cantidad inferior a la que debe.

Sin embargo, él o ella tendría que pagar impuestos sobre la suma de la deuda condonada. Si su pareja debe dinero en una tarjeta de crédito, puede transferir el saldo a una tarjeta con un tipo de interés más bajo. Puede ser una herramienta vital para el pago de la deuda después de haber agotado todas las demás opciones para aumentar sus ahorros.

Si ayuda a superar el problema de la deuda, asegúrese de organizar juntos su dinero para que no tengan que volver a lidiar con él. Programe una o dos sesiones financieras mensuales en las que hablen exclusivamente de sus finanzas y realicen planes para mejorar la situación financiera.

Encuentre soluciones para hacer frente a sus deudas, para que no se interpongan entre usted y una relación feliz.

EmpezarCall To Action Link

Artículo modificado por última vez el Noviembre 10, 2022. Publicado por Debt.com, LLC