Pero aún no podemos dejar de lado, lamentablemente, nuestros malos hábitos financieros

Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor(es) y no reflejan necesariamente las opiniones y/o políticas de Debt.com.

Los efectos de la Gran Recesión finalmente han quedado atrás, pero no las heridas que dejó.

Después de años de estar posponiendo el matrimonio, la propiedad de vivienda y las dificultades para poder comenzar a formar una familia, los estadounidenses están volviendo a poner sus vidas en marcha. Pero nuestros buenos hábitos financieros no han vuelto, dijo una encuesta del American Institute of CPAs (en inglés).

“A medida que la economía continúa cobrando impulso y vamos dejando la recesión en el espejo retrovisor, es importante tener precaución y no olvidar las difíciles lecciones financieras que hemos aprendido”, dijo el presidente y Contador Público Certificado (CPA, por sus siglas en inglés) Greg Anton. “Tomar demasiadas deudas de tarjetas de crédito para comprar cosas que sus ahorros no pueden cubrir, o hacer grandes compras cuando no se es financieramente estable, son movimientos imprudentes en cualquier economía”, recalcó.

¿Cómo la economía afecta nuestros gastos?

Los estadounidenses tienden a recortar el gasto cuando la economía no se encuentra funcionando bien. Desafortunadamente, algunas de los costos más importantes se refieren a eventos importantes de la vida: Ir a la universidad, casarse, comprar una casa y formar una familia.

Pero ahora que la economía está más fuerte desde el 2009 (cuando terminó la recesión) y el desempleo es el más bajo en 18 años (texto en inglés), la cantidad de estadounidenses que no pueden pagar esos acontecimientos importantes, ha disminuido:

  • Ir a la universidad: 13%.
  • Matrimonio: 6%.
  • Comprar una casa: 14%.
  • Tener hijos: 7%.

Hace tres años, estas cifras eran casi el doble:

  • Ir a la universidad: 24%.
  • Matrimonio: 12%.
  • Comprar una casa: 22%.
  • Tener hijos: 13%.

Para tener una idea de cuánto nos cuestan estos importantes objetivos, aquí hay un desglose de lo que los estadounidenses gastan en cada uno de ellos:

“Al tomar una decisión importante sobre la vida, no se concentre solo en los costos inmediatos”, explicó Anton. “Considere las implicaciones financieras a largo plazo también. Es importante recordar que existe un flujo y reflujo natural en la economía, que puede tener un impacto negativo significativo en aquellos que se extralimitan con sus finanzas”, agregó.

Por lo que se puede observar, la mayoría de los estadounidenses se centran en los costos inmediatos, y no están ahorrando y planificando para el futuro. Ahora es el mejor momento para hacer eso.

Persisten los malos hábitos, con las mismas excusas

Los estadounidenses dicen que la razón principal por la que retrasan la concreción de estos hitos importantes de la vida, se debe a la falta de ahorros. El segundo, es la economía, que ya no es una excusa aceptable para muchos.

El 60% de los estadounidenses dice que no han podido ahorrar lo suficiente, lo que es consistente con los resultados que arrojó la encuesta del 2015 (en inglés). El 38% dijo que, la economía es la razón por la que no puede pagar sus principales objetivos de la vida, pero eso ha bajado del 50% en el 2015.

Aparte del número importante de estadounidenses que están preocupados por la cantidad que han ahorrado, estos hábitos muestran que una importante porción de estadounidenses no ha aprendido las lecciones duraderas vividas con la Gran Recesión:

  • Mantener un presupuesto mensual: 39%.
  • Ahorrar: 36%.
  • Cargar menos en tarjetas de crédito: 30%.
  • Tener un fondo de emergencia: 30%.
  • Ahorrar para la jubilación: 28%.

Hace tres años, todos estos números eran más altos.

  • Mantener un presupuesto mensual: 58%.
  • Ahorrar: 44%.
  • Cargar menos en tarjetas de crédito: 50%.
  • Tener un fondo de emergencia: 35%.
  • Ahorrar para la jubilación: 32%.

“Estados Unidos se encuentra en medio de un período económico fuerte, pero no hace mucho tiempo, no fueron pocos, los que fueron tomados totalmente por sorpresa por la recesión”, dijo Anton. “Con la economía estable por el momento, es el momento perfecto para verificar su plan financiero, y asegurarse de que cuando llegue a la encrucijada de una importante decisión de vida, su cuenta bancaria no lo retenga”, concluyó.

análisis de deuda 855-654-9191

Conoce al autor

Joe Pye

Joe Pye

Escritor

Pye is a freelance writer for Debt.com.

ahorro, Finanzas Personales, manejo del dinero

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez el Julio 5, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: Los estadounidenses siguen adelante con sus vidas luego de haber dejado atrás los efectos de la recesión - AMP.